.

.

Entrevista con Marco Pérez, jugador español del Wiener Sportklub (Primera parte)

Marco Pérez es un jugador español que nació (21/3/1978) y se crió en el Principado de Liechtenstein y que juega desde 2008 en el Wiener Sportklub, equipo que milita en el grupo este de la liga regional austriaca. Antes de llegar al equipo vienés, Marco militó en el FC Triesen (1985-1990), FC Vaduz (1990-1997), FC Basel 1893 (1997-2001), SR Delémont (2000), FC Wangen bei Olten (2001), FC Vaduz (2001-2006), SC Eisenstadt (2007) y First Vienna FC (2007-2008). El pasado 14 de octubre me encontré con Marco a la salida del entrenamiento del Sportklub y después nos dirigimos al Café Ritter situado en la calle Ottakringer. Allí estuvimos casi dos horas hablando sobre su carrera en una entrevista que se dividirá en dos partes. Aquí comienza la primera parte:

Café Fútbol: En el mundo del fútbol se te conoce como Marco Pérez, sin embargo tu nombre es Sancho Marcos Pérez, ¿es correcto?
Marco Pérez: Realmente mi nombre es Marcos Pérez Sancho. En Suiza sin embargo, me empezaron a llamar Marco Pérez.
CF: Naciste y creciste en Liechtenstein pero, ¿de dónde es tu familia?
MP: Mi padre es esloveno y mi madre de Orense. Mis padres no estaban casados y por eso tengo pasaporte español, el de mi madre, también tengo sus apellidos.
CF: ¿Qué idioma se hablaba en casa?
MP: Con mis padres alemán y español. Al principio sobre todo español pero después cuando fui creciendo se hablaba más alemán. Hablo también un poco de esloveno.
CF: ¿Qué relación tenías con España?
MP: De pequeño fui alguna vez con mis padres a Orense, pero la última vez que fui tenía 8 años. Desde entonces he vuelto a España pero no a Orense.
CF: ¿Cómo se vive en Liechtenstein?
MP: Estoy muy contento de haberme criado allí. Es muy seguro, muy limpio,… Además tienes muchas ayudas, recibes muchos apoyos. Nunca he tenido problemas y nunca me he sentido como extranjero. La verdad es que tuve una gran infancia.
CF: ¿Cómo se vive el fútbol allí?
MP: A la gente le interesa el fútbol, pero no lo viven tan intensamente como en otros países, como España, por ejemplo. Lo bueno es que los buenos deportistas reciben mucho apoyo en Liechtenstein. Tradicionalmente el esquí ha sido siempre el primer deporte . Sin embargo, en los últimos 15 años el fútbol ha ganado en importancia, sobre todo la selección nacional.
CF: ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del fútbol?
MP: A mi padre le gustaba el fútbol, no había sido jugador ni nada, pero le gustaba mucho. Los sábados y los domingos solíamos jugar juntos. Una familia española vivía al lado de nosotros y uno de los hijos de la familia, que era 10 años mayor que yo empezó a jugar conmigo. Cuando cumplí los 7 años, él me llevó a mi primer club, el FC Triesen.
CF: ¿Practicaste otros deportes de pequeño?
MP: No, solo me interesaba el fútbol.
CF: De niño comenzaste a jugar en el FC Triesen, ¿qué recuerdos tienes de tu primer equipo?
MP: Ya desde que tenía 7 años me importaba mucho el fútbol. Ya tenía claro que quería llegar a algo. A mis compañeros de equipo sin embargo eso no les importaba mucho. Por esa razón, yo era como el raro, el marginado del equipo. Fui mejorando rápidamente, me lo tomaba muy en serio y entrenaba mucho.
CF: Con 12 años fichas por el FC Vaduz y con 15 debutas ya con el primer equipo.
MP: Fue muy difícil el cambio de equipo. Mi entrenador y otro entrenador del equipo sabían que si quería llegar a algo tenía que dejar el Triesen e irme a jugar al FC Vaduz. Ellos me ayudaron a cambiar de equipo. Sin embargo, en el club no estaban muy contentos con el cambio y querían recibir dinero por ello. Me presionaron mucho y después de irme del equipo, casi todos los del FC Triesen dejaron de saludarme. Excepto los dos entrenadores que me ayudaron a irme al FC Vaduz. Con uno de ellos aún mantengo el contacto hoy en día. El entrenador del FC Vaduz había estado antes en Triesen.
CF: Cuando jugabas en el FC Vaduz en la liga regional suiza, llegaste a jugar en 1996 un partido con la selección nacional de Liechtenstein e incluso conseguiste un golazo en ese partido. ¿Porqué no hubo continuidad con la selección tras ese partido?
MP: Yo soy español, solo tengo el pasaporte español. Ese partido lo pude jugar porque era un partido benéfico. La federación de Liechtenstein me contactó varias veces antes del partido y también después del partido para que jugase con ellos. Quise obtener el pasaporte de Liechtenstein pero para ello tenía que renunciar a la nacionalidad española pero yo no quería eso, ¿por qué voy a renunciar a algo que me pertenece?. Hoy en día pienso que quizás hubiese sido mejor para mi carrera haberlo hecho.
CF: ¿Qué significó para ti ese partido con la selección?
MP: Cuando me llamaron para jugar ese partido no estaba seguro de querer jugar. Me lo tuve que pensar mucho. Pero me apetecía mucho jugar contra Alemania. De niño seguía mucho la liga alemana, pero no me gustaba tanto su selección, hacían un fútbol muy físico. Al final dije que sí. Estaba muy motivado al ser contra Alemania. Quería a toda costa meter un gol, todo el partido tuve eso en mi cabeza.
CF: Y al final lo conseguiste, ¿y vaya golazo?
MP: Si, al final lo conseguí.Después de ese partido me llegaron ofertas de Alemania, de la segunda categoría alemana y también de la liga regional. Pero yo no quería irme allí. Es un fútbol demasiado físico. Si me hubiese llegado alguna oferta del sur de Europa habría aceptado, pero no de Alemania. De todas formas, me sorprendieron mucho las ofertas que me llegaron.
CF: Antes de cumplir los 20 fichas por uno de los grandes del fútbol suizo, el FC Basel, y rápidamente te haces con un puesto de titular, ¿un sueño hecho realidad?
