.

.

Apretadísima recta final en el Brasileirão

A falta de tan solo 7 fechas para la conclusión de la mejor liga sudamericana un amplio abanico de aspirantes se disputa una corona que este año Flamengo dejó huérfana muy pronto, ya que desde temprano comenzó mal y pese a las múltiples ocasiones que ofrece el calendario nunca supieron reengancharse a tiempo. Ahora la pugna se presenta tan abierta que a falta de menos de dos meses hay hasta 8 aspirantes diferentes al título, separados desde los 54 puntos del trío de punteros hasta los 47 de At.Paranaense y Grêmio, dos equipos que no contaban para nadie pero que vista la irregularidad de los de arriba se han sumado al carro de aspirantes e incluso aún están a tiempo de hacer algo grande.

Y es que la irregularidad es la nota predominante entre los líderes del torneo, que siempre que pareció que se escapaban encadenaban continuos traspiés, una tónica que se ha mantenido desde que se iniciase la competición a primeros de Mayo. Cruzeiro, que llegaba lanzado tomando la punta por primera vez hace un par de semanas ha sumado dos derrotas consecutivas, una de ellas bastante dolorosa por producirse en casa ante un eterno rival en horas bajas. Se presenta bastante difícil lo que le queda, incluso los choques ante Grêmio Prudente (colista) y Vitoria, pues ambos se juegan el ser o no ser.

Junto a ellos están Fluminense (apenas tres empates en los cinco últimos partidos), que tiene un partidazo esta noche en casa ante Grêmio, y Corinthians, que anoche igualó a un tanto en su visita a Flamengo en el duelo que enfrentaba no solo a las dos mayores hinchadas del país, sino también a Ronaldo con el que siempre fue el club de sus amores. ¿Qué hizo O Fenomeno? Lo que mejor sabe, definir como los ángeles en la única anotación de los suyos. Pasen y vean:



Tras el trío de cabeza hay un pequeño abismo que vista la “constancia” de los de arriba quizá no sea para tanto. Los 3 empatados a 48 puntos podrían estar más destacados, pero les pasa lo mismo que a los punteros: altamente irregulares e incapaces de enlazar una serie de victorias que los catapulte. Una buena mini-racha de Santos de 3 triunfos seguidos los puso “ahí”, pero nuevamente dos derrotas, una de ellas en el clásico ante São Paulo y otra inexplicable ante el débil Grêmio Prudente, para peor tras ir ganando 2-0 en Vila Belmiro.

También anda por ahí Internacional, reciente campeón de la Copa Libertadores que aún podría darle más brillo si cabe a su año campeonando en casa y en los Emiratos Árabes Unidos en el Mundial de Clubes. Su pedigrí es indudable, pero un punto en las tres recientes fechas dejan a la vista su vulnerabilidad.


Más curioso aún es el caso de mi Botafogo. La Estrella Solitaria es uno de los cuadros menos goleados y el que acumula menos derrotas. Sin ser un romperredes aterrador sus números en ataque no son malos, siendo sus máximos anotadores el Loco Abreu y Germán Herrera con 7 cada uno. Entonces, ¿por qué están anclados en la sexta plaza? Fácil, ganaron al Vitoria 1-0 el pasado fin de semana pero venían de 8 empates consecutivos, en todo tipo de situaciones y ante todo tipo de contrincantes. Alguna victoria más los tendría en mejor disposición, pero no todo está perdido si bien la temporada de los chicos de Joel Santana es totalmente loable visto como acabó el año anterior. Empero, en este 2010 suman el estadual carioca y quizá una gran alegría a nivel nacional. El sábado toca prueba de fuego ante Atlético Mineiro, que se está jugando la permanencia y pese a la buena senda reciente de éxitos necesita ganar para eludir la zona baja.

Finalmente, Atlético Paranaense y Grêmio están con 47 puntos en una situación complicada para campeonar pero en perfecta disposición para luchar por la 4ª plaza de Copa Libertadores no solo con quien los anteceden sino también con los paulistas São Paulo y Palmeiras, que no les andan a la zaga. El Tricolor Gaucho apurará sus opciones esta noche en su visita a Fluminense en uno de los choques adelantados, haciendo lo propio el Furacão ante el Tricolor Paulista, en un duelo con mucho sabor e importantes intereses compartidos para ambos.

Así pueden ver, esta es la realidad del siempre disputado, sorprendente y precioso balompié brasileño, con multitud de clásicos luchando en igualado duelo por el sueño de reinar por sobre el resto. En las próximas fechas probablemente escribamos algo más sobre el desenlace del campeonato, que se vuelve a presentar apasionante no solo como hemos mostrado arriba, sino abajo con grandes como At.Mineiro y Flamengo intentando escapar de la quema. Fútbol brasileño, fútbol en estado puro.

1 comentario:

cityground dijo...

Que irregularidad la de los equipos que pelean por el titulo, la temporada pasada ya fue similar.

Ayer gano Fluminense después de mucho tiempo, como ha cambiado el Flu que ha pasado de salvarse milagrosamente a ser líder, me decanto por ellos para que ganen el titulo aunque muchos con opciones reales.

Por abajo Flamengo puede sufrir, y el que parece lo hará seguro es Atletico Mineiro.

Este año sigo menos la B ya que no hay ningun grande, Sport Recife es el que mas me tira.

Bonita liga el Brasileirao.