.

.

jugando con su enemigo (y II)

Se viene a continuación la segunda parte del artículo sobre los equipos de la serie B que “viven de prestado”, teniendo que jugar en campos fuera de sus ciudades de origen debido a que los propios no cumplen los requisitos necesarios para ser sedes de sus encuentros.

Gallipoli

En el extremo más oriental de la península itálica se encuentra la pequeña localidad de Gallipoli (de poco más de 21000 habitantes).

El equipo representativo de la ciudad, el Gallipoli Calcio, fue fundado muy recientemente, en 1999. Desde entonces ha ido subiendo escalón tras escalón del balompié italiano, sin apenas pausa.

Entre el 2003 y el 2006 paso de la Eccellenza Apulia (uno de los 28 grupos de la sexta división italiana) a la C1, ascendiendo tres veces seguidas.

Por fin, en la pasada campaña, lograban rubricar su trayectoria con el ascenso, por primera vez en su historia, a la serie B, tras proclamarse campeón de uno de los dos grupos de la C1.

Sin embargo los problemas comenzaron inmediatamente. Crisis económica, carencia de jugadores o el no poder usar su estadio debido a no cumplir las condiciones necesarias, estuvieron a punto de dar al traste con el sueño de los “Galletti”.

A última hora, la compra del club por un nuevo propietario, evito el desastre, momentáneamente.

Como no puede ejercer de local en el Antonio Bianco (de 5000 espectadores), sus aficionados se ven obligados a viajar a la vecina Lecce, donde disputa sus encuentros en el Via del Mare (36500 espectadores). La distancia entre ambas, algo mas de 40 kilómetros.



Y sus números en cuanto a asistencia no son precisamente para tirar cohetes. En el puesto 22(de 22 equipos), la media de aficionados en sus encuentros como local es de poco mas de 1400 (menos de la mitad del penúltimo del ranking). Y esta media bajaría de forma espectacular (hasta superar por poco el millar de espectadores) si no contáramos su choque ante el Lecce, que reunió a mas de 7000 forofos.

De lo pobre de sus aforos da buena cuenta la entrada de su encuentro ante el Cittadella, 642 espectadores. Tristísimo para un partido de la segunda italiana.

Incluso contando la distancia a Lecce y lo escaso de la población de la ciudad, no se pueden calificar ni siquiera de aceptable el seguimiento al equipo, y mas teniendo en cuenta el hito histórico que supone esta temporada.

Sassuolo

La Villarreal italiana. Y no lo decimos por el tema futbolístico (aunque pudiera ser) sino por ser el centro de la industria italiana de la cerámica y las baldosas, con 300 fabricas en la zona y el 80% de la producción nacional.

Con 41500 habitantes, el representante de la ciudad en el mundo del futbol es la U.S.Sassuolo Calcio, fundada en 1922, que no logró hasta el 2006 su primer ascenso a una categoría con cierto nivel, la C1.

Dos temporadas después, en el 2008, lograba el primer puesto de su grupo, asegurando su debut en la segunda división.

Su séptimo puesto la pasada campaña supuso una grata sorpresa para sus aficionados, pero viendo lo que esta logrando en la actual, con un momentáneo segundo lugar que le permitiría el ascenso automático a la serie A, no fue una casualidad.

Desde su arranque en la categoría de plata, el Sassuolo se ve obligado a jugar en el Alberto Braglia (de algo más de 20.000 plazas de aforo), el estado del Modena, uno de los rivales de división.



Apenas 20 kilómetros separan ambas localidades.

El estadio del Sassuolo, el Enzo Ricci, con una capacidad de apenas 4000 espectadores, esta siendo ampliado, ¿será reinaugurado como estadio de primera?

En cierto sentido, no es que le hiciera falta trasladarse de recinto, al menos por lo que respecta a la asistencia. Y es que la media de sus aforos es de poco más de 3200 aficionados (el 16 de 22 equipos). Es curioso que con la enorme temporada que esta realizando, este teniendo un 16´5% menos de seguidores en las gradas.

El encuentro que registró una mejor entrada fue, como era lógico esperar, el choque ante el Modena (10319 espectadores, tres veces más que el segundo encuentro con más público). El que menos aficionados atrajo fue el encuentro ante el Albinoleffe, 2429.

Por su parte el modena, con quien comparte el campo, arrastra alrededor de 5600 aficionados (el 8º lugar del ranking).

Su asistencia en las dos pasadas temporadas (la pasada en serie B ya, la anterior en la C1), fue la siguiente:

2008-2009: (14 de 22) 3847 espectadores. (El Modena: 5636, 10º)
2007-2008: (25 de 36) 1367 espectadores.

Esperemos que si logra el ascenso, estos números mejoren mucho…

Con esto finalizamos el recorrido por los equipos “parásitos” del calcio (aunque en la mayoría de los casos, lo fueran a su pesar), tal vez dentro de poco tengamos que volver con alguno de ellos, si dan, como es posible, la enorme sorpresa de elevarse a la Élite del calcio.

2 comentarios:

cityground dijo...

En el Gallipoli todo han sido problemas esta temporada, hasta dimitió el entrenador Giannini el mítico jugador de la Roma, si se salva sera un milagro, apenas tiene afición por lo que se ve.

El Sassuolo lo esta haciendo muy bien en la Serie B, la temporada pasada rozo el play-off y esta va segundo, pero curioso que lleve menos gente, lo de las pobres entradas en el fútbol italiano es algo de estudio.
Al Sassuolo y Cittadella los veo con muchas posibilidades de ascender como segundos, serian quizás los equipos mas modestos en la Serie A de la historia.

FI dijo...

Suena como Calciópoli jaja.

Excelente perspectiva de equipos no protagonistas en Italia.