.

.

Nacidos para la gloria

Doce días. Es difícil, en tan breve periodo de tiempo, que un equipo disputé no uno, sino los cuatro partidos mas importantes de su historia.

Pero si descubrimos que este club es casi un recién nacido, empezaremos a entender mejor todo…

2007. En el norte de Dublín, área donde esta situado el condado de Fingal, se crea un nuevo equipo, bajo el patrocinio de las autoridades políticas de la zona. La idea, colaborar en el desarrollo del fútbol del sector a largo plazo, creando un club de infraestructura moderna con instalaciones adecuadas y una política centrada en la cantera y en contacto directo con la comunidad a la que representa.

El nombre escogido para el neonato, el de Sporting Fingal FC.

La idea era comenzar a jugar la temporada siguiente en la tercera división irlandesa, que se iba a crear justamente entonces, pero…con su proverbial buena fortuna que parece acompañarle desde su inicio (y sus buenos contactos, sin duda, sin negar por otra parte que su proyecto sea sin duda sólido), logró ser escogido para entrar en la segunda división sustituyendo al Kilkenny City, que decidió abandonar la liga.

Esa primera temporada, la 2008 (recordemos que en Irlanda las temporadas son anuales), se saldó con una mas que decente actuación. En liga ocupó la cuarta posición, a un solo punto de la promoción de ascenso que hubiera podido ocupar de vencer en su último choque.


En Copa llegó hasta los cuartos de final, donde forzó un partido de replay ante el Saint Patricks de la premier.

Pero lo mejor, estaba por llegar. En su segunda campaña en segunda, alcanzó la tercera posición, lo que le daba entrada al play off de ascenso.

Mientras tanto, en copa, tras entrar en los 16º de final ante un equipo amateur, y derrotar en los octavos a uno de sus compañeros de división, daba la sorpresa de la fase al eliminar en el replay de los cuartos al Shamrock Rovers , por entonces líder de primera.

En semifinales, derrotó al Bray Wanderers por 4-2, lo que le daba pasó a la final de la competición, que se disputaría el 22 de noviembre. Pero hasta entonces, pasarían muchas cosas.

El 10 de noviembre, se disputó la primera ronda de los play offs. En ella se enfrentaban a partido único, el segundo y el tercer clasificado de segunda, en el campo del segundo. Por un lado encontrábamos a histórico Shelbourne, que volvía a verse fuera del ascenso directo por un solo punto. En el otro, nuestro protagonista. Y en este duelo entre veteranos y noveles, entre pasado y futuro…los destinos de ambos se encontraron, y como era inevitable, los hados favorables de Sporting acabaron derrotando al gafado Shelbourne. 1 a 2, y el Sporting que pasaba a la ronda final.

En ella, se enfrentó al perdedor de la primera ronda de la promoción de descenso entre los últimos de primera. El desdichado Bray, que debe tener pesadillas cuando escucha el nombre de su rival (¡fingal, fingal¡), era la victima propiciatoria para ser sacrificada en el altar, para conmemorar la ascensión hacia la cima de los Sportinguistas.

Con un 2 a 0 en la ida,(13 de noviembre), el Fingal dejaba los deberes prácticamente hechos. En la vuelta, tres días después, volvió a adelantarse, con un gol en la segunda parte. Solo por un instante, dudó, cuando en 7 minutos (83 y 90), el Bray le daba la vuelta al marcador, con un gol de su portero incluido. Pero…el mismo guardameta que daba la esperanza a los suyos, cometía un fallo imperdonable (ver video para entender lo sucedido). Era el 2 a 2, dos años después de su creación, el Fingal llegaba a primera.



Pero apenas tenia tiempo para celebrar la hazaña. Le aguardaba el reto copero, ante el Sligo Rovers de primera, el mismo equipo que le había eliminado en los cuartos de la league Cup.

Tallaght Stadium de Dublín, sede habitual de los encuentros del Shamrock Rovers F.C. Más de 8000 espectadores (una entrada espectacular para un partido irlandés, con mayoría aplastante de seguidores del Sligo).

En el 57”, los rovers se adelantaban. Y así, con el solitario uno a cero iba a continuar el encuentro hasta las postrimerías del mismo. Fue en el 85, de penalti, cuando el Sporting lograba la igualada.

Y todo abocaba ya a la prorroga, cuando en la ultima acción del encuentro, un maravilloso pase era recogido por la cabeza de O’neill, que batía la meta de los Rovers.

Fin del partido, y entrada en la historia por la puerta grande. Punto, set y partido para un Fingal capaz de ascender a primera, ganar la Copa, y consecuentemente, entrar en Europa, vía Europa League…

Aunque poco amante de los clubes sin historia(tal vez debería decir al contrario, fanático de los equipos con mas pasado que futuro), lo hecho por el Sporting merecía una mención, y si se trata de los frutos de una política inteligente y moderna, no de uno de esos típicos pelotazos realizados a base del dinero de nuevos ricos (de dudosa procedencia en la mayor parte de los casos), algo elogiable, y que debería ser copiado por otros, anclados en usos de épocas.

Eso si, no les deseo suerte, porque parece que les sobra…

4 comentarios:

cityground dijo...

No se puede hacer mejor en menos tiempo pero me fastidia que se cargaran al Shelbourne, eso si hay que reconocer que tiene merito.

Yo también prefiero ver a los históricos en las primeras categorías pero equipos como el Hoffenheim, Getafe, etc.. que hacen las cosas bien y además tienen buena estructura se merecen estar arriba.

Garrincha dijo...

Coincido con City, especialmente en lo del Hoffenheim, un equipo que me cae muy bien y donde espero que triunfen Maicosuel y Schaffer.

Tiene gran mérito lo hecho por el S.Fingal, pero quiero aprovechar para recalcar el pésimo desempeño de mi Bray Wanderers. En ese "estadio" de apenas una tribuna estuve hace 2 años un par de veces (recuerdo haber escrito aquí algo sobre ello) y ahora miro con melancolía esos días de gloria en la primera irlandesa ... snif snif, pero volveremos!!!! Eso sí, espero que no se hagan las cosas tan rematadamente mal como en esta campaña jeje

Un saludo!

pd: un día tendremos que hacer un post sobre exitosos prematuros, que alguno más hay por ahí

Mauricio dijo...

Bonita historia. Casi merece ser equipo cafetero, a pesar de ser tan nuevo.

Anónimo dijo...

yo sinceramente opto por que sea, como mauricio dice un equipo cafetero, ya que sigue la filosofía de ellos salvo e lo de la ''edad'' jeje asi es que deberia serlo ademas me gusta porque el peterborough es tambien''joven'' de 1934 osea es mi equipo inglés y mi padre me dice que como puedo apoyar al colista de segunda inglesa a lo que le respondo ..esque papá tengo alma inglesa y más concretamente futbolera jeje. Además remontaremos el vuelo con MARC COOPER soy london road