.

.

Un partido...desde dentro (vol.1)

Por circunstancias de la vida, hace unos cuantos meses me surgió la oportunidad de colaborar con un nuevo periódico local, en la sección de deportes. Por circunstancias de la vida también, un equipo de primera división, el Atlético de Madrid, visitaba este pasado sábado al conjunto local, la Agrupación Deportiva Colmenar. Paso a contaros mi primera experiencia cercana al periodismo “de los medios”, como suele decirse.He pensado mejor hacerlo en dos partes, para que no se me escaparan muchos detalles.

Asi que ahí estaba yo, camino de recoger mi acreditación una hora y media antes del partido. Según me habían confirmado vía email, tendría que acudir a la misma puerta por la que entrarían los jugadores y los miembros de la organización, una puerta lateral…sin especificar por cual de las cuatro. Cuando llegamos (mi novia y yo, con la que tenia pensado estar por allí antes de acceder viendo el ambiente) a las inmediaciones del estadio, apenas a unos diez minutos de mi casa, le pregunté al policia que estaba regulando el acceso de los vehículos si los de prensa (se me hacía raro emplear esta palabra en primera persona) teníamos algún aparcamiento reservado. Su respuesta no fue tal sino una pregunta trampa:

- ¿Traen material de prensa?

Pensé que la cámara de fotos que llevaba (sin objetivo alguno, una cámara totalmente amateur) no iba a colar, y unos folios con un boli tampoco. Había estado meditando si llevarme el portátil para ir escribiendo durante el desarrollo del choque, pero finalmente deseché esa idea. Asi que fui sincero y dije que no, con lo que me indicó que tendríamos que aparcar como el público general (en un descampado, vaya).

Tras aparcar, nos dirigimos a la puerta y vimos como a un joven cargado con un maletín de ordenador le señalaban hacia uno de los fondos, por lo que le seguimos y efectivamente , llegamos a una puerta semiescondida donde estaban dos chicas comprobando la identidad de varios fotógrafos, que sí llevaban material considerable de prensa. Cuando llegó mi turno, les dije mi nombre y el del periódico, y mientras lo buscaban observé que la lista era de aproximadamente cincuenta personas, más de las que yo pensaba. Cuando me localizaron, llega la segunda pregunta con trampa:




- ¿Fotógrafo o redactor?

Mi cerebro se puso a echar humo. ¿Cómo? Si tengo que hacer fotos también! ¿Es que no se dan cuenta que solo venía yo de mi periódico y me tocaba ser casi juez y parte? Se imponía una respuesta rápida y certera, que no hiciera bajar mi “respeto” ante los que observaban la escena. Supongo que mi vocación de cronista -frustrada- pesó en mi subconsciente (o algo así) y mi respuesta fue “Redactor”. Pensé -mientras lo decía- que ya me las apañaría yo para hacer alguna foto, aunque fuera de lejos, retratando el ambiente. Y en el mismo momento en que me colgué la acreditación del cuello, el destino me hace un guiño en forma de voz salida de un walkie talkie. “Ya llega el autobús del Atlético”.
Como buen fan de "Perdidos" me plantee si aquello no sería una señal. Miré a los lados y observé que no había ningún fotógrafo. Era, pues, mi oportunidad.

Saque la cámara y la encendí mientras observaba cómo llegaba el autobús colchonero...que por cierto se quedó a unos veinte centímetros de mi pecho. Me ubiqué frente a la puerta delantera del autobús y fui observando como comenzaban a bajar los jugadores y disparando fotos a la velocidad que la cámara podía y yo era capaz de enfocar. Por suerte para mí, estaba toda la plantilla al completo y comenzaron a desfilar ante mis ojos varios jugadores internacionales, no es la primera vez que veo a futbolistas profesionales (cara a cara) pero siempre suelo fijarme en su estatura, y me llamo la atención lo bajitos que eran algunos (Reyes, Simao) y la altura y envergadura de otros, sobre todo de Forlán, no excesivamente alto, pero con una anchura de espalda considerable. Además, resultó que Agüero se paró a firmar autógrafos a unos niños, y ahí pude realizar una foto casi “de profesional” de la estrella argentina con los más jóvenes.

A continuación me despedí de mi chica y accedí al recinto. Pregunté donde tenía que ubicarme y las personas de la organización me dijeron que fuera a la zona de palco, y allí me indicarían. Los periodistas estábamos situados en una mesa larga justo paralela a la tribuna de autoridades, protegidos (de momento) del sol de justicia que caía. Me acomodé en la penúltima silla de la fila junto a un chico joven, que estaba instalando su portátil. Ay, el portatil. TODOS llevaban el suyo. Todos menos yo, claro está. La verdad que no me incomodaba en absoluto la situación, y de hecho saque mis folios, la relación de jugadores que me habían facilitado con la acreditación, y saludé a mi compañero de pupitre, un redactor de la agencia Efe. Nos presentamos, y cuando me preguntó mi medio, pues le dije el nombre del periódico (Izona) y, claro está,"en el blog Café Fútbol, asi que dos pajaros de un tiro". Comenzamos a hablar sobre cosas del los dos equipos, sobre el estadio,sobre la prensa local...una conversación bastante amena, la verdad. Además, recibí la visita de dos de mis mejores amigos, Víctor y Paula, él atlético de toda la vida y ella "atlética consorte", y estuvimos un poco de conversación, aprovechando para enseñarles las fotos. La verdad que estuve todo el día con el pellizco de que él hubiera disfrutado mucho más de poder saludar a "sus" jugadores, y pensé que tenía que hacer bien mi "trabajo", un poco por él. De hecho hasta me había dicho a mi mismo que de darse las circunstancias le podría dejar la acreditación para poder disfrutar mas del evento. Eso finalmente no pudo ser, pero bueno.

Cuando faltaba un cuarto de hora, se montó un pequeño revuelo, y veo aparecer a varios policias nacionales. Mi compinche me dijo que estaban subiendo los jugadores no convocados (Forlán, Agüero, Simao, Maxi, Heitinga, Assunçao y Sergio Asenjo). Y los ubicaron junto a nosotros, a apenas tres metros, en una cabina trasera al palco, lo cual luego daría bastante juego....




(continuará)

Fotografías: Juan Pedro Nonay.


5 comentarios:

Martín dijo...

Fotografo o redactor...

Haberle dicho que eras multiusos :-P

Esperando expectante la 2º parte.

Garrincha dijo...

¡Que grande Juampex! Ojalá tengas una segunda oportunidad y la experiencia te haya servido, pues debe haber sido muy enriquecedora.

Un saludo!

Devo dijo...

Vaya Juampex, que gran narracion, como si te estuviera viendo entre la multitud y luego tomando nota del partido. Me alegra que hayas cubrido este partido de una manera tan profesional jeje.

Eso si, con el tema de los jugadores, solo he visto a Forlan en persona y vaya que es ancho el muchacho, no tan alto como pensaba, eso si.

Espero ansioso la segunda parte, crack!

Saludos!

El Balón Europeo

Estoja dijo...

Muy bueno, espero también ansioso la segunda entrega.

Muy bueno lo de fotógrafo o redactor.

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Muy interesante vivirlo y contarlo desde dentro, me ha gustado mucho la 1ª parte espero la 2ª.

Saludos