.

.

Derby Eterno (con Novi Sad a la espera)

Belgrado, ciudad emblema de la antigua Yugoslavia mantiene vigente uno de los clásicos más apasionantes (y también incendiarios) que se disputan a lo largo y ancho del planeta fútbol que se repetirá este próximo fin de semana en el marco del Estadio Partizan enfrentando a dos rivales eternos que pugnarán como siempre por el trono serbio, aunque en Novi Sad aparecen como alternativa a la espera de sucesos.

Hasta hace apenas un mes Partizan mantenía el cómodo liderato en solitario de la Superliga Serbia, mirando desde arriba con 5 puntos de ventaja sobre su enemigo íntimo, Estrella Roja. Sin embargo, un inesperado pinchazo en cancha del FK Rad así como la inoportuna derrota del sábado en casa ante la emergente Vojvodina han esfumado el colchón permitiendo a los Cigani alcanzarles en la punta así como a los de Novi Sad colocarse a tan solo 3 unidades.

En Novi Sad por su parte están tan sorprendidos como esperanzados con la trayectoria de los suyos. El importantísimo tanto del camerunés Aboubakar Oumarou en la recta final del choque en Belgrado ante los Grobari ha supuesto el impulso definitivo que necesitaban para afirmarse como aspirante serio a un campeonato del que ya fueron subcampeones dos campañas atrás y en el que no se proclaman campeones desde el ya lejano 1989.



Por su parte el Estrella Roja se aprovechó de la derrota del Partizan para igualarles en la punta, algo que anímicamente les supone un gran espaldarazo tras perseguirlos durante todo el campeonato y caer ante ellos en la Copa pese a imponerse el pasado día 6, aunque apenas por la mínima, no pudiendo remontar el 2-0 encajado en la ida.

El escenario pues, pinta para desenlace dramático ante las ocho fechas restantes, siendo que antes del ‘Derby Eterno’ hubo jornada este miércoles, aunque los tres contendientes mantuvieron las espadas en lo alto al imponerse en partidos teóricamente sencillos en espera de lo que suceda en el gran clásico balcánico, donde posiblemente nuestro Estoja oficie de reportero en primera persona.

Incluso en lo que respecta a este editor es posible que lo disfrute el fin de semana rodeado de amigos de ambos equipos (e incluso un infiltrado de la tercera escuadra implicada). Personalmente, ojalá sea así y pueda disfrutar de una victoria del Estrella Roja, un club por el que siempre tuve simpatía, aunque este finde seremos minoría.

No hay comentarios: