.

.

Viajes & fútbol: Argentina I (Rosario)

¿Por dónde empezar a contar una experiencia de casi un mes con cientos de historias, matices y momentos mágicos? Quizá lo idóneo sea hacerlo por orden cronológico, para no perdernos y hacer esto más sencillo.

Una placentera tarde veraniega, mediado el mes de junio mientras veía un partido del pasado Mundial, conversaba con algunos amigos por internet mientras curioseaba buscadores de vuelos, algo que hacía habitualmente buscando un destino exótico que no me exigiese un desembolso desorbitado. Casi de la nada apareció una oferta de vuelo a Argentina bastante suculenta que se adecuaba a mis requerimientos así como al deseo que siempre tuve de cruzar el charco. Pocos minutos después estaba hecho: día y medio de viaje con salida desde Barcelona y escala en Doha previos a la llegada a Buenos Aires, con la posibilidad siempre presente de cumplir uno de mis sueños vitales.

Cualquiera que me conozca sabe que el fútbol me vuelve loco, y dentro de este loco mundo balompédico, Racing de Avellaneda es una de mis mayores pasiones, por lo que no iba a desaprovechar la oportunidad de verlos en directo siempre que fuese posible. La primera ocasión trastocaba mis planes, por lo que obtuve mi revancha en el duelo ante Newell’s Old Boys en el Coloso rosarino, colmado de Leprosos, con un ambiente espectacular, muy lindo y festivo en el que el gran Kipzy nos hizo un recibimiento espectacular para culminar un gran fin de semana en la encantadora ciudad de Rosario.


Ni que decir tiene que sorprendentemente la Academia se llevó el partido por 0-2 gracias a los tantos de Hauche y Luguercio (yo puedo decir que vi marcar a Luguercio dos partidos seguidos en la cancha) en el tramo final, cuando todo apuntaba a que la balanza caería del lado local. Un arbitraje muy discutido por el lado leproso así como un inoportuno parón de varios minutos debido a las bengalas encendidas en un fondo, cortaron el ritmo de NOB, algo que aprovechó Racing para llevarse una victoria importante de cara a la carrera por la Copa Libertadores, algo que a estas alturas poco importa ya.

Sin embargo, si bien el resultado me dejó muy contento pese a no poder festejarlo (estaba entremezclado con la hinchada leprosa), lo más importante para mí fue poder ver en directo a Racing. Tras tantísimos años viéndolos a tantos miles de kilómetros, a tantas horas de distancia y generalmente de madrugada, poder tener a esos tipos que defienden un sentimiento tan fuerte tan cerca de mí no sabría como explicar los sentimientos que tuve en aquel momento.

Todo ello mezclado con el desenfadado folklore argentino, las cargadas al rival, las puteadas a propios y extraños, el ambiente embriagador y dos cuadros siempre alentados hasta la extenuación por los suyos que hicieron de la velada algo inolvidable. Por si fuera poco, Kipzy nos contó mil y una historias y anécdotas del fútbol local y nacional, de Grondona, de la rivalidad con Central, el pasado y presente de Newell’s, la Albiceleste, el Mundial y mucho más. Como colofón una agradable cena entre amigos con su abuelo, un hombre entrañable que vio jugar a todos los grandes y vivió las mejores épocas tanto de su club como de su selección.



Sin duda, una experiencia inmejorable en la cuna del Che Guevara, con una gente encantadora y un ardor futbolero increíble, como bien dejaban a las claras las pintadas por todo el largo y ancho rosarino entre los fanáticos Canallas y Leprosos. “Y dale alegría alegría a mi corazón …”

4 comentarios:

cityground dijo...

Vaya viaje te has pegado, debe ser una gozada ver un partido con ese ambiente, si alguna vez voy Argentina no me vuelvo sin ver un partido.

Además gano tu Racing aunque al final no le sirvió para la Libertadores pero si para mejorar el promedio para alejar fantasmas de descenso.

kipzy dijo...

Garrincha fue un talismán, hace mas de una década que no ganaban en el Coloso, pero bueno, el parate por la muerte de Kirchner nos quitó el ritmo y nos mató fisica y anímicamente, desde entonces hemos marcado 2 goles en 11 partidos, nos caímos a pedazos... Por otro lado es terrible lo de Racing, por primera vez en mucho tiempo no pelean el descenso sino que tienen un equipo bastante competitivo (gracias a G10vanni Moreno, exclusivamente) y no pueden entrar a una copa por culpa de que el rival gane el segundo trofeo continental (de manera por demás de amañada, claro está), es algo que aquí llamaríamos "muy Racing".

En cuanto a la visita, ojalá se repita. Por otro lado es una pena que Newell's no se dedique a hacer giras por el exterior como sucedía a mitades del siglo pasado, ¡sería una muy buena excusa para pasar por tu casa! ;), Buena suerte en Milano y Austria...

PD: Beligoy hijo de un vagón lleno de putas, vendido de mierda y LRPMQTP!!!

Garrincha dijo...

Sos un grosso Kipzy :D Pensaba que esta vez el estigma no nos castigaría, pero no hay manera, somos Racing, espero venganza el próximo semestre :)
Por otro lado, totalmente de acuerdo en lo de Beligoy y el título del Rojo, que fiasco y que feo para el fútbol.

@City
El ambiente fue espectacular, no puedo imaginarme lo que debe ser en el clásico ante Central. Sin dudarlo si vas, has de ir a algún partido.
Y claro, sumar siempre es bueno, nunca se sabe cuando puede haber un mal campeonato.

Un saludo!!

Lorena dijo...

Qué bueno que te decidiste por Argentina. Ahora te das cuenta de que hiciste lo correcto porque es uno de los destinos turísticos elegidos por a mayoría de la gente no sólo por los atractivos naturales e históricos sino también porque realmente te permite no "desembolsar" tanto.
La persona que va de turismo ahí sabe que tiene muchas opciones por el tema de que hay muchas ciudades turísticas y cada una con algo diferente.
está buenísimo!
Te felicito,
Lore