.

.

Lo que dejó la Hexagonal final de CONCACAF

A dos semanas del dramático desenlace, no esta de más hacer un repaso sobre lo que fue la hexagonal, lo que ha significado para cada equipo su participación, sus puntos altos y bajos y lo que les espera a cada uno a partir de ahora.

El torneo se jugó a lo largo de 9 meses, iniciando el 11 de Febrero y cerrando el 14 de Octubre, con diez intensos partidos para cada equipo, miles de aficionados y muchos goles, y buen fútbol en la mayoría de los partidos.

Eso si, en medio de la eliminatoria, se jugó la Copa de Oro en el mes de Julio, torneo que aunque no definía mas que la supremacía del área (cosa de dos: México y Estados Unidos), al final fue determinante para el rumbo que siguió la eliminatoria después de concluida la copa.

Por supuesto, tenemos que comenzar hablando del líder, Estados Unidos. Con su 20 puntos, los chicos del Tio Sam, demostraron que siguen siendo el mas regular y mejor equipo del área. Invictos en casa, con cuatro ganes y un empate, además de cosechar dos victorias, un empate y dos derrotas como visitantes.

La hexagonal inició de forma espectacular, a vencer a México 2-0. Los norteamericanos fueron líderes desde un principio, aunque perdieron ese liderato luego de perder en jornada adelantada, 3-1 en su visita al temible (en especial para ellos) Estadio Ricardo Saprissa, justo antes de partir hacia la Copa Confederaciones, donde ya es sabido el gran papel que hicieron y luego a la Copa de Oro.

Al regresar las eliminatorias, nueva derrota, esta vez en su visita al Azteca. Pero luego los muchachos de Bruce Arena lograron tres victorias al hilo, sellando su clasificación en su visita al hasta entonces inexpugnable Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, con el triunfo de 3-2. Sin embargo, eso no era suficiente para ellos, querían el primer lugar y lo lograron gracias al empate de último minuto en Washington frente a Costa Rica.

La Copa de Oro no solo le dejo buenas figuras como Stuart Holden, sino que pese a ser goleados en la final, esto les devolvió el hambre y el deseo de demostrar que son los mejores, lo que finalmente consiguieron, asegurando ese primer lugar.

Landon Donovan es sin duda la figura del equipo, pues una gran cantidad de los goles del equipo fueron asistencia suya. Y los que no, fue porque el anotó. Ahora deben pensar en grande, pues probablemente serán cabeza de serie para el sorteo del Mundial.

México fue segundo con 19 puntos, en una eliminatoria dura como nunca antes para ellos. Intratables en el Estadio Azteca, donde obtuvieron 15 de esos 19 puntos, sufrieron terriblemente de visita, con apenas un gane, un empate y tres derrotas.

Caer de visita frente a Estados Unidos fue solo el principio de un tortuoso camino para el “tri”, a eso se sumo la derrota ante Honduras de 3-1 en la tercera fecha, lo que le costo el puesto al sueco Sven Goran Ericsson. Pero las cosas no mejoraron con la llegada de Javier “el vasco” Aguirre y con una nueva derrota en El Salvador y una angustioso gane ante Trinidad, cerraron la primera vuelta con 6 puntos, en cuarto lugar, a 6 del primer lugar.

Pero la Copa de Oro llegó como un bálsamo para el gigante de la CONCACAF. Tras un mal inició, México se metió en la final y arrasó 0-5 al Estados Unidos en New York. El transcurso del torneo le sirvió a Aguirre para hacer equipo, y el gane en la final les puso la moral al tope, para encarar la segunda vuelta con nuevos aires.

Y vaya si les sirvió. México encadenó cuatro triunfos al hilo, incluido el golpe de autoridad dado en la sétima fecha, en lo que había sido hasta entonces la fortaleza de Costa Rica, el Ricardo Saprissa. Aunque la final, se quedaron con el amargo sabor de boca que fue empatar en Trinidad & Tobago y quedar de segundos, por detrás de Estados Unidos.

No se puede hablar de una figura en la primera vuelta, pues México era un equipo confuso entonces. Pero en el global de toda la hexagonal, el veterano Cuatemoc Blanco y el joven Giovanni Dos Santos, son los principales artífices de un nuevo mundial que contara con “mariachis.” Ya presentaron su plan de trabajo de cara al Mundial, que incluye 12 partidos de preparación.

