.

.

Etnocentrismo





A la hora de leer estas lineas, el 99 % de los lectores de Café Fútbol ya conocen el resultado de la vuelta de semis entre Barcelona e Internazionale de Milan. No solo eso, ya tendrán en su cerebro su propia representación mental de lo acontecido anoche en el Camp Nou, sus propias teoría acerca de los errores y aciertos que han llevado a ambos conjuntos al punto actual, incluso de la legitimidad mayor o menor, de una u otra propuesta. Toda la prensa, nacional e internacional, habla sobre el tema desde múltiples vertientes. En muchos blogs se escriben magníficos artículos sobre ese partido. Para un servidor, la reflexión más profunda y certera a la vez que crítica (siempre con su gota de humor) con el egocentrismo del que hace/hacemos gala en el fútbol español está en uno de esos blogs.



Ese blog es el absolutamente imprescindible Bar Deportes. Sí, ese en el que se publican videos, fotos, generalmente de humor, que después son espoleados por medios de comunicación “serios” (en fin...) sin por supuesto citar la fuente. O citando en uno de cada 200 videos que ponen. Aunque eso es otro debate. Volviendo al tema, el comentario que ha realizado el blogger es el siguiente:

Robben vs. Sneijder. Van Gaal vs. Mourinho. ¡Cambiasso (sí, fue FP) vs. Van Bommel!, Motta, Samuel,...Europa nos ha dado una bofetada en la cara. Los apestados de la mejor Liga del mundo se juegan ser campeones de Europa. Sólo faltan Zenden y Zé Roberto.

Pocos bloggers y periodistas de este país han demostrado en fechas recientes una capacidad de síntesis y autocrítica semejante para mostrar que quizá, por mucho que se insista en determinadas retransmisiones, eso de “la mejor liga del mundo” es más una frase hecha (como aquella de “la liga de las estrellas” de hace no tanto) que una realidad palpable, al menos a nivel internacional.

Probablemente, solo la NBA de baloncesto es la única competición a nivel mundial que aglutine a todos los grandes talentos de su deporte, al menos de los deportes de competición en equipo más populares. La NFL de fútbol americano o las ligas mayores de baseball andarán en situación parecida, si bien es cierto que son deportes muy populares dentro de las fronteras americanas pero con menor calado en muchas zonas del globo.

Hasta cierto punto, es lógico, incluso deseable, que no todas las figuras de un deporte compitan solo en un país. Situación incluso más razonable dentro del fútbol - quizá el deporte más popular del planeta- puesto que el talento no es un valor que permanezca inamovible ni en el tiempo ni en el espacio. Nunca se sabe dónde ni cuándo va a surgir, cada temporada emergen nuevos talentos en las zonas más dispares del globo.

Pero viene desarrollándose una tendencia a pensar, en términos coloquiales que “lo de aquí es mejor que lo de fuera” en los últimos tiempos, y esto es una crítica que no solo cabría achacar a Barcelona y Madrid. Recientemente hemos visto como uno de los puntales del CSKA Moscú era el chileno Mark González, exjugador bético, en el que no debieron reparar otros equipos españoles tras el descenso del equipo verdiblanco la pasada campaña. Casos como estos hay cientos, empezando por los mencionados por Bar Deportes, siguiendo por Diego Milito, quien puso rumbo a Génova tras el descenso de su Zaragoza sin ningún intento serio de otros equipos y terminando en casos como el del chileno. Lógicamente, hay más casos.

También hay casos en que jugadores que aquí han venido como estrellas se han diluido como un azucarillo en agua, del mismo modo que futbolistas o técnicos que aquí pasaron con más pena que gloria nunca han terminado de “explotar” en otros países, en otras ligas. Muchos variables influyen en ese “éxito” o en ese “fracaso”: la adaptación a un entorno nuevo, el grado y el tipo de interacción con el medio que rodea al profesional forman un entramado demasiado complejo. Quizá ahí viene parte del error: se toman datos puntuales como referencias absolutas.

Existe un concepto en la antropología denominado “etnocentrismo cultural”, que sirve para señalar la tendencia a analizar otras culturas siempre en relación a la propia. Quizá el fútbol español, entendiendo a este no solo como clubes y profesionales, sino incluyendo a la afición que formamos parte de él, estemos cayendo en el etnocentrismo futbolístico. Ese cierto desprecio por todo lo que no “triunfa” en la competición española, esos “apestados” que menciona Bar Deportes, quizá sean un reflejo de todo ello.

Pero en más de una ocasión, como esta temporada, salimos, conocemos otras culturas, otro fútbol en este caso y nos damos de bruces con otras realidades. Sirve como metáfora (o guinda del pastel) que la final de la Champions League de este año tiene lugar en el estadio Bernabéu.

