.

.

Carta abierta a Robinho (vol.2)



Estimado Robson:
Hace mucho tiempo que no te escribo. De hecho, solo lo hice una vez, en mi etapa anterior como blogger “solitario”. Y mucho han cambiado las cosas para los dos. Tu vivías en Madrid, a solo unos kilómetros de mi casa, y jugabas en el Real, el equipo que te trajo desde el Santos y desde el que querías consolidarte en el panorama de estrellas del fútbol mundial.

Poco después de aquella carta, apenas tres semanas después, se hizo oficial tu salida del club. Partías hacia Manchester para formar parte del multimillonario proyecto del City, con la firme intención de convertirte en el mejor jugador del mundo, según tus propias palabras. Creo que es obvio que a día de hoy no has conseguido ese propósito. Nadie duda de tu calidad individual, de tu técnica, pero a tus 26 años, tan solo 26, ya parece que se cernían sobre ti nubarrones que antes se cernían sobre otros, célebres por su calidad tanto como por abandonarse a si mismos. Cuando leí hace mucho tiempo este artículo de Diego Torres, me imaginaba que todo estaba altamente exagerado. Con el tiempo, veo que quizá sufrías un exceso de presión, nunca me dió la sensación que en ese vestuario fueras demasiado bien recibido.
Cada uno soporta sus agobios como puede. O a veces uno no puede.

Parece que tampoco te adaptaste a Manchester, o ellos a ti, no lo sé. Lo que no dejó de ser anécdota en el día de tu debut pudo significar ya una señal del destino, frente al Chelsea, el equipo al que se suponía deseabas ir, tu lograste un gol, pero tu equipo fracasó al caer 1-3. Quizá estabas en el sitio correcto, aunque no en el bando que tu deseabas.Las últimas fechas de tu estancia británica se decía que andabas deprimido y por ello escondías tu sonrisa. Pero sigo pensando, años después de aquella carta, que hay un futbolista dentro de ti que irradia ilusión, fuerza, regate, competitividad, y parece que está volviendo a florecer, de nuevo, en el regazo del Santos. No veo esta vuelta a Brasil como un paso atrás. Pero si creo que puede ser que estés cogiendo carrerilla para volver a despegar hacia donde te mereces estar, entre la primera línea mundial, a poco que seas constante. Para otros (Ronaldinho, Adriano) puede que ya sea tarde, pero puede que tu aún estés a tiempo.



Ojalá.

Si alguien quiere leer la primera carta, aquí.
Video: Youtube (gracias Jaime!)
Fotografía obtenida de http://ecodiario.eleconomista.es

4 comentarios:

FI dijo...

Mmm...buena carta, pero yo creo que la carrera de Robinho está en declive. Es buen jugador, pero...¿cómo explicarlo? No es constante.

Jaume dijo...

Buena carta, si quieres seguir las evoluciones de Robinho te invito a que pases por mi blog dedicado al fútbol de habla portugues: http://futbolofutebol.blogspot.com

Un saludo!

David dijo...

Robinho es buen jugador,pero creo que quizás se le sobrevaloró en su momento cuando fichó por el R.Madrid. Seguro que si se centrara, sería realmente un crack mayor.

Saludos.

www.comofutboldeplaceta.blogspot.com

Garrincha dijo...

Quizá es un resumen muy simple, pero se creyó Pelé de tanto que se lo repitieron y los pajaritos le impiden avanzar hacia lo que las gotas de su talentos nos han mostrado lo que podía haber llegado a ser. Tiene tiempo, pero parece que o espabila ya o se queda por el camino. ¿Seriedad y fútbol o fama y plata? En sus manos (y pies) está la respuesta.

Un saludo!