.

.

Clásicos de aquí y de más allá (sábado)

¡Qué lindo cuando me sale un titular tan ingenioso (!) y trabajado (?)! Pero incluso más bello ha sido el fin de semana con choques entre viejos rivales alrededor del mundo, la mayoría por disputar cosas serias en sus campeonatos nacionales, algunos como los brasileños por sus preciosos Estaduales, y todos sin duda por el honor de vencer al antagonista de toda la vida.

Iremos por orden, comenzando por unos choques del sábado (los de hoy van luego en otra entrada) que salvo el griego no eran realmente decisivos, pero como siempre todos apasionantes. Y es precisamente en Grecia donde el choque entre los dos gigantes del país adquiría mayor importancia, dado que era posiblemente la última chance de Panathinaikos para seguir teniendo chances de mantener su corona de campeón.

No pudo ser para los Verdes, que cayeron 2-1 en El Pireo ante Olympiakos, el cual aumenta a 10 una ventaja que se antoja inalcanzable una vez restan 7 jornadas para la conclusión del campeonato.



Sin embargo el primer derby de la fecha fue el hanseático por excelencia, entre Hamburgo y W.Bremen, con los primeros como locos por sacarse el mal sabor de boca que les quedó el pasado miércoles ante St.Pauli y los de Bremen intentando salir de un pozo tan extraño para ellos como complicado por como está la Bundesliga. Tan turbias bajan las aguas por el Weserstadiom que parece que por primera vez en mucho tiempo se plantean la destitución de Thomas Schaaf en el banco de suplentes. No es para menos, pues el 4-0 encajado pesa tantísimo como la pobre clasificación de un cuadro que comenzó el año jugando Champions League y ahora se preocupa por la permanencia.



Seguimos en Francia, donde la noche europea la cerraba un O. Marsella – St.Etienne que enfrentó a los clubes con mejor historial nacional, aunque Les Verts hace mucho que dejaron de pelear en serio por las cosas importantes. Sin embargo este año llegaron a liderar la tabla al principio y se mantienen en la zona medio-alta, aunque anoche claudicaron por 2-1 ante el vigente campeón, un OM que sigue en plena remontada con el objetivo de alcanzar al talentoso Lille. Con su victoria y la caída del mencionado líder, ya está a 3 puntos de la cabeza.



Por último cerramos con el Racing-Boca, primer duelo de grandes de la temporada argentina, que destacó más por las notables ausencias (Gio Moreno y Toranzo en los locales, Riquelme y Erviti en los visitantes) que por el fútbol desplegado. Si bien el choque fue parejo e incluso la Academia tuvo bastantes buenas chances, siempre desbaratadas por Javier García, fue el Xeneize quien se llevó los 3 puntos con un gol de Mouche a poco de comenzada la segunda mitad, tras aprovechar un error garrafal de la zaga académica.

Con esto terminamos la primera parte de nuestro repaso, centrado en los encuentros de ayer sábado, con lo que os postergamos a la segunda entrada que colgaremos en pocas horas.

1 comentario:

Sargón de Akkad dijo...

Es terrible el año que está haciendo el Werder, sobre todo tras una buena temporada el año pasado...de todos modos, seria extraño verles sin Schaaf si al final lo destituyen
Un saludo!