.

.

Grandes choques para comenzar la temporada II

Llegados a la prometida segunda edición de este post con los choques más frikis del Viejo Continente, desde el clásico francés en el ardiente Vélodrome hasta el lejano derby de Tiraspol entre el club del mismo nombre y el Sheriff, con el duelo entre los líderes rusos, los grandes vieneses o los de la preciosa ciudad de Brujas como algunos de los más destacados (aunque no los únicos).

Comenzamos en Suiza, donde el Young Boys dio buena cuenta del Basilea para mantener su excelente trayectoria en el campeonato local, donde es líder destacado con 9 puntos más que el Lucerna tras ganar 7 de sus 8 encuentros (con un solo empate):



Ya en Francia, el esperadísimo enfrentamiento entre aspirante y campeón en el siempre caliente Vélodrome marsellés finalizó con un decepcionante empate sin goles debido al excesivo conservadurismo de Deschamps y Laurent Blanc, que convirtieron el mediocampo en un terreno minado para la imaginación del rival. Casi al final pudieron llevárselo los de Burdeos, pero un tanto anulado a los 89’ por una falta en un córner crispó los ánimos visitantes, que ya nada pudieron hacer para mover el marcador.

En Rusia, el Spartak de Valeri Karpin tenía la ocasión de auparse al liderato superando al Rubin Kazan, al que recibía en el Luzhniki de la capital. Sin embargo, fueron los visitantes los que lograron un autoritario 0-3 que les permite un colchón de 4 puntos para encarar el tercio final del campeonato.



Proseguimos en Bélgica, donde hubo un doble enfrentamiento que concitó todo el interés nacional al enfrentar al puntero Anderlecht con el Standard por un lado y por otro al Cercle Brugge K.S.V. con el Club Brugge KV. Si el líder cedió sus primeros puntos con el empate 1-1 ante el campeón en el día que Axel Witsel perdió la cabeza (se hizo expulsar tontamente aún en el primer tiempo), el Brujas remontó en casa de su humilde rival un 2-0 adverso para acabar superándolo por 2-3 para acercarse a la cabeza de la tabla y dejar al vecino fastidiado y rozando la zona peligrosa.

En Suecia el Göteborg masacró con más facilidad de la esperada al Elfsborg (hasta entonces líder y ahora superado por su propio rival y el AIK Solna), con un aplastante 4-0 cimentado en una segunda mitad plena de acierto local con Hannes Stiller como estrella al anotar dos tantos:



Kobenhavn y Brøndby IF empataron en la capital danesa a un tanto, igualando a irregularidad (ambos están en la zona media-alta pero a 6 puntos de la cabeza) y a casi todo en la clasificación. Por el contrario en Centroeuropa el Austria Viena cedió su privilegiada posición en la cabeza al Red Bull Salzburg tras empatar (también a un gol) con el Rapid, que se encuentra en la zona media.

En Rumanía un solitario gol de Tamas otorgó la victoria al Dinamo en su visita al Steaua, acercándose de este modo a un punto del líder Brasov. En Eslovaquia el Spartak Trnava consiguió su tercer triunfo de la campaña ante el Artmedia Petržalka, al que supera en un punto, cosa que no es alivio al encontrarse ambos bastante lejos de la cabeza (que ocupa el Nitra) debido al mal comienzo liguero que han tenido.

Finalmente en la capital de Transnitria, ese estado fantasma de Moldavia, se disputó el derby Tiraspol – Sheriff Tiraspol en el que se impusieron los más humildes por 1-0, superando así a su archirrival. Eso sí, el Sheriff tiene cuatro choques pendientes en los que en caso de salir triunfante ascendería hasta la punta del campeonato.

1 comentario:

cityground dijo...

Me alegro del triunfo del Goteborg, a ver si mejoran los equipos suecos porque sus últimas participaciones europeas han sido muy pobres.

Vi un rato el Marsella-Girondins y fue bastante aburrido.

Parece que lo del Rubin Kazan no fue casualidad, a ver que tal lo hace en la Champions contra el Barca e Inter.

Bien que cayera el Sherrif aunque supongo que al final se llevara la liga como siempre.