.

.

Y de repente... ¡el Sunderland!

Ni el City de Tévez, ni los hat-tricks de Berbatov, ni las exhibiciones de Gareth Bale en cada partido. No sir (?), sorprendentemente y dejando a todos atónitos, el Sunderland es la gran sensación de la Premier League este año, el outsider que nadie esperaba.

Casi de la nada, pillándonos a todos por sorpresa, tras rebasar el ecuador de la competición los norteños se ubican sextos en la tabla, con una diferencia sustancial de 6 puntos respecto al pelotón de perseguidores (entre ellos su acérrimo rival, el Newcastle) aunque un encuentro más que estos, y muy cerca de los puestos de honor, prácticamente rozando a Tottenham y Chelsea, contra los que no solo no ha perdido cuando los visitó a ambos sino que incluso goleó a los Blues por 0-3, en lo que constituye por ahora uno de los highlights de la temporada inglesa.

Un plantel dirigido por Steve Bruce lleno de carisma con nombres como Asamoah Gyan, Bramble, Zenden (!) … pero también con talento, como el propio delantero ghanés o los ex-red devils Daniel Welbeck y Kieran Richardson, autor de los dos tantos que ayer le dieron la victoria en Bloomfield Road ante el agradable Blackpool, haciendo olvidar el traspaso de Darren Bent al Aston Villa, algo que algunos aún no alcanzamos a entender.


szólj hozzá: Bp1-2Su[matchhighlight.com]wmv

Tampoco cabe olvidar que ha habido altibajos, ya que entre septiembre y octubre el equipo cayó en casa en Copa de la Liga ante el West Ham y apenas venció un encuentro por la mínima al Aston Villa, antes de cerrar la serie negra encajando una dolorosa goleada por 5-1 en el clásico ante el Newcastle.

Pero desde entonces todo son sonrisas en el Stadium of Light, precisamente por donde volverán a pasar sus rivales londinenses en sus dos próximos encuentros en casa, momento en el que podrán permitirse la licencia a soñar o todo quedará e mera ilusión y pelea de mitad de tabla. Sería un buen epílgrafe para un Sunderland que quiere volver a pelear con los grandes ahora que está cercano el centenario de su último campeonato liguero (1913, el sexto). En sus pies está volver a hacer historia y presentarse ante el fútbol de campanillas por la puerta grande.

1 comentario:

kipzy dijo...

juega muy bien este equipo, y miren que se los dice un fan del newcastle...

ahora, por otro lado, mi otro equipo no deja de avergonzarme, una vez que no gana el dortmund, y a mi schalke se le ocurre ganarle al segundo para dejarle el torneo en bandeja, patético!