.

.

El extraño triplete


Habitualmente finalizar la campaña logrando tres títulos, lo que popularmente conocemos como Triplete, suele considerarse como un éxito sin parangón respecto al resto de competidores e incluso con poca comparación en relación a la historia del propio club. Pero lo que ha conseguido esta recién finalizada temporada el Inter no puede calificarse como normal. De hecho ya hablamos hace algún tiempo de ello.
 
Por ello el éxito del pasado domingo en el Olímpico ante el Palermo redondea una 2010/11 más que extraña para el lado nerazzurro de San Siro. ¿Cómo se explica sino que tras reinar en Italia y Europa el equipo logre otra vez tres títulos pero ninguno sea especialmente relevante? No es por hacer de menos al Mundial de Clubes ni a la Coppa, pero convendremos que no tienen el peso del Scudetto y menos aún de la Champions League. Y ya no hablemos de la Supercoppa.

Sin embargo no dejan de ser tres títulos que dan algo de lustre a una temporada con muchos altibajos para la institución interista, donde se llegó a estar antes del periodo navideño a 16 puntos del Milan para quedar antes del derby a solo una victoria de sobrepasarlos. No fue así, encadenando la remontada frustrada con la severa eliminación en Champions League ante el sorprendente Schalke 04. Por el camino quedó también la supercopa europea ante el At.Madrid, una caída algo más anecdótica.

Al menos la consecución de la Coppa apacigua un poco a todos los sectores interistas, más acostumbrados al oropel de quinquenio mágico en Italia coronado en Madrid con la Orejona que a trofeos menores que suman pero no emocionan como las anteriores alegrías.

En cuanto a la final en sí, la decantó su gran trío atacante, asistiendo Sneijder por partida doble a Eto’o para que pusiera el 2-0 y posteriormente Diego Milito mató a la contra las esperanzas del preciosista Palermo, al que ajustició con el 3-1 ya en el descuento.

Es la 7ª Coppa de Italia para los nerazzurri, quedando a dos de Juventus y Roma, máximos vencedores en el palmarés. El Palermo por su parte deberá esperar a mejor ocasión para obtener su primer entorchado, ya que ni en esta ocasión ni en 1979, ante la Juventus, han podido alcanzar la gloria.

3 comentarios:

cityground dijo...

La temporada del Inter ha quedado marcada por la irregularidad y por la desastrosa eliminatoria ante el Schalke.

Pero muchos firmarían acabar 2º en liga y ganar la Coppa. Y el mundialito de clubs tampoco esta de mas sumarlo a las vitrinas.

Como dices temporada extraña pero no era fácil tras ganarlo todo y con la marcha de Mourinho.

Rubén dijo...

El problema para el Inter no sólo es la irregularidad de la temporada que acaba de finalizar, sino el éxito sin parangón que supuso la temporada 2009/2010 con Mourinho en el banquillo. Cuando te acostumbras al jamón de jabugo, el jamón de york sigue estando bueno pero es... jamón de york. Eso y nada más.

Un saludo, Rubén
deportexpress.com | FB | Twitter

kasparovMito dijo...

No olvides q la final de copa italiana fue una mierda!
Cuando ves la final de champions (eso si q es jamón del de jabugo) la de copa italiana se parece más a los playoffs de ascenso a segunda!!