.

.

Futbolistas diferentes: יוסי בניון (?)

O lo que es lo mismo, el enorme Yossi Benayoun escrito en hebreo. Divagaba esta tarde por la red cuando por casualidad apareció ante mí la enésima obra de arte del futbolista israelí, dejándome perplejo una vez más. ¿A quién le importa que haya sido durante un amistoso ante un conjunto recién ascendido a la League One como el Wycombe Wanderers? El tanto confirma una vez más que nos encontramos ante un jugador único con una calidad poco acorde a la trascendencia de su carrera a nivel internacional.

El bueno de Yossi nació en Dimona (ubicada en el desierto de Negev) hace 31 años, iniciándose en el Hapoel Be'er Sheva de su tierra natal. En 1995, aún en edad adolescente, pasó a un Ajax en el que maravilló pero del que se fue prematuramente al no adaptarse su familia a la ciudad de Ámsterdam. En el Hapoel le esperaban con los brazos abiertos para hacerlo debutar profesionalmente en la 97-98.

No pudieron retenerlo demasiado tiempo, emigrando a un grande nacional como el Maccabi Haifa, donde cosechó nuevos éxitos, guiando al club a los dos primeros títulos ligueros del siglo. De ahí pasó al Racing de Santander para regar el césped de El Sardinero con su magia durante 3 temporadas donde dejó grandes jugadas y una afición huérfana que nunca entendió su marcha, debida a las necesidades del humilde club cántabro de equilibrar cuentas.

La Premier League, de la que no ha salido desde que el West Ham se hiciera con sus servicios en 2005, fue su siguiente destino. Dos años en los Hammers le valieron para obtener billete a Anfield Road, llegando a un Liverpool donde fue comodín habitual de Rafa Benítez, su gran valedor en los reds. Pero al marcharse éste el Chelsea aprovechó para tender sus redes y llevárselo a Stamford Bridge, donde juega menos que en sus otros equipos ingleses pero mantiene intacta la magia.

Sus traspasos nunca fueron sonados, no llenaron portadas ni han supuesto cifras escandalosas, pero todos querríamos tener sus cualidades técnicas y una trayectoria tan brillante pese a su perfil bajo. He aquí el golazo que ha dado origen a este post llenando de alegría una tarde irrisoria de verano. Me tenéis que perdonar el peñazo, pero este hombre merecía unas líneas por detalles como así:



1 comentario:

Julio dijo...

Supergolazo, muy propio de amistoso de pretemporada ante equipo muy flojo, pero supergolazo al fin y al cabo.

Por cierto, este era el tipo de jugador que antaño equipos de media tabla podían permitirse el lujo de contratar y que aumentaba mucho el nivel competitivo de la liga.