.

.

Neymar ¿humo veraniego o necesidad real?

Cada año al finalizar la temporada comienza un período estival en el que la prensa debe cubrir con ‘algo’ el hueco dejado por el fútbol de alta competición. Del lado europeo del charco, si no tenemos Mundial o Eurocopa en junio comienza la fiesta de los informadores, que dan inicio al baile de fichajes montando auténticas películas basadas en rumores acerca de operaciones de lo más variopinto.

Da igual que el Granada tenga 4 porteros (que de hecho los tiene), porque seguro que alguien encuentra uno o dos más para defender su arco. Cambien el Granada por el Madrid o el Barcelona, y la demarcación por la de delantero, sumándole incluso alguno más si se quiere enmarcar en esta categoría a determinados jugadores que juegan en las posiciones más avanzadas de sus respectivos equipos.

¿El protagonista de la película del verano? Este año le toca al brasileño Neymar, aunque como siempre está la enésima secuela Cesc amén de otros muchos nombres que salen a la palestra día tras día, siendo el del punta paulista el boom del momento.

Por tanto estos días Neymar no solo copa portadas sino que está en boca de todos, la mayoría de los cuales o no lo han visto o lo han hecho de forma puntual, más allá del clásico vídeo youtuberil (?) de gambetas. Podemos pues preguntarnos: ¿tiene talento? Si ¿Será un gran jugador? Si nos basamos en su capacidad no cabe duda, pero sin duda debe corregir aspectos de su comportamiento y pensar más en el colectivo que en si mismo ¿Es por tanto un riesgo meterlo en un gigante europeo del fútbol sin tener la titularidad asegurada? Habría que preguntarle a Mano Menezes por su opinión, pero para mí si es un riesgo. Y quizá la duda que más me carcome, ¿realmente le necesitan Real Madrid o Barcelona? No me cabe duda que en lo futbolístico NO. Dicho con contundencia.

Aclaro, en el párrafo anterior he dicho en lo futbolístico ya que consideraría un sinsentido pagar una millonada por un jugador cuyo puesto está más que cubierto en los dos mejores ataques del mundo. Ser suplente o al menos un no-titular habitual es más un problema de vestuario que una solución que parte desde el banquillo. Además, ¿quién pone sobre la mesa los 45 kilos que pide el Santos para alguien que no tiene cabida en el once? ¿No son más factibles, realistas y lógicas las intentonas partiendo de ese precio por el Kun Agüero o Cesc Fábregas?

Es por ello que pienso que si Wagner Ribeiro (si, el mismo representante de Robinho) pensase un poco más en su chico debería traerlo a una liga de término medio europeo, camino que toman muchos proyectos de grandes jugadores sudamericanos antes de dar el salto a un campeonato más competitivo. Luis Fabiano lo hizo bien en el Oporto y mejor en el Sevilla. Se puede decir lo mismo de Di María tras su paso por el Benfica previo aterrizaje en el Bernabéu. Todos ellos grandes jugadores, así como el que tratamos en cuestión aunque éste tenga un talento asombroso. Seguramente sería lo mejor para el crecimiento futbolístico como personal del jugador, aunque quizá su ego se resentiría y Wagner Ribeiro perdiese una comisión astronómica.

Sinceramente, dado el historial conflictivo del joven jugador (nada del otro mundo, pero quizá llamativo vista su corta trayectoria profesional) así como la incógnita de su adaptación a un fútbol totalmente diferente llevan a considerar la operación como ‘muy arriesgada’. No creo que los grandes del fútbol español se hayan planteado seriamente su adquisición, ni tampoco lo vería demasiado lógico, aunque ya se sabe que en la prensa si no hay noticia hay que buscar, rebuscar y llegado el caso, inventar. Honestamente me suena más a esto último que a un interés real de los clubes, aunque cosas más extrañas se han visto. ¿Por qué, quién no se acuerda de los Petkovic, Dehú, Congo o Bogarde? Pues eso.

6 comentarios:

Julio dijo...

Hasta donde yo sé, o he leído y escuchado el Madrid quiere de verdad a Neymar (que por cierto, estuvo hace unos años entrenando en Valdebebas con Sarabia o Alex Fernández). Será un crack, pero me gusta nada. Menudo payasete está hecho el chaval. Apaga y vámonos, porque volvemos a las andadas. Como si es Pelé+Maradona+Zidane v 2.0, no lo quiero ni en pintura.

xtaoth dijo...

[Modo mujer histerica]¡¿Y las comisiones?!¡¿Es que nadie piensa en las comisiones?![/Modo mujer histerica]

Bromas aparte, tengo la sensación de que este es el típico caso que acabará en otro club al que su representante habrá vendido utilizando la táctica "Date prisa, porque no se si lees los periódicos, pero el Barça y el Madrid lo quieren".

Julio dijo...

Hombre, sí, por supuesto. Antes cuando decía que el Madrid lo quiere, no quise decir que eso implica que lo quiera este mismo año. Por encima de eso parece ser que Neymar es el que está aún más loco por la música europea (y la banda supongo que le sará más o menos igual). Con ese escenario, lo de las comisiones entra dentro de lo muy plausible como factor detonante de la situación.

Toni dijo...

Neymar debería ir a Barcelona.

Anónimo dijo...

Estoy seguro de que ni el Barça ni el RM lo quieren. Guardiola busca la armonía (o el feeling) y Mou que todos defiendan (a excepción de CR). Este chico no pega ni con cola.
Manu

Juampex dijo...

Estando de acuerdo con el sentido del artículo, creo que estaríamos más cerca de la realidad si reformulamos el título y lo llamamos "Necesidad de Humo".

Por partes:
a)¿Necesitan Madrid o Barça a Neymar? parece claro que la respuesta es un NO rotundo.En mi opinión, si el Madrid necesita algo es un lateral derecho y un todocampista, y el Barcelona (que aún necesita menos) yo le añadiría un central pensando en la futura retirada de Puyol, y poco más. Pero necesidad como tal, ninguna.

b)¿Necesita Neymar a Madrid o Barça? En mi opinión, otro NO rotundo. Aún más, el caso Robinho está aún demasiado cerca, como para que a todos se nos haya olvidado de lo que es no dejar a un jugador terminar de desarrollarse.

c) ¿Quien necesita este fichaje, pues? todo lo que rodea al fútbol: prensa, representantes, marcas.

Y así, cada verano. En fin.