.

.

La ironía del catenaccio


Hay algo de irónico en el triunfo del Inter en la Champions y en su triplete. El año pasado asistimos a la apoteósis del Barcelona, que también alcanzó la triple corona en la misma temporada y la redondeó con los seis títulos. Creo que todos, hasta los más fanáticos antibarcelonistas, hemos soñado con que nuestros equipos jugaran como los blaugranas, que por momentos rozaron la perfección en el juego, uniendo estética y resultados, toque, presión y elegancia. Fueron muchos, desgraciadamente, los que, siguiendo esa lógica y viendo la cascada de títulos y elogios cosechados, denostaron el juego de los rivales del Barça y, en su exageración, llegaron a identificar la filosofía de los catalanes con la única posible: fútbol era lo que practicaba el Barça, lo que practicaba España del tiki-taka y equipos similares; el resto, como aquel Chelsea de las semifinales, era antifútbol, pura destrucción, a lo sumo, atletismo con balón de por medio. No importaba que, con el tremendo nivel técnico y físico de los Messi y compañía, fuera poco menos que un suicidio jugarle al Barça de la misma manera. Como tampoco importaba que no todos los jugadores eran válidos para ese planteamiento o que hay tradiciones díficiles de cambiar o, simplemente, gustos por el juego diferentes.

Un año más tarde (¿tan poco duran los ciclos en el fútbol actual?), el Inter ha alcanzado la misma gloria del Barça con un planteamiento casi en sus antípodas. Por supuesto que todo es más complicado y el Inter que vimos ante el Barça y ante el Bayern no es el Inter de otros partidos de la temporada, pero sí: habría que estar ciego para negar que los nerazzurri se basaban en una estrategia defensiva y especulativa. Y, misterios de la vida, esa estrategia les ha servido para marcar siempre un gol más que sus rivales o para pasar de eliminatoria. Irónico que el llamado antifútbol acabe ganando a ese juego llamado fútbol.

Se dirá que es efectivo, pero no bello. Y, de verdad, hay que quitarse el sombrero ante tipos como Wenger o Guardiola que buscan ofrecer algo más que once tipos corriendo y buscan una pizca de arte. Pero no olvidemos tampoco que la belleza es relativa: Pamela Anderson era para algunos una diosa y para otros un saco de plástico. Se dirá también, con razón, que los títulos no lo son todo, que todos recordamos a la Hungría del 54 y a la Holanda del fútbol total y que cuesta acordarse de más de dos jugadores de la Alemania del 74. Y es verdad, pero también hay belleza en el juego del Inter y en el de conjuntos similares: una belleza menos directa, más abstracta, más cerebral, que consiste en apreciar en cómo ganar la partida a tu rival, en pensar en sus puntos débiles y explotarlos, en crear un bloque sólido y unido donde sólo hay once hombres. ¿O acaso no es belleza ver al antiguo díscolo Etoo vaciarse en el lateral en ayuda de sus compañeros, corriendo para el equipo y no para el lucimiento personal?

El año que viene, seguramente, la orejona la alzará un equipo de toque y con la mirada fija en la portería del rival. Y lo celebraremos, como celebramos la victoria de este Inter. O quizás gane uno de patadón para arriba y remate del delantero tanque. Y también brindaremos por él. Porque lo bonito del fútbol es que sus caminos son inescrutables. Porque, por suerte, no hay ninguna forma de jugar que sea el verdadero fútbol en exclusiva.

8 comentarios:

Martín dijo...

Este es un debate imposible de resolver, porque ademas se puede mirar desde muchos puntos de vistas.

Por ejemplo, yo partó de la base, que si que creo que es irrebatible, de que lo importante del fútbol es ganar. O sea, si alguien defiende que no, que no es ganar, sino que es mas importante dar espectaculo o jugar bonito, siempre estare en contra, el futbol es un deporte, no un circo, se trata de ganar partidos.

Claro que si puede ser, prefiero ver ganar un partido con un equipo volcado al ataque, con ocasiones continuas, con muchos goles, que otro sin ocasiones.

Yo creo que todos los tipos de juegos son respetables, pero tambien esta claro que el que solo busca el resultado, si no los consigue, va a recibir mucho mas palos, y con razón, si justificas todo a una cosa y no la consigues, fracasas.

Eso si, también se deben mirar los presupuestos. Si el racing le sale al barcelona a la defensiva, es lo logico, lo contrario, el pretender que el chico le juegue al grande de tu a tu, es un suicidio. Si un equipo tiene 15 o 20 veces mas presupuestos que otros, no tiene derecho a quejarse jamas del juego del contrario. En cambio si digamos, el Madrid, en el Bernabeu, sale a defenderse contra el barcelona...creo que si se le debe criticar, al maximo.

En fin, con todo, lo que quiero ver es lo que hace Mou en el Madrid, mas que nada que diran de el los periodicos en el caso de que no logre ganar nada, o menos que el barcelona. Porque despues de ver que a Pellegrini, con 96 puntos, le han destrozado a criticas, ahora que traen a su adorado Mourinho(y que conste, que a mi si me gusta), como no logre mejorar a pellegrini...¿dimitiran ellos como panfletistas, que no periodistas?

chimoeneas dijo...

en este debate eterno, no podría estar más de acuerdo contigo, martín! creo que a todos nos gustan más los equipos ofensivos y los partidos que acaban 5-4, pero eso no es excusa para tachar de antifútbol al fútbol defensivo o a cualquier otro estilo dentro del reglamento (otra cosa es el estilo carnicero tipo wimbledon de los 80).

los que tanto ensalzan a mourinho, cuando haga un par de partidos así con el madrid (si finalmente ficha) lo acribillarán, sin duda

Martín dijo...

