.

.

Brasileirão: pinchan los punteros, arde la cola

A falta de tan solo dos jornadas para la conclusión del campeonato la irregularidad de los equipos en cabeza hace impredecible asignar un favorito claro para el título final, todo lo contrario que por abajo, donde dos enrachados grandes de Río luchan desesperadamente por una salvación en la que ya se ven inmiscuidos media docena de equipos. El campeonato brasileño está tan loco que cualquiera que lo esté siguiendo apenas el último mes pensará que Palmeiras está para el descenso y Botafogo & Fluminense para el título, cuando la realidad es bien distinta

… pero la cruda realidad, al menos para un servidor como yo que es seguidor del Fogão, es que eso no es cierto pues el alvinegro carioca pelea por la salvación junto a un buen puñado de equipos a los que su empecinamiento ha puesto en aprietos (algo que puede aplicarse también a un Flu del que hablaremos más abajo). Anoche sin ir más lejos su flamante víctima fue el aún líder São Paulo, en un duelo con alternativas resuelto a favor de la Estrella Solitaria por 3-2 gracias a una gran actuación del joven Jobson, autor de dos goles y una asistencia sin las que los suyos hoy estarían más cerca del abismo de la Serie B. 


 

Y es que sin esta derrota el tricolor paulista estaría acariciando prácticamente el tetracampeonato pues Flamengo fue incapaz de derrotar a Goiás en casa (0-0), desaprovechando la ocasión de tomar un liderato que no ha ostentado en todo el torneo y que quizá ya no pueda catar en lo restante no solo por lo poco que queda sino por la categoría que tienen tanto sus dos últimos contrincantes como los de su gran rival por el título, bastante más sencillos en caso del líder.

Luego está lo del Palmeiras, caso frustrante se mire por donde se mire. Se hace absolutamente incomprensible lo que está sucediendo (o mejor dicho ya ha sucedido) en ese vestuario, que apenas ha sumado 6 puntos de los últimos 27 (esta jornada cayó 2-0 ante Grêmio), racha en la que apenas entra una victoria con tres empates. El resto todo derrotas, la mayoría inauditas ante rivales en teoría bastante inferiores que seguramente ya le han despedido de un título que no hace mucho tenía casi asegurado y que a día de hoy si bien matemáticamente es factible, en la practica es una quimera.

El cuarto aspirante, con idénticas posibilidades que el Verdão pero en mucho mejor estado anímico es Internacional, cuya victoria por 0-1 ante At.Mineiro descarta a estos (una pena, tres derrotas seguidas los han “matado”) y les permite a ellos soñar con una posible carambola.

Los que vienen siguiéndoles ya poco tienen por lo que pelear, cosa que no puede decirse de una zona baja que arde con tal intensidad que ya se quemó el desahuciado Sport Recife y todo apunta a que sucederá lo mismo con Náutico y Santo André, que agonizan pero aún siguen vivos. Eso sí, el auténtico cohete es Fluminense, que ha ganado los 5 partidos que ha disputado este mes (además de los de la copa Sudamericana, donde ya está en la final) para pasar a depender de si mismos cuando hace poco parecía imposible una transformación de tal calibre. Si ganan los dos partidos que restan habrán completado una machada tan inesperada como histórica.

Justo encima suyo están el propio Botafogo, Atlético Paranaense (se enfrentan entre ambos la próxima fecha) y Coritiba, todos ellos dos puntos arriba y con enfrentamientos directos entre sí entre la 37ª y 38ª jornadas. Vitória aún no puede darse por salvado pese a mantener 5 puntos sobre Fluminense, que es quien marca la zona de descenso. Para Santos y Grêmio Barueri la salvación es casi un hecho, por lo que salvo catástrofe el ajetreo no les afectará.

¿Qué nos queda? Una penúltima fecha donde podemos tener campeón y los tres descensos que faltan… o quizá nada de ello, aunque es posible que todo quede más claro tras partidazos como el Corinthians-Flamengo (se enfrentan las dos hinchadas más numerosas del país), Palmeiras-Atlético Mineiro (por el título y una plaza en la Libertadores), Goiás- São Paulo (por el título), Fluminense-Vitória y Atlético Paranaense-Botafogo, siendo estos dos choques auténticas finales por la salvación ya que quien gane tendrá gran parte de la misma lograda. No vemos el momento en que vuelva a rodar el balón…


3 comentarios:

José David López dijo...

Hola:

Este fin de semana me he centrado en el Brasileireo y es incomprensible lo de Palmeiras, emocionantisimo tu Botafogo ante un Sao Paulo superior pero sin suerte y de pena lo de Flamengo, que además de hacerme perder dinero...fue un desastre de cara a puerta. Esto es para lokos y siempre defiendo que en este tipo de situaciones ganará siempre Sao Paulo.

Un saludo

cityground dijo...

Increíble final del Fluminense (que coño ha hecho el resto de la temporada), espero que se salven como el Botafogo, a ver si cae Coritiba o Vitoria, si tristemente desciende Flu o el Fogao me haré de ellos el próximo año como he hecho con Corinthians o Vasco en su temporada en 2ª, ¿Fred selección?

Vaya cagada de Flamengo, lo del Ptlmeiras y sus dos expulsiones por enzarzarse entre ellos de chiste.

En el B creo que ya están decididos los cuatro ascensos; Vasco (campeón), Ceara, Guarani y At. Goianiense.

Martín dijo...

Impresionante lo de Brasil, a ver si el Corinthians nos libera de sufrir con la victoria del flamengo, y como City, desear que los dos historicos logren lo que hace unas jornadas parecia un milagro.