.

.

¿Por fin Botafogo?

Corren vientos de cambio por Río de Janeiro. Tras unos años de mayoritario dominio paulista el año pasado Flamengo recuperó el título nacional para el estado de la samba por excelencia. Parecía el retorno del gran Mengão, pero la sorprendente caída en la Libertadores ante una teóricamente inferior U. de Chile más el mediocre papel que están desempeñando en el Brasileirão han abierto la posibilidad de la gloria para el resto de conjuntos cariocas.

Al retornado Vasco da Gama, de papel discreto por ahora, y al enrachado desde finales de 2009 Fluminense, se suma Botafogo, un equipo que hace mucho que no vive alegrías serias más allá de alguna victoria resonante o alguna Taça menor.

Al igual que el Fluzão se salvaron en un dramático final de campeonato logrando lo que parecía imposible: que por unos días los aficionados de todos los grandes de Río tuvieran algo que festejar, ya fuera el título, la salvación in extremis o el ascenso.

Sin embargo los otros históricos siempre han obtenido mayor reconocimiento en consonancia con los méritos contraídos, siendo que incluso Fluminense ha rozado la gloria internacional recientemente. Pero Botafogo no, apenas ha estado en alguna semifinal de Libertadores hace ya bastante tiempo y logró su único torneo de campeón brasileño hace ya 15 años.

Pero este año las cosas parece que están saliendo un poco mejor para los de la Estrella Solitaria. Tras un frustrante trienio claudicando con todo a favor en la final estadual este 2010 les hizo campeones cariocas al batir a su particular bestia negra, Flamengo, con penal de Abreu estilo Panenka incluido. Precisamente gracias a sus actuaciones en el Fogão además del protagonismo inesperado que adquirió en el Mundial permitieron al club aprovechar el tirón mediático del uruguayo para nutrir sus arcas.

Luego, un triste inicio liguero nos hizo temer lo peor a sus hinchas, que últimamente nos hemos acostumbrado a sufrir más de la cuenta para salvar la categoría. Sin embargo el plantel inició una gran racha al retorno del Mundial que cuando apenas falta una fecha para alcanzar el ecuador mantiene terceros junto a Santos a los Maicosuel (cedido tras un año aciago en el Hoffenheim), Jefferson (espectacular su labor en el arco), Jobson o el mencionado Abreu, dirigidos por un Joel Santana que extrañamente está manteniendo fuera de juego al capitán Lúcio Flávio.

Ahora queda ratificar lo logrado hasta final de año, para demostrarse a sí mismos que de veras pueden pelear por una plaza de Libertadores o quien sabe si incluso por el título. Al menos, parece que sus seguidores no sufriremos ningún disgusto gordo esta campaña.

4 comentarios:

fidencio dijo...

Casualmente Botafogo fue el mejor equipo sudamericano de Agosto

http://rankingsudamericano.blogspot.com/2010/08/botafogo-bra-mejor-equipo-de-agosto.html

MisticaCopera dijo...

En Brasil hay un dicho que dice " hay cosas que solo le pasan al Botafogo" jaja muy buen resumen y muy buen articulo

Ariel dijo...

Me gusta el equipo que ha armado Botafogo. Creo que está bastante equilibrado y con muy buen criterio para enfrentar los encuentros difíciles, aspectos en los que últimamente venía flaqueando.

A punto de terminar la primera vuelta, creo que su objetivo debería ser el de pelear un lugar en la Libertadores. Aún no veo un tercer equipo dispuesto a animársele a los hasta ahora imparables Corinthians y Fluminense.

Pero más allá de estos dos hay un sin fin de buenos equipos que podrán pelear los dos lugares extra de la copa y estar atentos a un traspié de los dos mejores.

Con Santos e Inter ya clasificados, veo la pelea entre Botafogo, Cruzeiro, Palmeiras y en menor medida Vasco.

cityground dijo...

Suerte al Botafogo, espero que haga una buena temporada en el Brasileirao.

Abreu es incombustible, pedazo crack el loco.