.

.

Pesadilla en Rímac

El campeón del 7
Para aquellos que lo desconocen, el Rímac es uno de los barrios más tradicionales del centro histórico de Lima, tanto que durante el colonianismo fue el principal suburbio de Lima, la capital peruana. Ahí se fundó mediados los años 50 el Sporting Cristal bajo el auspicio de la compañía Backus y Johnston (que con el paso de los años y algunas fusiones forma un conglomerado que los llevan a ser el segundo grupo cervecero a nivel mundial), uno de los clubes de mayor renombre en el país andino.

La institución que ‘nació campeona’ al coronarse el mismo año de su fundación y que jamás jugó en la categoría de plata ve ahora peligrar su puesto privilegiado. Tras más de medio siglo entre los grandes una acuciante crisis de juego y resultados los mantiene penúltimos en la tabla ya superado el ecuador de la competición. Los números no son nada halagüeños, habiendo sumado apenas cuatro victorias en 18 fechas, la última en la 6ª jornada por la mínima ante Cienciano que prometía augurar un equipo que pelease por el cetro pero que se ha desinflado alarmantemente con el paso de los días hasta llegar a esta situación dramática.

La salvación no es una quimera ya que pese a ocupar la penúltima plaza una sola victoria en el próximo envite ante Alianza Atlético (el único equipo que tienen por detrás, aunque a un solo punto) los podría aupar cerca de la zona media de la tabla. Ahí está el vigente campeón Universidad de San Martín de Porres amén de otros tantos humildes. Sin embargo, las cifras no ayudan a ser optimistas. Atrás no es que vayan muy mal del todo, habiendo incluso mejorado con la reciente incorporación del defensor Revoredo. Pero arriba todo son problemas, sumando entre todos los delanteros un inofensivo total de 4 goles, tres de ellos obra del uruguayo M.A.Ximenez. Tras 18 partidos es cuanto menos desalentador.

Por arriba es el histórico Alianza Lima quien ocupa el primer lugar en solitario, aunque con una escueta ventaja de un punto sobre Juan Aurich. ‘El equipo del pueblo’ ya la pasó mal no hace demasiado para mantenerse en primera, sin embargo parece que se han recuperado del susto notablemente. Incluso intentaron metérselo en el cuerpo a sus rivales cerveceros en el duelo que los enfrentó este pasado sábado en el Estadio Alejandro Villanueva, aunque no pasó de un estéril enfrentamiento sin goles pese a las buenas intenciones de los contendientes.

Tras esta igualada en el clásico ante Alianza Lima al plantel de Juan Reynoso solo le queda encadenar victorias para no vivir una experiencia dramática como en 2007, cuando salvaron el cuello en la última jornada tras remontar 10 puntos de desventaja en el tramo final del campeonato. Veremos si en un par de meses no debemos lamentar el descenso de otro grande en el continente sudamericano.

No hay comentarios: