.

.

Hazañas en la Europa League

La Europa más humilde se rebela. La tarde de ayer se produjo una cantidad inusual de sorpresas bastante mayor de lo habitual. Ya no hablamos de algún Sporting lisboeta o un Celtic eliminando a un Bayern o un Milan, algo que puede sorprender pero que puede entrar dentro de lo posible. Sin embargo hablamos de eliminaciones no solo inesperadas por el que ha caído, sino principalmente por el que ha pasado. Es por ello que no resumiremos las 37 eliminatorias (sin contar aquella entre Athletic y Trabzonspor) sino lo más llamativo de entre lo mucho sucedido en una competición que promete más hazañas de los humildes en los próximos meses.

Comenzamos en Moscú. El Spartak traía un 2-2 de su visita a Varsovia corroborado con un 2-0 (ambos de Kombarov) en la media hora inicial de juego, aunque justo en ese momento todo cambió. El Legia igualó la partida y la eliminatoria antes del descanso, dando el batacazo en el último minuto con un tanto de Rybus en el descuento, dejando perplejos a los de Valeri Karpin.

El Rosenborg noruego, un clásico de las competiciones europeas los últimos años (aunque últimamente algo alicaído), cayó en Larnaca ante el AEK chipriota por 2-1 gracias al poderío goleador de Van Dijk, ante lo que no pudieron sobreponerse los nórdicos.

En Glasgow el tortazo fue doble. Sus mastodontes ya no son lo que eran. Si la pasada década fueron finalistas de la UEFA y eran habituales sus presencias en la Champions ahora vagabundean arrastrando su historia con pobres actuaciones desconocidas para aquellos que desde siempre los hemos seguido en la distancia. El Rangers quiso hacer valer la clásica fuerza de Ibrox para superar el contratiempo de la ida, un 2-1 en tierras eslovenas que nadie creyó en el seno protestante que no podría superarse. Pero no fue así, el Maribor se adelantó, aguantó el arreón local tras el empate de Bocanegra y certificó el pase. Por su parte el Celtic no consiguió adquirir ninguna ventaja en casa, cayendo luego 3-1 en cancha de un Sion muy enchufado que si supo hacer valer la localía. Y para colmo el Hearts cayó (como era previsible) ante el Tottenham por un global de 5-0 dejando a Escocia sin representantes en el panorama continental esta temporada.


Tremenda la gesta del Shamrock Rovers irlandés en la capital serbia. El empate a uno de la ida no era muy halagüeño, más aún al adelantarse el Partizán por medio de Volkov pocos minutos antes del descanso. Pero en el retorno los dublineses cambiaron el chip, igualaron por medio de Sullivan y alcanzaron la prórroga. De por sí ya era un éxito para ellos, pero dieron la cara e incluso O’Donnell hizo historia de penalti para los suyos con un 1-2 soñado que los lleva por primera vez a la fase de grupos de la Europa League.

El epílogo llega en Sevilla y Roma. Dos grandes a los que se esperaba para pelear el título, se complicaron fuera de casa y no fueron capaces de hacer los deberes como de ellos se esperaba ante su público. De muy decepcionante se puede catalogar la actuación de ambos ante rivales menores a los que nunca tomaron en justa consideración, deparándoles el destino una eliminación que para nada desmerece.

Los de Luis Enrique (ayer cuestionado por su propio público) tomaron el mando pronto cuando Perrotta puso el 1-0 para igualar la eliminatoria, pero el segundo nunca llegó, Totti fue sustituido y Peter Štepanovský empató para el Slovan en la recta final del encuentro. Ci vediamo la prossima stagione.

Por su parte el Sevilla fue más y mejor que el Hannover, pero desaprovecharon bastantes chances, y ya se sabe lo que significa en este deporte perdonar. Abdellaoue puso en ventaja a los germanos promediando el primer tiempo, aunque Pogatetz empató en propia meta dejando todo en el aire para el segundo acto. Empero, el cuadro hispalense siguió estéril de cara al arco contrario, fomentando la última sorpresa de una noche mágica para los más humildes del Viejo Continente.

Para finalizar os dejo con el enlace del sorteo cuyos grupos se han confeccionado hace escasos minutos.

1 comentario:

Onopko dijo...

Y dónde queda lo del Dinamo Tbilisi y el Zestafoni? tremenda gesta que hicieron, sobre todo el Tbilisi que ayer cayó por pura mala suerte.

Y a Luis Enrique las cosas no le pintan bien de entrada.