.

.

Sorteos europeos: buscando hacer historia (4º de final)

Perdónenme el pasteleo, pero a estas alturas la campaña se pone preciosa, más aún tratándose de los torneos internacionales europeos. Hoy se sortearon los cuartos de final tanto de la Champions League como de la UEFA Europa League, ambas competiciones con emparejamientos muy interesantes.

Lejos de fijarnos en lo que puede que venga más adelante (como no dejan de hacer asquerosamente cansina e irrespetuosamente muchos medios españoles), echemos un vistazo a unos cruces que prometen ser apasionantes, que nos traerán grandes recuerdos en el futuro y donde todo partido merecerá la pena, pues uno es optimista por naturaleza y no piensa que haya unas eliminatorias peores que las otras, sino más bien partidos enormes y memorables por doquier, no sea que las eliminatorias de renombre y promesa de fútbol-espectáculo acaben decepcionándonos como la reciente Tottenham-Milan.

Champions League

Con muchos esperando un Madrid-Barça para estos cuartos, siento ser de aquellos que se alegran que no se haya dado, y lo siento pero no estoy del todo seguro de si lo quiero en semifinales. Nada de miedo sino respeto pese a ser madridista y haber caído de todas las formas posibles, con dos humillantes goleadas incluidas en los 5 últimos choques. Es más bien que quiero llegar a viejo, y para ello necesito que mi corazón aguante unas cuanta décadas. ¿O de veras nadie va a sudar la gota gorda si se da esa eliminatoria, significando que se jugarían 4 choques entre ellos en apenas 3 semanas y con la final continental como premio último?

Dicho esto, no les veo a los equipos españoles pasándolo demasiado bien en sus cruces. Si no vencen por dos o más tantos en España (tanto Real Madrid como Barcelona juegan la ida en casa), suponiendo que ganen, claro, tanto White Hart Lane como el Donbass Arena serán auténticos hervideros en busca de una gesta histórica de los suyos. Ninguno tiene nada que perder, juegan ante los indudables favoritos y todo lo que no sea caer abrumados será visto positivamente. Eso sí, no creo que los culés se fíen de los brasileños del Shakhtar o los merengues de los Bale, Van der Vaart, Modric, Crouch, etc… de los Spurs. Mucho ojo, pues.

Más o menos algo como lo anteriormente relatado podríamos usar para el Inter-Schalke 04, donde los vigentes campeones continentales deben pasar sí o sí. No caben excusas posibles para el duelo más desequilibrado de la ronda, que rememora la final de la Copa de la UEFA de 1997, cuando los de Huub Stevens sorprendieron a propios y extraños derrotando al poderoso conjunto italiano en los penales en el propio San Siro, algo que seguro que más de uno recuerda ahora.

El ganador de la anterior llave se enfrentará a la estrella que promete brillar más en estos cuartos: nada menos que la reedición de la final de 2008, Manchester United vs Chelsea. Casi nada. Los 2 grandes dominadores del fútbol inglés del último lustro, repartiéndose 3 Premier cada uno y llegando a la final de esta competición en el mismo periodo, aunque con suerte dispar (que se lo digan a John Terry).

Por cierto, 5 de estos equipos pueden hacer triplete este año. 3 de ellos, Barça, Manchester United e Inter, lo han logrado, siendo Real Madrid y Shakhtar los otros pretendientes en entrar en tan selecto club, aunque más adelante le dedicaremos un post a esta efeméride.


Europa League

Habiendo hasta tres portugueses en liza, ninguno le cayó en gracia al otro. Uno de los favoritos, el Oporto, medirá fuerzas contra el Spartak moscovita, regresando a la capital rusa tras dejar por el camino a un CSKA al que venció en ambos encuentros. Aunque ojo, los de Karpin vienen de pasearse ante el Ajax, habiendo asaltado también el Ámsterdam Arena para golear posteriormente sin piedad al gigante holandés.

Benfica luchará contra el PSV en un duelo con cuentas pendientes. A finales de los 80’, un talentoso pero rácano hasta la extenuación conjunto de Eindhoven les ganó la Copa de Europa, en la que fue la última gran aparición internacional de los lisboetas, que lucharán por recuperar la gloria de antaño, medio siglo atrás cuando dominaban de la mano de Eusebio y compañía.

Finalmente el Sporting de Braga chocará ante Dynamo de Kiev, representando el duelo de verdugos de los conjuntos ingleses en la ronda anterior. Los lusos apearon al Liverpool resistiendo en Anfield, mientras los chicos de Shevchenko cayeron por la mínima en el City of Manchester haciendo valer el 2-0 cosechado en la capital ucrania. Ninguno debe fiarse del otro, siendo que nadie los esperaba aquí, especialmente a los portugueses que este año han dejado fuera de Europa a ilustres como Celtic, Sevilla, Partizán y Liverpool.

Por último, en la única llave sin lusos, el Villarreal enfrentará al colíder de la Eredivisie, un Twente del que debe desconfiar al máximo. Los holandeses apearon al Zenit tras endosarle un lapidario 3-0 en Enschede, que casi remontan los rusos en San Petersburgo aunque les faltó un tanto. Mientras el Submarino Amarillo llega de eliminar con brillantez al Bayer NeverLeverkusen, y para muchos es junto al Oporto el gran favorito a levantar el trofeo, aunque por desgracia ambos se cruzarían en semifinales de vencer sus llaves.

Curiosamente, podrían darse unas semifinales completamente ibéricas en este torneo, así como otra más en la Champions si R.Madrid y Barcelona superan sus eliminatorias. Todo para que al final en Ucrania festejen por partida doble y veamos en Agosto una Supercopa Europea entre Shakhtar y Dynamo. Cuanto menos, tendría su aquel.

No hay comentarios: