.

.

Entrevista con Pablo Coira Lojo (Primera parte)


El pasado sábado 27 de noviembre me encontré con Pablo Coira en Spoon, un local situado en un barco en el río Danubio, en pleno centro de Budapest. El día anterior había estado en el estadio József Bozsik viendo el partido que enfrentó al Budapest Honvéd, equipo de Pablo y al Vasas SC, también de la capital húngara. La entrevista fue un repaso de toda la carrera del jugador gallego.

Café Fútbol: ¿A qué edad comenzaste a jugar al fútbol?
Pablo Coira: A los 6 años en la Escuela Municipal de fútbol del Arosa.
CF: De pequeño, ¿te gustaban otros deportes?
PC: Me gustaba más que nada el fútbol pero también jugaba al tenis. Soy socio de un club de tenis en Villagarcía y jugaba torneos por toda Galicia.

CF: Llegaste al Compostela con 17 años, ¿en qué equipo habías jugado antes?
PC: Estuve en las categorías inferiores del Arosa y debuté con el primer equipo en Tercera a los 16 años. Al principio jugaba de interior derecho pero en edad juvenil comencé a jugar de lateral y en el primer equipo del Arosa alterné ambas posiciones. Tras debutar en Tercera seguí jugando con el equipo hasta final de temporada.En la temporada 97/98 ficho por el Compostela y juego con el equipo juvenil de División de Honor y con el filial que estaba en Tercera.

CF: ¿Cómo se produjo tu paso al primer equipo?
PC: Comencé la temporada 98/99 en el filial de Tercera y a los pocos partidos me convocó Maceda (entrenador del primer equipo) para jugar contra el Las Palmas en la Copa del Rey. Esa misma semana me convocó también para jugar contra el Osasuna en Segunda y ya me quedé en el primer equipo toda la temporada.

CF: ¿Cuándo debutaste con la selección sub-20?
PC: Al poco tiempo de debutar en Segunda me llamó Iñaki Sáez y debuté en un torneo en Las Palmas contra Alemania y los Estados Unidos. Era el Torneo del Atlántico. Luego seguí jugando partidos con la selección hasta que entré en la lista de Sáez para el Mundial.

CF: ¿Qué recuerdos tienes del Mundial sub-20 de 1999?
PC: Pues la verdad es que bastantes, pero el más importante es haber sido campeones. También recuerdo la amistad que había en el grupo y la convivencia que tuvimos. Fue además un Mundial especial porque se jugaba en Nigeria, un país complicado con problemas de seguridad y con muchas enfermedades. Tuvimos que ponernos 7 vacunas antes de viajar allí.

CF: ¿Tienes alguna anécdota del Mundial?
PC: Si, muchísimas. Para empezar, nada más aterrizar en Nigeria, nos recibió en la misma pista de aterrizaje una tribu local con una danza a 40 grados.Compartíamos hotel con la selección brasileña, la gran favorita al título. Recuerdo que se notaba que había un mejor ambiente en nuestra selección y que éramos un grupo de amigos, a los brasileños se les veía más serios.Hacía un calor infernal y era normal ver lagartos en el hotel. Además había muchos mosquitos e incluso un día dormimos con chándal para evitar las picaduras.Recuerdo que no nos dejaban salir del hotel. Sin embargo al cambiar de sede, en el nuevo hotel había unas tiendas al lado del hotel y allí sí que podíamos ir. Solíamos cambiar ropa o material de la selección por estatuas de madera u otras cosas de la zona. Guardo muchos recuerdos comprados en ese mercado.Llamar a casa no era fácil y utilizábamos unas tarjetas de 2.000 pesetas que nos traían de la ciudad. Eran de 2.000 pesetas pero no daban para mucho tiempo, para 5 minutos más o menos. En la cabina había un guarda de seguridad y nos llevábamos muy bien con él, a veces le dábamos dinero u otras cosas. Curiosamente, el dinero que gastábamos en una llamada era casi lo que él ganaba en un mes de trabajo.La comida era bastante rara allí.

CF: ¿No viajó un cocinero como con la selección absoluta?
PC: No, íbamos sin cocinero. No se controlaba tanto la comida. El doctor elegía el menú y se lo pasaba a la gente del hotel.

