.

.

Uruguay, ante una chance inigualable

A medida que tocamos al final de la primera fase mundialista van cerrándose los grupos con una configuración del cuadro de octavos de final que no está siendo lo que muchos analistas ni tampoco los propios combinados “grandes” esperaban. A las debacles de Francia (no me atrevo a llamarla inesperada) e Italia podemos sumarle el segundo puesto inglés pese a unos rivales en principio accesibles, aunque estos al menos pasaron el corte (cosa que aún está por ver con España). Sin embargo lo que hoy nos atañe no es el rendimiento de los teóricos favoritos, sino el anhelado regreso de un gigante del balompié dormido que gozará de una merecida chance largo tiempo esperada tras una travesía por el desierto difícil de entender.

Los galardones que reposan en la sede de la AUF son suficiente aval para representar fielmente una espléndida trayectoria histórica que muchos desearíamos por otros lares para nuestra propia selección. Entre las atracciones destacadas lucen orgullosas dos Copas del Mundo, sendas medallas de oro en los JJOO (cuando estos ejercían de “Mundiales” oficiosos) y 14 Copas de América, amén de gran cantidad de logros en categorías inferiores e incluso la camiseta con el dorsal 5 y las botas con las que el Negro Jefe se impuso con su titánico carácter a casi 200.000 brasileños en Maracaná. Hablamos, como no, de Uruguay.

La Celeste ha completado una fase de inicial en la que esperaba pelearle a México una plaza ante la supuesta superioridad francesa, aunque el paupérrimo papel de éstos fue aprovechado a la perfección por las selecciones latinas, siendo que en el choque de la tercera jornada ante los aztecas un testarazo de Luis Suárez decía que los charrúas serían primeros, evitando una nueva batalla del Mar del Plata ante Argentina… o postergándola para más adelante cuando sea aún más importante.

El cruce será ante la correosa Korea del Sur, un solidario plantel que ha crecido mucho los últimos años y posee jugadores con la calidad y experiencia suficientes para dejar en la cuneta al conjunto uruguayo. En caso de superar este primer envite, la emergente Estados Unidos y una Ghana con todo el continente africano a sus espaldas serían los escollos para alcanzar unas semifinales que no son una utopía pero que solo respetando las señas de identidad propias podrán alcanzar para optar a una copa que no saborean desde hace 60 años. La fuerza de un equipo muy voluntarioso, la característica garra uruguaya (bien entendida esta, no como simple etiqueta), el poderío mostrado en la retaguardia junto al talento de una delantera de muchísimos quilates conforman un conglomerado ilusionante que permite soñar con cuotas que los más veteranos ya veían demasiado lejanas.

Es el momento que varías generaciones esperaron en vano que los Francescoli, Bengoechea, Rubén Sosa, etcétera pudieran resarcir (no en vano no superan los octavos desde México’70), pero los caprichos del destino han reservado un lugar para que sean Forlán, Lugano, Muslera y compañía los que lleven la célebre elástica celeste al podio de la máxima cita. No es que haya que romper con la historia, sino recuperar en ella el lugar que les corresponde. No desaprovechen la chance, charrúas.

4 comentarios:

kipzy dijo...

las eliminatorias sudamericanas son llevadas a otro nivel

ademas de tener jugadores que nutren a las distintas ligas del mundo y técnicos muy estudiosos, aca hay: estadios historicos, altura (a veces excesiva), pastos altos, calores extremos como en barranquilla, arbitros compradísimos

o sea que no solo aqui se ha enseñado como jugar al futbol, sino que se ha enseñado como ganar, y con un poquito de mentalidad ganadora, bolivia, venezuela y chile han salido del ostracismo futbolistico, haciendo todo mas parejo que decadas atras

y sin embargo, a pesar de todo lo que acabo de expresar, el plan de uruguay se hace endeble ante la falta de ideas para atacar, basta con poner una buena defensa enfrente y no saben como encarar el partido, no los veo superiores a ghana o estados unidos

FI dijo...

No se den por calificados porque se pueden llevar una gran decepción, los surcoreanos son como los japoneses, muy disciplinados tácticamente y bastante veloces.

dri_tm dijo...

No creo que sea fácil ni que se den por calificado, pero a mi me parece que la tienen sencilla, Corea del Sur y luego Gringos o Ghaneses. Para mi que sin morirse en la cancha, dejar medio equiopo amonestado y otro tanto lastimado, sin llegar a las últimas instancias para decidir ganador. Me parece, que Uruguay tiene una oportunidad DE ORO, para estar en Semis sin emplearse al 110%, creo que tienen el camino allanado y de los memos complicados para acceder a esas instancias.. Y ahora es cúando TIENEN QUE APROVECHARLO.

Vamos, Demuestren esa Garra de la que siempre hablan... Vamoooo !!!

cityground dijo...

Una selección histórica que tiene una oportunidad inmejorable para meterse en semifinales, los rivales tampoco son un chollo pero va a evitar a la grandes.

La delantera de Uruguay es de las mejores del Mundial, y la portería y defensa son bastante seguras, creo que el mediocampo es un poco mas flojo que el resto del equipo, eso si a garra no creo que les gane nadie.