.

.

Chile es azul

Contextualicemos: partido de vuelta de la final del torneo apertura chileno 2011. Universidad Católica ejerce la localía en el Estadio Nacional, con la tranquilidad del 0-2 que se llevó ante la Universidad de Chile. Dicen las crónicas que aquel día los azules no merecieron irse derrotados, o al menos no de esa manera, dejando una puerta abierta a una complicadísima pero (¿por qué no?) posible remontada.

La casa estaba llena de fieles de la causa cruzada. Miles de católicos colmaban la cancha para ver campeonar a los suyos nuevamente, como ya hicieran el año pasado. Del lado contrario, 15.000 hinchas de la U llenos de orgullo y esperanza alentaban a los suyos en busca de una gesta que comenzó a fraguarse al finalizar el partido de ida. La conjura de los jugadores así como el ánimo de la afición (agotaron todos los tickets a la mañana siguiente) supusieron el primer paso. Los festejos previos de los cruzados, disfrutando de una corona que aún no poseían, hicieron el resto. Ya se sabe en esto del fútbol que dar las cosas por sentado no conduce a nada bueno.

Iniciado el choque, la U fue para adelante con todo. No había nada que perder, así que basándose en su fútbol de toque fueron hilvanando hasta encontrarse con un tempranero penalti que Gustavo Canales transformó con maestría. Pero la esperanza se resintió minutos después cuando Lucas Pratto igualó la contienda. Los hinchas de la Católica volvieron a confiarse, pasaba el susto, pero aún quedaba mucho…

Y tanto que fue así ya que sobre la media hora de juego un mal despeje obra de Juan Eluchans subía el 1-2 al marcador para dar mayor emoción a la partida. Tomás Costa vería la segunda amarilla en el 35’, dejando a los locales con un hombre menos y el miedo en el cuerpo ante lo que podría venirse encima en la segunda parte.

Se cumplirían los presagios que auguró la primera parte. Apenas regresados de vestuarios, una vez más Gustavo Canales se internó en el área católica para ser derribado posteriormente, convirtiendo otro penalti que dejaba la serie igualada y los corazones a mil.

El técnico Juan Antonio Pizzi (bien conocido por estas tierras) no supo reaccionar bien a las adversidades por las que pasaban los suyos, introduciendo delanteros de forma desordenada pero sin saber frenar el vendaval contrario. Así, apenas a los 55’ de juego Edson Puch, en gran jugada individual por el sector izquierdo dispara, toca Canales (hat-trick, actuación memorable) y anota el 1-4 que colma la remontada, lleva la locura a sus hinchas y sentencia el choque.

La casi media hora restante fue testimonial, con una U bastante más tranquila (pese a que también les expulsaron a los 66’ a Alonso Parot) que la Católica, ofuscada en su impotencia, hundida moralmente, humillada en casa.

De esta forma tan épica, los azules logran su 14º título (aún lejos de los 29 de Colo Colo), un entorchado que anhelaban desde que en 2009 gritasen campeón por última vez. Para que podáis disfrutar con su pasión, os dejamos con la narración de Radio ADN (vía chileazul.cl):



2 comentarios:

Da.\/.iD dijo...

Hola,
soy chileno, azul de corazón y sigo al equipo que me acaba de dar una alegría de las mayores alegrías de mi vida, y es verdad que nunca perdimos la fe luego del injusto 0-2 de la ida, este hecho es característico de la gran familia bullanguera (Bulla es el apodo del equipo), el apoyar al equipo en las buenas y en las malas, creo que este apoyo luego de perder la ida ayudó al equipo a luchar el partido de vuelta.
Quisiera corregir un par de errores del artículo. Católica no hizo de local en San Carlos de Apoquindo, sino que en el Nacional (para partidos de alta convocatoria como los clasicos no utiliza su estadio), además se vendieron 15000 entradas para hinchas de la U, no 5000, y se demoraron 1 hora en agotarse, un día después de perder 0-2.
Por último, el anterior título del Romántico Viajero fue el Apertura del 2009, no el 2004.

Muchas gracias por nombrar este hito en el fútbol chileno. Saludos desde Valparaíso!

Garrincha dijo...

Hola Da.V.iD!!! Gracias por tu aporte, ya están corregidos los errores.

Por otro lado había leído en "Charla Técnica" (imagino que siendo de allá conoces este gran blog) lo de las 5.000 entradas.

Felicidades por el título, imagino que tras una remontada así debes estar aún exultante (aunque yo le voy al Albo jaja).

Saludos!!