CF: ¿Cómo se desarrolló el campeonato?
PC: El primer partido fue contra Brasil, la favorita. Ganamos 2-0 con dos goles de Gabri y esa victoria marcó un poco el resto del campeonato, ya que habíamos ganado a la gran favorita.El segundo partido empatamos sin goles contra Zambia. El partido más caluroso de mi vida. Después ganamos 3-1 a Honduras y pasamos como primeros de grupo.En octavos le ganamos a los Estados Unidos, en cuartos Mali y en semifinales nos tocó jugar contra Ghana, sin duda el partido más complicado de todo el campeonato. Durante el partido llovió torrencialmente y hacía muchísimo calor. Hizo también mucho viento y de hecho los banquillos llegaron a volar. Íbamos ganando 1-0 y en el minuto 90 tiran una falta que se iba fuera pero el balón tocó en Ofori-Quaye y se le coló por el otro lado a Casillas. Llegamos a la prórroga y a los penaltis. A mí me cambiaron en la prórroga porque me lesioné, los únicos minutos del mundial que me perdí, creo que fui uno de los jugadores con más minutos en el campeonato.En la tanda de penaltis Ghana tuvo la posibilidad de ganar con el 4-3 pero lo paró Casillas. Curiosamente esa parte de la tanda de penaltis no se pudo ver en España por la tormenta que te comenté antes.La final contra Japón fue más fácil, ya ganábamos 3-0 a los 20 minutos.La gente aún me recuerda el Mundial. Fue algo muy importante para España y para mí. No es fácil estar ahí.

CF: ¿Qué otros jugadores había en el resto de selecciones?
PC: Cambiasso de Argentina, Cannobio y Forlán de Uruguay, Ronaldinho, Edu, Fábio Aurelio, Julio César, Matuzalem y Fernando Baiano de Brasil y Keita y Diarra de Mali.Creo que también Owen, Gerrard, Cole en Inglaterra.

CF: ¿Mantienes el contacto con alguno de tus compañeros de selección?
PC: Es difícil mantener el contacto, sobre todo desde que estoy fuera de España. Pero bueno, mantengo el contacto con Aranzubía, con Yeste y con Couñago. El año que estuve en el filial del Espanyol tuve contacto con Xavi. También estuve un par de veces en Madrid con Iker, pero no hablamos regularmente.

CF: En aquella selección hay jugadores que han tenido trayectorias completamente distintas, por ejemplo Jusué y Xavi, o Lombardero y Marchena. ¿Por qué crees que dentro de una selección campeona del mundo en categorías inferiores puede haber trayectorias tan distintas? ¿Qué influye en eso?
PC: Influyen muchas circunstancias. En el caso de Xavi, con la calidad que tiene, es muy difícil que la cosa hubiese ido mal. Xavi estaba un nivel por encima del resto. Un cúmulo de circunstancias pueden marcar la diferencia: el contrato, el equipo, la decisión del entrenador, el competidor por tu puesto en el equipo, el no recibir oportunidades, que el club no sepa valorar el nivel que tienes. Piensa el número de futbolistas que lo intentan y que porcentaje llega a ser profesional, es bajísimo.En el fútbol hay unos pocos jugadores superiores al resto, luego hay un 10% de jugadores muy buenos, y el resto tienen un nivel parecido.Te hablo de mi caso que es el que mejor conozco. Un campeón del mundo sub-20 que ficha por el mejor Celta de la historia, con jugadores como Gustavo López, Boban, Milosevic, Karpin, Mostovoi, Mazinho,…. El mismo año ficharon a Velasco que es un gran jugador y el club hizo un desembolso económico importante, y así es más difícil jugar.Creo que el club debería haberme aprovechado mejor. Si no jugaba en el Celta había muchas maneras de aprovecharme, cesión, traspaso. Pero eso nunca se valoró. Estando el Sevilla en Primera me quisieron cedido, yo quise irme, pero el Celta no me dejó. De esa manera se frena la progresión. Como curiosidad creo que al poco tiempo el Sevilla fichó a Dani Alves para el lateral derecho.Recuerdo además que cuando Iñaki Saez fue seleccionador absoluto comentó que los seleccionables del Celta eran Sergio, Velasco y yo. Yo pongo de mi parte todo lo posible, pero ese año jugué muy poco.