MP: Me sorprendió mucho que me llegase la oferta, no contaba con ello. Pensaba que no llegaría a dar el salto. Fue después en un partido en Vaduz. Después del partido se acercó a mí un señor y me preguntó si quería fichar por el FC Basel. Me sorprendió mucho. Yo ya no estaba tan interesado en ser profesional. Dije que estaba interesado pero puse dos condiciones: quería acabar mis estudios de dibujo técnico y quería firmar el contrato con el primer equipo del Basel, no con el filial.
CF: ¿Es el paso lógico para un futbolista de Liechtenstein fichar por un club suizo?
MP: Si, primero Suiza y después el extranjero. Antes casi no había jugadores profesionales de Liechtenstein. Las selecciones de categorías inferiores del país no disputaban competiciones internacionales y eso hacía más difícil el salto de un jugador de allí.
CF: ¿Es difícil dar el salto al fútbol suizo?
MP: Ahora es más fácil que hace 15 años.
CF: ¿Cómo fueron tus comienzos en el FC Basel?
MP: Fueron muy interesantes. Es un gran equipo, bien estructurado, con más atención por parte de la prensa. El FC Basel es en Suiza lo que el Rapid en Austria. Cuando llegas allí, siendo joven, viniendo de un pueblo, de un equipo amateur a un equipo profesional, todo es muy distinto. Al principio no veía posibilidades de jugar. Había jugadores de gran nivel como Oliver Kreuzer, Maurizio Gaudino, Adrian Knup o Jürgen Hartmann. Comencé de suplente, los primeros meses estaba siempre en el banquillo. Sin embargo en la segunda mitad de la temporada comencé a jugar.
CF: Cuando parecía que todo iba muy bien, te lesionas y a raíz de eso tienes algún problema con el nuevo entrenador del equipo, Christian Gross. ¿Qué ocurrió?
MP: Tan rápido como fue todo hacia arriba, fue hacia abajo. Si me hubiese mantenido otro año jugando, habría seguido fijo allí. Me lesioné en la fase más importante. Gross acababa de llegar y al principio comencé jugando con él. Luego me lesioné y llegaron los problemas con él. Tenía inflamaciones en los abductores. En el Basel me dijeron que me tenía que operar. Aprovechando unos días libres en Vaduz pensé en obtener una segunda opinión de un médico suizo que trabajaba cerca de Vaduz. Conseguí una cita para el lunes, pero ese día había entrenamiento. Llamé al entrenador para pedirle permiso para no ir a entrenar ese día y así poder acudir a la cita con el médico. En el club también le conocían. Pero Gross no me dejó y me dijo que tenía que ir a entrenar. Al día siguiente fui al entrenamiento y nada más llegar Gross me llamó para hablar con él. Me dijo que lo que yo había hecho era un abuso de confianza y que ya no confiaba en mí. Desde ese momento todo se acabó. Yo tampoco me comporté bien a partir de ese momento.
En octubre, tras la operación, volví a entrenar. Busqué una reunión con Gross, pero creo que no lo tenía que haber hecho. Quería saber si confiaba en mí. Después me hacía la vida imposible en cada entrenamiento, durante dos meses. Cada mañana me levantaba sin querer ir a entrenar. Creo que es uno de los mejores entrenadores que he tenido, pero si no le gustas te hace la vida imposible. Si le gustas te puede exigir y favorecer mucho pero si no le gustas te machaca. Tiene buena fama en Suiza por su trabajo. De hecho creo que por su fama puede haber influido en otra gente en Suiza en la forma de pensar sobre mí.
CF: ¿Crees que Gross fue injusto contigo?
MP: En parte sí. Quizás influyó que yo no fuera suizo. Él siempre puso a jugar a jugadores suizos y logró llevarlos a la selección. Yo no era suizo y él se buscó a otro que sí que lo fuese y que pudiese jugar con la selección. Estoy seguro de que si fuese suizo todo hubiese sido distinto.
CF: ¿En qué medida influyó en el resto de tu carrera el incidente con Gross?
MP: Mi carrera se arruinó por eso. Me había hecho un nombre en poco tiempo. Tenía un futuro allí. No culpo solo a Gross, yo también cometí errores. Quizás con otro entrenador hubiese salido todo mejor. Con el anterior entrenador entrenaba mucho mejor.
CF: Ayer mismo le despidieron del Stuttgart, ¿lo sabías?
MP: Lo he leído hoy. Me importa tanto como a él le importó lo que a mí me pasó. Pero no me alegro de que le hayan despedido. No me interesa. Creo que es un buen entrenador.
CF: Abandonas el FC Basel y juegas una temporada en dos equipos menores suizos, el SR Delémont y el FC Wangen bei Olten, ¿cómo fueron esas dos temporadas?
MP: Bueno, a los dos equipos llegué cedido por el Basel. No quería ir a ninguno de ellos, me obligaron. El entrenador del Delémont había sido director técnico en el Basel. Yo no quería ir, me presionaron y tuve que jugar allí. Al Delémont llegaba tras la lesión. Llegué en la segunda mitad de la temporada (2000), para jugar la fase de descenso a la segunda categoría. Había mucha presión y aún no estaba en forma tras la lesión, además el equipo era el candidato número uno para el descenso. Podía traerme una fama negativa. Yo quería ir a un equipo de mitad de la tabla. No pude hacer nada, descendimos y arruiné la fama conseguida.Después volví al Basel, hice la pretemporada con ellos y jugué algunos partidos amistosos. Me volví a encontrar motivado. Sin embargo, el último día de la pretemporada Gross nos llama a mí y a otro jugador turco y nos dice que nos tenemos que ir a jugar al FC Locarno. No quisimos irnos y nos mandó a jugar al equipo filial. Jugamos media temporada en el filial. A mitad de temporada (2001) me dijeron que me tenía que ir a jugar al FC Wangen bei Olten, equipo de la segunda categoría que jugaría la fase de descenso a la liga regional. Se trataba otra vez del principal candidato al descenso. Me presionaron y amenazaron otra vez. Me fui y acabamos descendiendo.

