.

.

Despotismo Ilustrado


La noticia ya está en la calle y es que, por lo visto, hay aprobado un cierre patronal para la jornada del próximo 3 de Abril por parte de la Liga de Fútbol Profesional. Los clubes (que "curiosamente" hace solo unos meses calificaron como inamovible el calendario tras la llamada a la huelga por parte de la AFE ante las deudas acumuladas por parte de determinados clubes a sus jugadores) han llegado a este punto para tratar de forzar la supresión de la obligatoriedad de la retransmisión de un partido en abierto a la semana.

No es necesario tener una memoria privilegiada, sino simplemente algo de interés en el fútbol televisado, para recordar como hace solo dos años se vivió una situación relacionada con esta, en la que el objetivo (o los medios empleados) , por parte de algunos clubes, eran diametralmente opuestos. En aquel entonces (y aquí os lo contamos como una especie de cuento) comenzó un enfrentamiento entre Mediapro y Sogecable (junto a sus respectivos grupos de comunicación y afines, con periódicos como Marca enarbolando también la bandera del "fútbol gratis" ) que acabó por configurar el panorama televisivo del fútbol español tal y como está establecido actualmente, es decir, un partido en abierto y el resto bien en Pay per view, bien en canales de pago. Algunos clubes, por cierto, no tuvieron reparo alguno en abrir sus estadios para que se ofrecieran esos partidos, a priori designados como de pago por visión, en abierto.Obviamente todos nos imaginábamos que aquel eslogan del "futbol gratis" no era más que una excusa para tratar de reformular la configuración del fútbol televisado en España, por lo que su resolución no fue nada sorprendente. Es más, incluso diría que entre sus consecuencias el espectador no salió especialmente perjudicado, ya que aparecieron nuevas opciones (los canales Gol Televisión y Canal Plus Liga) que no convertían el ppv en peaje casi obligado, amén de mantenerse el status quo anterior, el partido de los sábados seguía en abierto, y el de los domingos por Canal Plus.

En la primera temporada con este sistema, de repente, nos encontramos con que, bendición de la LFP mediante, se implanta un partido los lunes. Alguien podría pensar que aquello se trataba de una suerte de imitación del "Monday Night Football" de la NFL americana, pero esa idea chocaba de raiz con la disputa de las competiciones europeas.Incluso, nos remitía a nivel local con los partidos de los lunes que retransmitía Antena 3 TV en los años 90 iniciados, si no recuerdo mal, a raiz del "no descenso" administrativo de Sevilla y Celta a Segunda B. Pero no, en este caso se trataba de poner fútbol el lunes, en Gol Televisión (canal de pago) porque a alguien le venía bien. A un alguien que no eran los aficionados de esos clubes, abonados y/o público que va al campo, precisamente. Como los llamados "grandes" no parecían expuestos a jugar el primer día de la semana, el asunto no levantó demasiada polvareda, hasta que el Barcelona-Real Madrid de esta temporada acabó jugándose en lunes en medio de la polémica entre todas las partes implicadas. Seguramente hubo terceros afectados por el día elegido (gente con reservas de hotel, por ejemplo, aficionados no residentes en Barcelona), como en todas las jornadas disputadas en lunes con cualesquiera sean los equipos implicados. Pero la LFP, que es quien designa días y horas, volvía a mostrar que los aficionados no son necesariamente una parte importante del fútbol español.O al menos, de sus actos podría deducirse que ellos no lo consideran tal.

Y así llegamos al punto actual. Como indicábamos en los primeros párrafos, ahora la queja se encuentra en el polo contrario, tanto en forma como en fondo.El argumento es, por una parte, la obligatoriedad de retransmitir un partido en abierto por jornada y por otra los ingresos por las apuestas. En la forma, se propone un cierre patronal. Un órdago para los políticos, que curiosamente llega en año de elecciones municipales, aunque ya se anuncia que la primera jornada de la próxima temporada podría no disputarse, por el mismo motivo. Y todo ello, por cierto, con un bonito telón de fondo, la deuda de los clubes con la Seguridad Social (esa que pagamos todos) asciende a más de tres millones de euros mientras que a Hacienda (esa que somos todos) se le adeudan (tomen asiento) más de 600 millones de euros .