CF: ¿Por qué crees que el Celta fichó el mismo año a dos laterales derechos como Velasco y tú?
PC: Creo que el equipo fichó a Velasco para el presente y a mí como una apuesta más de futuro y se necesitaban dos jugadores para ese puesto.Yo tenía ofertas de Inglaterra y de otros equipos de Primera tras haber ganado el Mundial. Pero decidí fichar por un equipo de casa, porque ese Celta no tenía nada que envidiar al resto. De pequeño ya simpatizaba con el Celta.

CF: ¿Qué se te pasa por la cabeza al ver a integrantes de aquella selección como Marchena, Xavi y Casillas ganando la Eurocopa y el Mundial con la absoluta?
PC: Pues es un orgullo haberles tenido como compañeros. En cierta manera me siento representado por la generación. Son los únicos futbolistas españoles que tienen dos mundiales.El Mundial lo sentí también como algo mío. Es el fruto de un trabajo de varias generaciones en el fútbol de base.

CF: ¿En qué momento de tu carrera deportiva fuiste consciente de que podías llegar a algo importante en la Primera División?
PC: Creo que fue clave el debut con el Compos en Segunda. El salto de Tercera a Segunda es muy difícil. Pero claro una vez has debutado tienes que mantenerte, la continuidad es muy importante, no es solo debutar. Así que el debut en Copa contra el Las Palmas fue fundamental, se habló muy bien de mí y en la misma semana debuté en Segunda.

CF: ¿Llegaste a pensar más tarde que eso ya no sería posible? ¿Cuándo?
PC: Llega un momento que sabes que el fútbol es muy complicado. Pero no puedes bajar los brazos. Fue complicado irme a jugar a Segunda con el Alavés después de estar 4 años en Primera. Pero hay que ser realista.Decidí dejar Primera y el Celta para jugar.Luego a medida que pasan los años es difícil volver a subir, por la edad. Los equipos son reacios a darte una nueva oportunidad al más alto nivel y apuestan por gente joven, buenos jugadores y que a la larga darán posibles beneficios económicos.

CF: ¿Cómo era tu relación con Velasco, tu competidor por un puesto de titular en Vigo?
PC: Muy buena. Además aún mantengo el contacto con él, está en Grecia. Lo veía como un compañero y es de los futbolistas con los que tengo una mejor relación.

CF: ¿Te perjudicó la marcha de Víctor Fernández?
PC: Creo que sí. Y la llegada de Lotina. Esa fue una de las claves, la llegada de Lotina. Su llegada fue deportivamente mala para mí porque cortó mi progresión. Pero se trata de una decisión técnica, no le guardo rencor. Así es la vida de un futbolista. Una decisión puede cambiar el rumbo de tu vida.

CF: En tu primera temporada en el Alavés os quedáis a las puertas del ascenso, ¿un duro golpe?
PC: Salí para buscar minutos. Era un buen equipo. Pepe Mel contaba conmigo y me costó mucho decidirme a dar el paso para fichar por ellos, pero había que hacerlo. Al final creo que el año estuvo bastante bien.Llegamos a la última jornada 4 equipos con opciones de ascender, Levante, Numancia, Getafe y nosotros, subían 3. Jugábamos en Eibar y teníamos que esperar un pinchazo de alguno de nuestros rivales. Y ganamos los 4 equipos implicados. Acabamos con 74 puntos. Hoy en día se asciende con tantos puntos. La verdad es que fue un palo muy gordo no ascender. Pero en la última jornada las cosas suelen quedar como están, nada suele cambiar.

CF: Después te marchaste al Recreativo, ¿tuvo que ver tu marcha con la llegada de Piterman a la presidencia del equipo vitoriano?
PC: Si. Me había costado adaptarme al equipo pero hice una buena segunda vuelta. 16 jugadores terminaban contrato en el equipo, el presidente ya había dicho que se iba y solo se había ofrecido la renovación a 4 o 5 jugadores, entre ellos a mí. Y decidí no renovar porque el futuro del club estaba en el aire. Esa espera hace que al final no renueve y luego llega Piterman.Pero bueno, es que yo quería jugar en Primera. Y de hecho estuve muy cerca de fichar por el Getafe, recién ascendido. Parecía que el Getafe iba a fichar a Míchel y en principio yo tenía opciones de fichar también. Pero al final Míchel no se fue al Getafe y el entrenador fue Quique Sánchez Flores. Y con ese cambio lo mío se echó atrás.Luego no llegaron más ofertas de Primera. Tenía ofertas de Segunda, entre ellas la del Poli Ejido, nuevo equipo de Pepe Mel pero yo quería jugar en Primera. Dejé pasar a muchos equipos por querer jugar en Primera. Y con tanta espera, no hice pretemporada y a finales de septiembre, principios de octubre recibo la llamada del Recre.Había entrenado con el Arosa pero llegaba sin haber hecho pretemporada. Llegué a Huelva un lunes y el sábado fui titular, jugué solo la primera parte. En la segunda jornada lo mismo, titular y Quique Hernández me cambia en el descanso.Luego tuve dos roturas de fibras antes de diciembre, eso debido a la falta de pretemporada. Cada lesión con un mínimo de tres semanas de baja, y no acabas por enganchar. El bloque está hecho y es difícil entrar en el equipo.En enero vuelvo a jugar un partido de liga, luego uno de Copa contra el Sevilla y en el Pizjuán me lesiono otra vez.Tengo que reconocer que siempre tuve equipos donde jugar pero la toma de decisiones no fue la mejor. Siempre quise más y los trenes iban pasando. Eso es clave.

CF: Tras una temporada casi en blanco en Huelva vuelves al Alavés, ¿porqué?
PC: Antes de acabar la temporada había apalabrado con el Recre que si el equipo no ascendía me quedaría en el equipo. Quique Hernández se iba del equipo y el club contaba conmigo si no se ascendía. Recibí la llamada de un equipo antes de acabar la temporada pero dije que no porque tenía la palabra del Recre.Al final de la temporada no se asciende lo que en teoría significa que me quedo en el equipo. Merino, el hasta ahora lateral derecho titular había dicho que se retiraba, sin embargo, el presidente le convence de que se quede una temporada más y al aceptar Merino ya no cuentan conmigo. La opción del otro equipo que me había llamado ya no existe, por haber esperado al Recre.Luego empecé a negociar con el secretario técnico del Alavés, que acababa de ascender a Primera. Parecía que todo iba bien pero más tarde Piterman echa al entrenador y al secretario técnico. Hablo con Piterman y resulta que él no sabía nada de mis negociaciones con el secretario técnico. Piterman estaba interesado pero solo había una ficha libre, en principio sería para un portero. Firmé un contrato, pero al final ficharon a Constanzo y me quedé sin ficha. Me quedé con la idea de hacer ficha en diciembre, así que esperé allí entrenando hasta diciembre. En diciembre el equipo iba fatal, último sin ganar ni un partido y me dicen que habrá refuerzos pero que no tocarán la defensa, que necesitan otras prioridades para enderezar el rumbo. Así que no me harían ficha. Momento muy complicado para mí. Me quedé allí hasta finales de enero, tenía contrato, pero luego decidí irme porque las formas no fueron las correctas por parte del presidente.

Foto de la página web del Budapest Hónved FC.

2 comentarios:

Estoja dijo...

Como curiosidad comentar que en el mismo local en que hicimos la entrevista, cerca de nuestra mesa, se encontraba cenando la actriz Helen Mirren que está rodando allí la película "The Door".

Por otro lado, me olvidé otra vez de hacer alguna foto y he tenido que coger las fotos de la página del equipo de Pablo.

Julio dijo...

Yo me acuerdo mucho de aquel equipo sub20, creo que vi todos los partidos que pude. Me acuerdo también del otro Pablo, el que jugaba de delantero centro, y que creo que fue el pichichi. Si no recuerdo mal, uno de los perdidos/olvidados de ese equipo que se menciona, Jusué (central de Osasuna), estuvo a punto de fichar por el Madrid.

Me ha caído bien este chico. Sincero, autocrítico, sin rencor por los errores propios y ajenos del pasado, y con las ideas muy claras.

Por otro lado, me parece muy chulo jugar en un equipo tan histórico como el Honved. No sé qué pensará de esto Pablo, aunque igual me despeja la incógnita en la segunda parte.

Enhorabuena, Estoja.