.

.

Arsenal FC: cuestión de carácter

Huevos, bemoles, carácter, cojones, llámenlo como más les plazca, pero de todo ello en la acepción que sea, carece el Arsenal, algo que viene padeciendo como mal endémico desde hace un lustro, desde que levantase en 2005 su último trofeo ante el verdugo que los alejó hoy de la FA Cup, esa en la que los Gunners festejaron ya hace tanto como campeones, cántico que jamás se ha entonado aún desde que abandonaron Highbury para llegar al remozado Emirates Stadium.

La cronología de fracasos no se puede reducir exclusivamente a la falta de poderío mental, faltaría más. Esto es fútbol y cuentan muchas cosas, aunque al final todo varíe en función de si la pelotita entra o no. Pero tras tantos años de fútbol de muchos kilates, de momentos inolvidables e incluso alguna gran gesta, las excusas comienzan a tomar un tono caduco: que si no hay dinero, que si la juventud del plantel, que si las lesiones, que la mala suerte y/o los árbitros … sin dejar de ser del todo cierto, siguen siendo excusas de mal pagador.

Creo que nadie pondrá en duda (al menos no yo) lo mucho que ha hecho Arsène Wenger por el Arsenal. Sin embargo, en el mismo período de tiempo, los otros componentes del famoso ‘Big 4’ sumaron varios títulos, y sinceramente creo que en Anfield en muchos aspectos se hubieran cambiado hace tiempo por sus colegas londinenses. Incluso sus archirrivales del Tottenham, el moribundo Portsmouth o el humilde Birmingham City, éste último mojándoles la oreja hace poro en la final de la Carling Cup, entonaron el “We are the Champions” estos años.

Hoy cayeron 2-0 en Old Trafford para despedirse en apenas 2 semanas de su tercera opción de entorchado en lo que va de campaña. Aparte del mencionado batacazo ante el Birmingham City, claudicaron en Champions en el Camp Nou ante el Barça y hoy se despidieron de la FA Cup, quedándoles solamente la Premier, en la que eso sí están muy vivos pues se encuentran a 3 puntos del líder, su rival de hoy, con un encuentro aún pendiente. Aunque claro, si mientras los Red Devils vienen de caer consecutivamente de sus visitas a Chelsea y Liverpool, tú ‘aprovechas’ para igualar en casa sin tantos ante el Sunderland y hoy te baten con un conjunto compuesto mayoritariamente de suplentes sin hacer aparentemente nada del otro mundo, es para hacértelo mirar.

10 partidos con el reto de obtener la reconocida como ‘mejor liga del mundo’ son la ocasión perfecta para hacerle ver al mundo que se equivoca con ellos. Pero mucho me temo que no será así, y no creo que este viejo diablo lo lamente demasiado.

3 comentarios:

cityground dijo...

Vaya dos semanas mas nefastas ha tenido el Arsenal, caer con Barcelona o Manchester Utd. puede entrar dentro de lo normal pero perder la Carling debió ser un palo muy duro, son muchos años sin ganar nada y el Arsenal necesitaba un titulo aunque fuera uno un poco menor.

A mi gusta como juega el Arsenal, un equipo atrevido y ofensivo pero en algunas cosas no entiendo muy bien a Wenger.

Siempre han tenido un problema en la portería, (ahora repescan a Lehmann) y arriba para mi les falta un delantero de nivel mundial, Van Persie no me convence para grandes partidos, y el mejor Arsenal de Wenger tenía a un gran Henry que marcaba las diferencias.

Ojala ganaran la Premier pero lo veo bastante complicado, quizás si el United se desgasta mucho en Champions y FA Cup tiene sus opciones.

Menottinto dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas. El Arsenal tiene una propuesta futbolística digna de elogio que le sirve a la vez de escudo contra las críticas. No gana pero parece que no les importa... no sé, me parece que le falta punch y algo de mala leche como comentas...

Bueno, paro ya que se me va a echar encima la caverna mediática arsenalista.

Abrazos y gran post,

Menottinto!

Juampex dijo...

Muy buen post Domin, nos lleva un poco al debate de otras ocasiones en cuanto al estilo y el objetivo de vencer.

Para mi parte de la clave de todo esto está en el comentario del gran Menottinto, al referirse a la "caverna mediática" del Arsenal y es esa defensa a ultranza desde algunos sectores de prensa y aficionados de la propuesta del Arsenal pese a llevar cinco años sin trofeos. No me lo imagino en ningún otro equipo del mundo, del nivel al que nos estamos refiriendo, en la actualidad. NI siquiera en el otro gran equipo "estético" de esta época, el Barcelona.

No hablo de volverse locos y tirar abajo todo el trabajo hecho, sino de complementarlo, por ejemplo con gente con más empaque y trayectoria, (no me refiero a fichajes como el que se rumorea tipo Lehmann, sino más bien como lo que ha hecho el Madrid con Carvalho)o con jugadores de diferente perfil.

Pero supongo que mientras Wenger siga teniendo ese "escudo estilístico" y a toda esa "caverna" detrás, las cosas cambiarán poco por el Emirates.