.

.

Una lanza a favor de Joma


Joma, la empresa de calzado y ropa deportiva fundada en Toledo en 1965, ha pasado al imaginario popular como epítome de lo cutre y del diseño poco feliz. Y sí, uno puede resultar muy epatante si acude a una boda con el penúltimo modelo de la camiseta del Getafe (tampoco ayuda mucho, la verdad, el patrocinio de Burger King). Basta también un simple vistazo para comprobar que la calidad de los tejidos no ofrece la tecnología más avanzada y que varios de los diseños parecen ideados a mala idea para herir sensibilidades. Ejemplos no faltan: como aquella tercera equipación rosita del Sevilla (y eso que soy el mayor defensor del uso de ese color en el deporte). O esa querencia por ondear la bandera patria en plan horror vacui, que llegó a excesos como este. Pero ahora que, según parece, Joma abandonará al Sevilla (su club emblema, con quien ha compartido la posiblemente época más gloriosa de su historia en estos once años de patrocinio) es buena excusa para romper una lanza a favor de esta marca y rescatar varias de las cosas positivas que ha ofrecido al mundo camisetil.

Por ejemplo, su cuidado en fabricar camisetas especiales para momentos especiales. Puede ser interpretado como una muestra de oportunismo y de mercantilismo de sentimientos, pero creo que es bonito (sobre todo a la larga, cuando se entra en el terreno de los recuerdos) que tu club haya vestido de una manera diferente y única en esa final que tanto se soñó o en esa competición que costó tanto conseguir. Sin menosprecio del gran Athletic Club, considero que se realza más el momento con una camiseta diseñada para la ocasión que con un parche ad hoc. El problema llega cuando tu equipo, pongamos el Sevilla, no para de disputar partidos especiales: entre Centenarios, Copas, finales de Uefas y Supercopas, sinceramente he perdido la cuenta del número de camisetas conmemorativas de ese club, pero rescataría la simplicidad de la camiseta de la Supercopa de Europa 2006 y de la final de Glasgow o los ribetes andaluces de la final de Copa 2010.

También son de agradecer algunos pequeños detalles que hacen única y diferente a la camiseta. Este año, por ejemplo, se pueden distinguir en el estampado de las camisetas del Sevilla monumentos representativos de las 50 provincias españolas (en un rápido vistazo distingo las catedrales de León, Murcia y Zamora, la Giralda, el Acueducto de Segovia,... aunque no tengo muy clave el sentido de dicho homenaje, más allá de los azulejos de la Plaza de España). O cuando en la temporada 2009/2010 se empeñaron en hacernos estudiar geografía y en la primera equipación aparecían los nombres de los 105 municipios de la provincia de Sevilla... y en la segunda aparecían los nombres de los 771 pueblos de Andalucía... ¡y en la tercera aparecían los nombres de los 7100 pueblos de España!

Y por qué no decirlo: Joma también hace diseños bonitos. Curiosamente, en un caso que debería ser analizado por la psicología, lo más sobrios, bonitos y elegantes los pasa de contrabando y sin que apenas podamos enterarnos de su existencia, como aquella camiseta del centenario del Depor (que tuvo su hermana en una bonita zamarra del Racing de Santander, con cordones y todo). O estas del Danubio uruguayo (lo que también habla de la enorme expansión que ha disfrutado la empresa, vistiendo desde Chile a la República Checa, pasando por Costa Rica) o esta del mítico equipo guatemalteco Comunicaciones. No está mal para una marca tan denostada.

6 comentarios:

Carlos dijo...

Joma nos ganó a todos desde el momento en el que confeccionó las famosas botas verdes para Alfonso... fueron las primeras botas que tuve, así que para mi es una marca especial.

Carlos
http://futbolyotrasdrogas.blogspot.com

Martín dijo...

Joma go home. Venga lo que venga, no puedo creer que sea peor. Gran noticia.

kipzy dijo...

jajajaja

solo en este lugar podía encontrar una cosa así!

nunca cambien

Julio dijo...

Estoy seguro que Lex Luthor, The Joker, Palpatine, Sauron o incluso la Bruja de Blancanieves tuvieron momentines en que no fueron malvados no horribles del todo, pero jamás rompería una (ni siquiera una mini) lanza por ellos.

Por ejemplo, de los diseños del Sevilla que pones (horrible el número hecho con pintarrajos, por cierto), es cierto que no son tan terribles, pero también que parecen camisetas de entrenamiento. Es que es como decir que la prima Gertrudis (conocida Gertrudi de Palma en el pueblo) es simpática. Pues lo parece y seguramente lo sea, pero he preguntado si está buena.

Lo único que se puede decir bueno de Joma es que este año las camisetas del Racing son las peores con diferencia, y que la del Getafe a mi no me parece que esté mal.

Así que me uno a Martín: ¡Joma go home!

(Eso sí, vi una vez una camiseta de selección, creo que de Honduras, de Joma que me pareció bonita).

Antonio dijo...

En el caso del Sevilla, Joma ha dado muy buenas camisetas y otras horribles. Yo personalmente agradezco mucho que sus mejores diseños los guardasen para las finales. También le tengo mucho aprecio a la camiseta carmesí que fue la segunda equipación de la 2003-2004. La camiseta con la que jugó el partido del centenario contra Brasil es otra pasada.

Anónimo dijo...

En los últimos años ha vivido de lo mucho que ha vendido con el Sevilla, que ha sido, además, el que ha ideado todo un sinfín de chorradillas que la propia Joma ha publicitado como propios. Ahora que pierden al Sevilla, creo que a cambio consiguen al Valencia, así que tan mal no les va a ir.
Y por cierto, las camiseta del centenario del Dépor y esa otra del Racing, son en realidad el mismo diseño, que originalmente es el diseño de la camiseta del Centenario del Sevilla, que es anterior. Vamos, que a los deportivistas les vistió para el centenario con una camiseta de "segunda mano"