Convendría dejar de mirarnos el ombligo, o la tele, y aprender las lecciones que la vida pone en bandeja de vez en cuando.



11 comentarios:

xtaoth dijo...

Gran post, si señor, 100% de acuerdo...

...Desgraciadamente, me parece que el departamento de márketing de la LFP no creo que esté interesado en dejar de mirarse el 'llombligo'. Quizás cuando a nadie del extranjero le importe la liga española comenzarán a mirar hacia adelante para ver que ha fallado...

cityground dijo...

Muy bueno el artículo.

Es muy típico aquí o ensalzar mucho alguien o tirarlo al cubo de la basura, y con los futbolistas pasa muy habitualmente.

Algunos "periodistas" comentan que Bayern e Inter esta hechos de "retales", cuanta ignorancia.

P.D.: el caso de Diego Milito siempre me extraño, no entiendo como ningún equipo importante español lo ficho cuando descendió con el Zaragoza.

Martín dijo...

Genial reflexión Juampex, yo también me quede con lo que puso Gorka, menuda ironía gorda que es a veces el destino.

@City: Creo recordar que se dijo que el Madrid lo queria, pero si, algo sin sentido, perder así a uno de los mejores goleadores de la liga (con Hasselbaink pasó algo parecido el año del descenso del Atletico).

José David López dijo...

Muy bueno:

Desarrollaremos algo así en El Enganche. Saludos y gran idea.

Dokièh dijo...

Grandioso post. El mejor que he leído después del partido de ayer sin duda alguna.

El etnocentrismo futbolístico es algo muy típico de España y lamentablemente parece que cada vez se acentua más. Eso sí, no sólo ocurre aquí. Mira, por ejemplo, Argentina, donde defienden sus valores futbolísticos hasta la muerte y critican todo lo que no se acerca a ellos.

PD: En cuanto al tema Milito, no estoy seguro, pero creo que cuando estaba en el Zaragoza, el Genoa poseía una buena parte de su ficha, así que les costó repescarlo bastante menos de lo que les podría haber costado a otros clubes de mayor poder económico.

Saludos.

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Coincido con tu opinon, no se porque pero aqui muchos piensan que estamos por encima del bien y del mal pero normalmente se demuestra que existe futbol más allá de la liga. Lo del CSKA, Olympique de Lyon, el año pasado Oporto con Atletico decian que eran muy malos y nos eliminan con cierta facilidad...

Saludos

FI dijo...

Se ha inflado en demasía el nivel de la liga española, pues ha decrecido en la última década.

Devo dijo...

Que te puedo decir Juampex, es conocida mi admiración por tus textos y este no es la excepción. Bravo, no podría estar más de acuerdo.


Un abrazo

Juampex dijo...

Bueno, lo primero es agradecer los halagos al post, y por supuesto agradecer la inspiración de Gorka, de Bar deportes, llevaba tiempo meditando un post así y él encendió la mecha.

Sobre lo de Milito, si que sonó un poco para el Madrid, pero vamos, no más que Navas esta temporada, un par de días desde algún medio sensacionalista y poco más. Además, desconozco si el Genoa poseía parte del pase, como señalaba Dokieh.

Pero creo que la situación es un poco para hacérnosla mirar, los españoles me refiero. Alguien decía que en Argentina también pasaba algo parecido, aunque sinceramente lo desconozco.

Saludos a todos.

Majunia dijo...

Muy beun artículo, y buena aplicación de ese concepto antropológico en el marco de una de las manifestaciones sociales más importantes como lo es el deporte y sobre todo, el fútbol. Aunque quisiera decir que no es propiedad de España. Yo vivo en la Argentina, y lo mismo sucede, no sólo respecto a la sociedad en general (para la mayoría de los argentinos, somos los más inteligentes, los más capaces, los más vivos, etc... y esto se da en casi todas las culturas)sino que también al fútbol, del cual se dice, obviamente, que somos, junto a Brasil, el mejor exponente sin dudas y con mucha ventaja por sobre el resto, algo que en realidad es muy discutible.

Pero bueno, construirse a uno mismo a partir de la comparación con el otro y que en ésta salgamos favorecidos, diría que es una característica normal, es decir, que el etnocentrismo es normal.

Saludos, muy bueno el blog.

Anónimo dijo...

a mucha gente : prensa, patrocinadores, clubes o SADs, representantes, jugadores y entrenadores (hasta aficionados); le interesa decir el gran nivel de nuesra liga, y eso hace que no se progrese lo que se deberia en todos los niveles que puedan mejorar ese nivel:
apoyo de cantera, favorecer el fair play, evitar perdidas de tiempo, evitar que desaparezcan recogepelotas... que suceden dia a dia y asi siguen en nuestra GRAN LIGA.

http://misterfutbol.wordpress.com/