Es que el problema del Madrid actualmente es que no solo se trata de que el tiene que jugar bien o ganar(que es lo que hizo esta temporada), tiene que rezar porque el Barcelona no lo haga. Si con 96 puntos no ganas una liga...es que me veo a los mismos que ahora han destrozado a Pellegrini exigiendo que jugara mucho mejor porque el madrid se habia gastado 300 millones justificando cualquier cosa a Mou.

Lo que no entiendo de todas formas, es eso de fichar por 4 temporadas, ¿desde hace cuanto no estar un entrenador en el Madrid tantos años? ¿y si "fracasa" (y ya sabemos que fracasar en el madrid es lo mas facil del mundo, porque casi todo lo que no sea ganar liga y/o champions lo es, e incluso ganando eso se echo entrenadores), se le dejaran mas años, o se le cesara teniendo que pagarle el contrato?

En fin, cada dia me asquea más la directiva del Madrid.

Martín dijo...

Por cierto, mirando los "titulares" del Marca:

-Mou, alla donde va triunfa

http://www.marca.com/2010/05/23/futbol/equipos/real_madrid/1274637395.html

-El Futbol se encarga de dar la razón al Madrid

http://www.marca.com/2010/05/23/diario_marca/1274602908.html

Que alguién los guarde, a ver si dentro de unos meses hay que sacudirle en el morro a alguien con sus propias palabras.

Y que conste, que Mourinho me gusta, pero no puedo entender que se eche a un entrenador que logró 96 puntos en liga.

Carlos Pérez dijo...

En primer lugar, soy muy de Mou. Me gustan los entrenadores así, chulescos. Y lo mejor de todo es ver que hay gente que cae en su provocación y que no se da cuenta de que lo hace para llamar la atención.

En segundo lugar, será un deporte el fútbol, un trabajo, etc. Pero a mí me da igual si el equipo juega al toque o al catenaccio. Yo voy al fútbol a divertirme, o lo veo para divertirme.

Hay partidos del Barça que, de tanto dominar, aburre. Ojo, no juega mal, pero yo desde mi casa me veo obligado a cambiar de canal.

A lo que voy es que lo que yo quiero son ocasiones, espectáculo. En el Murcia hay veces que ha ganado y siendo un espectáculo pésimo.

Otras (http://futbolperez.blogspot.com/2009/09/lo-bien-que-se-pasa-en-el-futbol.html) el equipo empata o pierde y al final mira, me lo paso de puta madre (con perdón): penaltis, peleas, ocasiones...

Para eso pago mi abono, o para eso paga la gente 15 euros por GolTV, para divertirse. Lo mismo que ir al cine, pagas para pasártelo bien, no para ver si la peli está mejor o mal hecha, si este tío u otro actúa mal.

En definitiva, que el fútbol hace 50 años quizás no fuera tan negocio como ahora... pero en los tiempos que corren, lo primordial es que el aficionado se divierta. Porque eso es lo que mueve a los aficionados.

Un partido malo, que tu equipo juege mal pero que te entretenga (y esa combinación, creedme, es posible) sirve para que, de 15000 se pase a 20000 personas de asistencia para el próximo partido, y hablo del Murcia y no del Barça.

Y he visto partidos del Murcia más emocionantes que los de Madrid o Barça, y sin embargo al Murcia no lo encumbran tanto como a estos dos. Pero claro, entiendo que jugar bien sea un plus (esa es otra, creo que los CR9, Kaká, etc están endiosados de más, y a la mínima se les encumbra, igual que al Barça, que este año no ha jugado tan 'bien' como el anterior y a la mínima ya se habla de juego de dioses).

En fin, que me extiendo mucho. En conclusión: quiero ocasiones, espectáculo.

Saludos!

cityground dijo...

A mi cualquiera forma de jugar me parece valida siempre que no se caiga en lo antideportivo, aunque me gusta mas los equipos que buscan mas la portería contraria pero para ellos no es necesario hacer mil toques o dominado la posesión, los partidos ingleses sobre todo de antes me encantaban, balón largo a los delanteros y todos al rechace pero eran partidos con muchas ocasiones y goles, para mi muy entretenido, recuerdo la Serie A con todas sus estrellas en los 80 y 90 y no disfrutaba tanto como viendo a esos locos ingleses.

Por supuesto que no ataco el cerrojazo o catenaccio, faltaría mas siendo de la Real que durante años fue nuestra seña de identidad y recibimos palos por todos los lados, ahora parece que es hasta moderno y todo.

Anónimo dijo...

100% de acuerdo con la entrada!
p.d. el inter en la ida contra el barca durante casi una hora le dio un buen meneo! y jugando como jugaron a la vuelta era la manera mas fácil para clasificarse que de eso se trata esto

dance.tecno,house dijo...

Me gusta el blog pero la noticia me da tristeza porque soy del Barcelona, y en las semifinales jugó el anti-futbol en la vuelta.
Peró me gusta como redactas las noticias. Je,je,je.