El tercer lugar fue para Honduras con 16 puntos y una mejor diferencia de goles que el cuarto. Cuatro victorias y una derrota en casa y un gane un empate y tres derrotas de visita, forman el currículo de la “bicolor”, que vuelve a la máxima cita tras 28 larguísimos años de ausencia.

Mal arranque tuvo el equipo catracho con su derrota en Costa Rica y dejando escapar en sobre el final, lo que pudo ser una victoria de visita en Trinidad y Tobago. A pesar de la irregularidad de ser intratable en casa, pero débil de visita, el equipo cerró en tercer lugar (zona de clasificación) la primera vuelta.

La Copa de Oro, en la cual el equipo alcanzó las semifinales, sirvió para dar confianza nuevas figuras como Melvin Valladares, Erick Norales y Jhony Palacios, que tuvieron importantes actuaciones, en la segunda vuelta de la hexagonal.

De regreso en la competición, sendas goleadas en casa de 4-0 y 4-1 ante Costa Rica y Trinidad, catapultaron a Rueda y sus muchachos hasta la cima de la tabla. Esa goleada ante los “ticos” fue determinante. La derrota en el Azteca estaba prevista, pero perder en casa por primera vez en toda la eliminatoria dejó maltrechas las posibilidades del equipo, que ganó por primera vez de visita 0-1 ante El Salvador y clasificó agónicamente con el gol de Bornstein.

Carlos Pavón fue sin duda la figura del equipo. Con sus 7 goles, incluido el de la clasificación, cuando él anotó, el equipo no perdió. Aunque a decir verdad, es injusto destacar a uno solo, cuando fue un trabajo colectivo, que terminó dándole una inmensa alegría al sufrido pueblo hondureño. Ahora debe trabajarse a conciencia, para llegar bien preparados a la cita. Amistosos ante Letonia y Perú, no son precisamente un buen primer paso para comenzar la preparación.


Costa Rica fue cuarto con los mismos 16 puntos pero con menor diferencia en el goleo. Es el caso mas inverosímil de la hexagonal. Tras empezar ganando ante Honduras, la “tricolor” acumulo 12 puntos en la primera vuelta, perdiendo solamente en su visita al Estadio Azteca en la segunda fecha.

Costa Rica fue el único equipo que llevó a su equipo estelar a la Copa de Oro, pues iba con intenciones de ganarla. Tuvo un gran desempeño, quedándose en semifinales por la lotería de los penales. Pero no se esperaban lo que venía.

Al regresar la hexagonal, dilapidaron su primer lugar con tres derrotas en igual cantidad de partidos, incluidas las goleadas de 4-0 en Honduras y 0-3 en casa ante México. Esa racha negativa le costó el puesto a Rodrigo Kenton. Rene Simoes llegó al rescate, pero un empate de visita ante Estados Unidos que en cualquier otra etapa de la eliminatoria hubiese sabido a gloria, dejó en la lona al cuadro costarricense.

Son el único equipo que sigue en competencia, pues deben enfrentar el duro repechaje contra los uruguayos. Si hay que hablar de una figura, se puede mencionar al joven Celso Borges, por su papel en la primera vuelta.

El Salvador fue quinto, con ocho puntos. Dos victorias, dos empates y una derrota en casa y cinco derrotas de visita fue la cosecha cuscatleca. Aunque en su favor hay que decir, que en muchos partidos no merecieron perder, pero son cosas que le pueden pasar a un equipo que tiene una edad promedio (al cierre de la hexagonal) de 23 años.

Rápidamente, El Salvador se puso cuesta arriba al empatar sus dos primeros juegos, ambos en casa, ante Trinidad y Estados Unidos. El gane ante México en el Estadio Cuscatlan por la cuarta fecha, fue el punto mas alto del equipo de Carlos de los Cobos durante la hexagonal. Cerraron con 5 puntos (uno menos que México) la primera vuelta.

La copa de Oro, fue solo una alegría efímera, pues pese a empezar ganándole a Costa Rica, tuvieron que despedirse en la primera ronda. Aun así, el fugaz (para ellos) torneo sirvió para hacer madurar un poco mas al equipo.

La segunda vuelta no fue nada halagadora. Apenas el gane con gol de último minuto sobre Costa Rica en la octava fecha los mantuvo con posibilidades matemáticas del repechaje. Pero lastimosamente para ellos, cerraron con su única derrota en casa de la hexagonal, siendo anfitriones del festejo de los catrachos.

