.

.

Mi amigo Víctor



Es curiosa la vida del blogger. Si hago un ejercicio de sinceridad, tengo que decir que más de una vez he tenido que refrenarme para no escribir siempre de mi equipo. Creo que sería demasiado poco imparcial como para tratar de aproximarme de manera “algo objetiva” a las cosas que le acontecen. Un pequeño exceso de pudor, quizá, sobre todo si hablamos de un bloguero. Y esto me lleva, quizá de modo inconsciente a escribir artículos (muchos más) sobre otros equipos e instituciones, que se le aproximan, por cercanía geográfica o sentimental. La selección es un tema aparte, supongo que ahí todos y cada uno de los que formamos la blogosfera nos sentimos más "tranquilos" y, por decirlo un poco de aquella manera, como en casa. Recuerdo los días en que España venció en la Euro de hace dos años y sentir como las palabras de cada uno de los blogs salían desde el corazón, y no desde el teclado. Hubo textos maravillosos, se palpaba la felicidad en cada nuevo artículo que brotaba al mundo.

A mi amigo Victor en ocasiones le pasa algo parecido, pero no en la vida “cibernética”, sino en la real. Y no por decoro, sino por amistad, que tiene más mérito. Él y su hermano son los únicos, de todo nuestro grupo de amigos, que son colchoneros. Y desde que nuestra pequeña familia de iguales se conformó, Víctor nos ha acompañado siempre a sus hermanos madridistas. Él nos ha visto disfrutar ganando Champions League, saltar y llorar de emoción durante la liga conseguida en 2007, y año tras año vemos el derbi juntos, como no. Y todos sabemos la historia reciente de los derbis madrileños. Pero él aguanta las posibles bromas que surgen, unas más inocentes que otras, igual que las sonrisitas. En cambio, nosotros le hemos acompañado a él muy pocas veces. Que yo recuerde, a bote pronto, en más de un Atlético-Barcelona al calor de unos botellines , (y bien de botellines!) y en puntuales ocasiones, como en el primer intento de volver a primera desde “el infierno” por parte del Atlético, o en la eliminatoria del año pasado contra el Oporto, cuando el Atlético resultó eliminado de la Champions League. Tenemos una deuda más que anecdótica con él, en ese sentido.

Cuando llegan los grandes acontecimientos, como la pasada Euro o el futuro mundial, al igual que en la blogosfera, todos nos sentimos como en casa al apoyar los mismos colores. Aunque no creo que engañe a nadie si digo que él, como muchos otros atléticos, vivieron de manera especial que el autor del gol de la victoria frente a Alemania fuera su Niño Torres. En cierto modo, es un poco justicia poética, que el jugador con el que más se identificaba fuera el autor del GOL por autonomasia en el fútbol español en los últimos 40 años.

Resulta que hoy es el cumpleaños de Víctor. 27 años. Y mañana el Atlético, su Atleti , como dice él, se juega la Europa League frente al Fulham. Supongo que historias como la de mi amigo hay muchas en el lado colchonero. Pero por él, por todo lo que ha tenido que aguantar esos 27 años, mañana mi corazón añadirá unos ribetes rojos al blanco.
Como le añadió ribetes azules hace muchos años en la Recopa del Zaragoza, de la que ayer hicieron 15 años, por cierto.

Gafas, guardate una sonrisa para mañana. Y felicidades.

5 comentarios:

cityground dijo...

Ojala gane el Atletico, se lo merecen después de tantos disgustos estos últimos años.

Tengo algún conocido del Atletico pero sobre todo me alegrare por un tío mio que es muy colchonero.

Martín dijo...

Ojala gané, es un equipo que me cae simpatico, a pesar de todo (Giles y demás, ese perpetuo intento por convertirle en hazmerreir, en algo cutre, rancio, o en motivo de lastima):

A mi lo que me sorprende Juampex es que tengas tan pocos amigos colchoneros, eso es muy mala señal, señal de que un club que fuera muy grande, solo un poco más pequeño que el Real ahora casi parece haberse quedado en equipo de barrio. Y eso me da rabia, lo normal deberia ser que en madrid el 30 o el 40% de la gente fuera del Atleti, todo lo que no sea eso es...

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Gran articulo!! Me he emocionado un poco con lo del gol de Torres porque es como escribes. Los atléticos estamos deseando acupar nuestro sitio en el mundo del futbol esperemos que mañana sea el principio.

Saludos

Juampex dijo...

@Martin

Bueno, mi grupo de amigos es una cosa, pero en general creo que sí existe más o menos esa proporción que dices entre aficionados al Madrid y al Atlético, o incluso más igualada, cercana al 55 % de madridistas y 45 % de atléticos, o esa impresión me da a mi.

Por ejemplo, en el equipo de fútbol sala somos 10, 8 del Madrid, 2 Atléticos y 1 Culé, pero esa proporción no va a ninguna parte, aqui hay bastantes culés.

Puede que estemos, esta vez sí, ante el regreso del gran Atleti de antaño, no creeis?

Jaime dijo...

Me ha encantado el post.

Y tienes toda la razón, que aunque seamos (yo sobre todo) un poco cabroncetes, nunca hemos quedado para ver al atleti y estamos un poco en deuda (me imagino que fuese al revés, yo del madrid y el resto del atleti y no quedaría para verlo en la vida!), así que hoy supongo que no podré ver el partido, pero estaré apoyando desde la distancia.