.

.

Viajes & fútbol: Inter-Sampdoria

Con el burro por delante (o sea yo) me presento más feliz que un niño con una bolsa de caramelos. Obvio, la mía era volver a ver al Inter en directo, por eso el pasado domingo asistí por el módico precio de 37€ al choque que los enfrentó a la Sampdoria en San Siro. Buena plaza, mejor compañía, aunque mi chica es bianconera, pues ya se sabe que nadie es perfecto.

Pero seamos ordenamos, comencemos por el principio. La pereza matutina del domingo nos tuvo en casa hasta después de almorzar, justo cuando pusimos rumbo al centro. Unas cuantas compras, de vuelta a casa a soltar la carga y luego a tomar el recomendabilísimo aperitivo italiano, en esta ocasión en un local situado en las proximidades de la Porta Venezia llamado Frank que mezclaba calidad con buen gusto, aunque no pudimos recrearnos demasiado pues el tiempo apremiaba y había que poner rumbo al estadio.

Un frío que pelaba junto a la continua lluvia nos acompañó desde antes de entrar a la estación de metro hasta el final del recorrido en la “Via dei Piccolomini”, a la cual llegamos tras enlazar con tranvía y bus, una pequeña odisea que hubo que repetir a la vuelta pero mereció bastante la pena por la experiencia vivida.

Y es que si en Italia ya las canchas no se llenan como antes salvo para clásicos o choques muy puntuales, el Meazza no sería esta vez una excepción. Parte de los fondos completamente llenos, otras partes muy vacías. La zona de los Boys San, los Irriducibili y resto de peñas y/o radicales (que no siempre son lo mismo aunque allí se entremezclan) colmaba los graderíos tras las porterías, especialmente la denominada “Curva Nord”, donde los descerebrados de siempre encendían bengalas al comenzar el encuentro, cuando marcó la Sampdoria (?) y también al hacerlo el Inter.

Perdonadme si esperabais más detalles, pero prefiero pasar a lo estrictamente futbolístico. El choque se presentaba atractivo, y debo admitir que para ser un encuentro del Calcio fue bastante entretenido, o al menos así lo percibí yo como seguidor nerazzurro. Bastante unidireccional por el cerrojazo que impuso Di Carlo para frenar a los míos, que en Europa ven bastante más puerta al jugar ante equipos más “generosos” por llamarlo de alguna manera. Sin embargo de vez en cuando soltaban contras conducidas por Cassano y Pazzini que nos ponían el corazón en un puño.

Del otro lado, he de reconocer que por lo general soy bastante crítico con Benítez pero me gustó mucho tanto el planteamiento como el juego del equipo. Eso sí, creo que ya es hora de sacar del inmerecido ostracismo a Pandev en lugar de Biabiany, que tiene maneras pero no acaba de romper. Todo lo contrario que un Coutinho espectacular que fue la sensación de la noche. Regates eléctricos, plasticidad y mucho descaro al que solo le faltó el gol que únicamente pudo encontrar Eto’o para igualar una contienda que se nos escapaba inmerecidamente (y que me perdonen los amigos Blucerchiati). El camerunés por cierto se mostró muy participativo, incordiando constantemente y batiéndose en todas con la defensa genovesa.

Mientras todo ello sucedía un tipo destrozaba mis tímpanos en la grada con sus constantes silbidos y reprimendas, especialmente dirigidas a los arqueros visitantes, ya que Curci interrumpió varias veces el juego e incluso fue sustituido por Da Costa. La angustia nos atenazaba a todos pues el equipo jugaba bastante bien pero no solo no ganaba sino que fue perdiendo un buen rato merced al tanto de Guberti (mi chica se rió mucho cuando le expliqué que aquí diríamos eso de “no lo conocen ni en su casa”). Eto’o llevó la algarabía a nuestros corazones, Maicon casi consuma la remontada y pese a que el empuje no tuvo premio al final despedimos a nuestros chicos entre aplausos.



Espero que os haya gustado la pequeña aventura, no he podido ser todo lo detallista que quisiera por carecer del tiempo suficiente, pero prometo que mi próxima visita a la cancha de Racing de Avellaneda será muy diferente. ¡Hasta el próximo viaje futbolero!

3 comentarios:

cityground dijo...

Ya veo que lo pasaste bien, la Samp planto cara pero la victoria era un premio demasiado grande, cuando marco Etoo me imagine que estarías celebrandolo en la grada y me dolio un poco menos.

¿Tu novia juventina?, mi mujer es del Zaragoza así que te entiendo.

Ese Coutinho me gusta, además Benitez le esta dando minutos, cuando Milito recupere el nivel el Inter volvera a estar arriba del todo en el calcio, en Europa lo veo mas complicado esta temporada.

IanCutris dijo...

Uff, no se yo si me gastaría los dineros para ver un partido del Calcio. Menudo tostón...
De todas formas se agradecen estas crónicas. Espero que lo pasaras bien.
Un abrazo!

Garrincha dijo...

@Cityground

Tengo muchas ganas de que vuelva Milito, pero viendo como está Eto'o arriba no sé que va a pasar. Sea como sea Baibiany debe dejar su lugar al argentino o a Pandev.
Por otro lado, claro que en Europa será muy complicado, pero estoy seguro que el equipo dará mucha batalla.

@IanCutris

Es lo que hace el amor incondicional. Puede que el partido no tenga mucho atractivo pero para mi ver al Inter es siempre grandioso, y además fue bastante divertido el choque, más aún teniendo en cuenta que hablamos de un partido del Calcio.

Gracias a ambos, un saludo!