La “selecta” es otro equipo en el que lo que destaca es la colectividad, y si hay que destacar a alguien, podemos mencionar a Eliseo “Cheyo” Quintanilla, el conductor del equipo y uno de los mas experimentados. Si logran convencer a De Los Cobos que se quede, El Salvador es aspirante a Brasil 2014.

Y cierra la tabla Trinidad & Tobago, con solo 6 puntos. Un gane, dos empates y dos derrotas en casa y un empate y cuatro derrotas de visita son el saldo que dejó para ellos la hexagonal.

En la primera ronda no lo hicieron del todo mal, arrancando con empate de visita en El Salvador, aunque cerraron con apenas 2 puntos la primera vuelta. No tuvieron Copa de Oro y al regreso, su único gane fue ante El Salvador , para cerrar con tres derrotas, y un empate en la última fecha ante México en casa.

Los últimos dos partidos los encararon los “socca warriors” con un equipo plagado de juveniles, en lo que fue el primer paso de la preparación hacia el mundial 2014.

Felicidades a los mundialistas, suerte al que va al repechaje y los que están fuera, trabajar desde ya, para intentar estar en el regreso de los mundiales al continente americano.

4 comentarios:

Ariel Judas dijo...

A mí este Hexagonal Final me ha dejado en claro que la selección de Estados Unidos está cada vez más consolidada en la primera posición de esa parte del mundo. No hace "jogo bonito", claro. Y a veces apela demasiado al juego físico. Pero es el mejor equipo nacional de la CONCACAF hoy por hoy.

A Javier Aguirre y a México le ha venido de perlas la Copa Oro, donde pudo dar minutos a un gran jugador como Gio Dos Santos. El Vasco ha tomado el timón justo a tiempo para que "el Tri" consiguiera rehacerse y llegar a la clasificación.

Lo de Honduras no me sorprende: tiene grandes jugadores repartidos por el mundo, y ya era hora de que le tocara jugar una Copa del Mundo.

Pero lo que sí me ha sorprendido es la manera espectacular en la que ha pinchado Costa Rica, que en un momento estuvo puntera y que parecía que tenía todo atado para estar en Sudáfrica.

Un saludo!

PD: el entrenador de Estados Unidos es Bob Bradley, y no Bruce Arena (que está ahora trabajando en el LA Galaxy).

Ariel Judas dijo...

A mí este Hexagonal Final me ha dejado en claro que la selección de Estados Unidos está cada vez más consolidada en la primera posición de esa parte del mundo. No hace "jogo bonito", claro. Y a veces apela demasiado al juego físico. Pero es el mejor equipo nacional de la CONCACAF hoy por hoy.

A Javier Aguirre y a México le ha venido de perlas la Copa Oro, donde pudo dar minutos a un gran jugador como Gio Dos Santos. El Vasco ha tomado el timón justo a tiempo para que "el Tri" consiguiera rehacerse y llegar a la clasificación.

Lo de Honduras no me sorprende: tiene grandes jugadores repartidos por el mundo, y ya era hora de que le tocara jugar una Copa del Mundo.

Pero lo que sí me ha sorprendido es la manera espectacular en la que ha pinchado Costa Rica, que en un momento estuvo puntera y que parecía que tenía todo atado para estar en Sudáfrica.

Un saludo!

PD: el entrenador de Estados Unidos es Bob Bradley, y no Bruce Arena (que está ahora trabajando en el LA Galaxy).

cityground dijo...

Buen resumen del Hexagonal.

Estados Unidos y México cumplieron el pronostico pero la clasificación les costo bastante mas que otras veces, sobre todo a los mexicanos que fuera del Azteca han sufrido mucho.

Honduras se merecía por fin ir al Mundial aunque al final casi fue un milagro su clasificación.

Costa Rica fue mas a menos y al final le sobraron solo unos segundos, con Uruguay lo tendrá difícil pero que no se confíen los charruas.

El Salvador ha sido una sorpresa agradable, ha dado la cara en todos los partidos y le ha faltado algo de suerte para sumar mas puntos, es una selección que debe ir a mas.

Trinidad y Tobago ha decepcionado un poco, era complicado repetir la clasificación al mundial pero se han quedado muy lejos y no han estado ni fuertes en casa.

Mauricio dijo...

Si, es Bob Bradley, no sé porque se me quedó Arena en el subconciente jeje.