Me surgen varias cuestiones al hilo de este tema. Por ejemplo, cuál será la próxima demanda de la LFP una vez consigan su objetivo de eliminar el fútbol en abierto, ¿solicitar un canon a los medios, incluso a los blogs, por tratar sus actividades? quién sabe. Pero la primera duda es si no deberíamos organizarnos los aficionados de una vez, para tratar de estar presentes en situaciones así, para tratar que nuestra voz, que somos los que pagamos las entradas, las cuotas de socio, los canales de pago, los que damos audiencia a las televisiones, los que le damos vida al fútbol, tuviera una representación en todo este tipo de negociaciones.No olvido que no estamos hablando más que de un deporte que nos sirve de entretenimiento, y que no es ningún bien de primera necesidad, pero no es menos cierto que con nuestro aporte económico y/o humano ayudamos al desarrollo de estas instituciones que suponen un importante activo de nuestro país, tanto a nivel cultural, como económico, como, llegados a un extremo, turístico. No hablo de formar nada extraño, sino simplemente una asociación, como las que existen de usuarios de internet o de consumidores, sin ir más lejos.

Pese a todo LFP, FEF, y demás implicados, siempre dirán que luchan por un mejor fútbol español, por mejorar su calidad, aunque mantienen la voz del aficionado bien alejada. Eso tenía un nombre. Y un lema, "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo".

6 comentarios:

chimoeneas dijo...

Me preguntaste si el título era acertado y sí, no se puede resumir mejor ese espíritu de legitimar los intereses propios en búsqueda del bien común y de la gente.
Puede que tengan razón y que el partido en abierto sea un lastre en comparación con otras ligas (también es cierto que los que más defienden el fin del "fútbol gratis" son los que más partida sacarían del tema), pero las formas (suena a chantaje en año electoral) y las contradicciones del pasado no ayudan a empatizar con ellos.

Podrían pasarse por Argentina, donde el estado compró los derechos de los partidos y dan en abierto TODOS los partidos de liga (algo que no defiendo tampoco, ni mucho menos... ni por principios, ni por utilidad: tanto fútbol cansa!)

Anónimo dijo...

Terrible es que ante semejantes deudas cn la seguridad social y hacienda, que se llevarían por delante a cualquier empresa pequeña a base de juiccios y embargos, aún no haya pasado nada.

Hace tiempo lo dijo el presidente del Lyon, Aulas, que la siguiente burbuja en explotar sería la del fútbol. Pues en ello estamos.

Tenemos lo que nos merecemos por consentirlo.

Carlos dijo...

jajaja, gran título!! Muy buen artículo. Empiezo a ser adicto a tu blog...

Carlos
http://futbolyotrasdrogas.blogspot.com

Martín dijo...

Pues que no haya futbol, ni esta semana ni ninguna otra. Menuda amenaza...pero que paguen todo lo que deben, y desde luego, ni una jodida ayuda publica más, nunca (de hecho, no deberia haberlas). Ojala pasara como en el basket, que antes no daban ni un partido en abierto cuando lo cogio el plus, y ahora casi andaban mendigando porque dieran partidos en abierto.

Confieso que esta huelga me da la risa, por no decir otra cosa (más bien un asco profundo).

vendovosmareo.blogspot.com dijo...

y yo me pregunto pa qué sirve Aficiones Unidas

Juampex dijo...

Anoche estuvo en Marca TV (en el programa Futboleros) el presidente de la LFP José Luis Astiazarán. Si alguno vio el debate sacaría sus propias conclusiones, las mías fueron que le podían haber enfrente a Megan Fox que hubiera seguido soltando sin parar sus "argumentos", a saber:
- Que era necesario eliminar el partido en abierto para que pudieran seguir viniendo estrellas a la liga (madre mía, si poniéndolo ya tenemos aquí a los campeones del mundo, a Messi, a Cristiano, a Aguero...qué sería en ese caso)
- Que con el dinero conseguido se podría paliar las deudas de los clubes (ya, ya...)
- Que no sé podía comparar la situación actual con la de hace 15 años cuando se aprobó el decreto del "interés público" (efectivamente, ahora hay 4,5 millones de parados)
- Que la Liga era el único evento de gran nivel que se retransmitía en abierto (!, qué serán Liga de Campeones, Euroliga de Baloncesto, Formula 1...)

Con estas cosas de la interactividad, envié una pregunta a través de twitter, relacionada con las medidas que podría tomar la UEFA en caso de mover el calendario (recordemos que en teoría el último partido en Europa de la temporada es la final de la Uefa Champions League). Cuando la leyó el redactor, el Sr Astiazarán se limitó a sonreir y a decir que no iba a pasar nada, que no había problemas en ese sentido...vamos, balones fuera, que en términos de fechas ese problema no iba a existir. En fin.

Asi pues, una semana después, seguimos con los mismos argumentos (más bien ausencia de ellos), y sin saber si habrá liga.

Otra gran chapuza de "lamejorligalmundo"

Por cierto, al hilo de lo que comenta vendovosmareo.blogspot.com "Aficiones Unidas" ya se ha pronunciado sobre el tema, con una postura similar a la LFP favorable a modificar la ley, pero sin respaldar el parón.

Cada cual saque su conclusión.