Enlaces de interés: Resumen del partido entre Liechtenstein y Alemania, disputado el 4 de junio de 1996 en Mannheim: primera parte y segunda parte. Gol de Marco en el minuto 4:55 del segundo vídeo.

Wiener Sportklub.

Transfermarkt.

Ostliga.

Foto de la página oficial del Wiener Sportklub. Me olvidé por completo de hacerle una foto a Marco durante la entrevista.

8 comentarios:

cityground dijo...

Como se las gastan en Suiza y el señor Gross.

Interesante la entrevista, no conocia a este jugador.

Martín dijo...

Interesantisima entrevista, sobre todo para conocer un poco más lo que se mueve detras de los bastidores.

Martín dijo...

Estoja, releyendo un artículo que escribí sobre la copa de Liechtenstein, acabo de descubrir que mencionaba al Triesen, el equipo en el que debutó Marcos, y justamente por la presencia española alli, fijate:

http://cafefutbol.blogspot.com/2007/12/el-combinado-espaol-que-juega-la-copa.html

Jo, si me llegó a dar cuenta antes, tal vez podriamos haberle preguntado algo sobre el tema.

Estoja dijo...

Bueno, no pasa nada Martín. Le he enviado el enlace de tu artículo. A ver si me comenta algo.

Por curiosidad comentar que la entrevista la hicimos en alemán. Creo que también la podríamos haber hecho en castellano porque cada vez que tenía yo problemas con algo en alemán, rápidamente me traducía Marco al castellano. Pero bueno, elegimos el alemán porque Marco se puede expresar mejor así. Y creo que lo importante es que el entrevistado se exprese de la mejor forma posible.

chimoeneas dijo...

felicidades por la entrevista, estoja. muy interesante la vida de pérez (al cual, reconozco, no conocía antes).

espero no tener muchos jefes como gross!

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Es bonito que se acerquen historias como esta.

Saludos

Estoja dijo...

Martín,
Intercambié unos correos con Marco y me confirma lo que escribes en el artículo sobre la copa de Liechtenstein. Me comenta además que el mismo entrenó con ese equipo algunas veces y conoce a algún jugador.

La segunda parte de la entrevista la tenía pensado poner mañana pero creo que me adelantaré.

Valentin dijo...

Excelente y original entrevista!
Estoja, por favor, me podrías pasar el mail de Marco Perez. Me gustaría consultarle sobre la ost liga. SOy un jugador argentino que me gustaría ir a probar suerte allá.
Muchas gracias.
Cualquier cosa estoy a tu disposición.