.

.

Teo & Elkeson, ¿ídolos efímeros?

Debo reconocerlo, voy a hablar de dos tipos que me encantan. Particularmente de dos jugadores sudamericanos que la están rompiendo en sus equipos, a los que ya tientan desde Europa para que crucen pronto el charco pero que representan la mayor esperanza de sus compañeros, técnicos e hinchada de hacer historia. Porque su futuro va ligado indefectiblemente al de los suyos ya que ellos son su mayor activo, el terror de las defensas ajenas, aquellos que convierten cuando todo está cuesta arriba (incontables las veces que lo han hecho ya) y revierten el resultado devolviendo tanto el precio de la entrada como la sonrisa a los que confiamos en ellos.

Uno es el colombiano Teófilo Gutiérrez, delantero centro de Racing de Avellaneda. Desde su llegada a principios de año procedente del Trabzonspor es el máximo goleador del fútbol argentino, y por ende de su equipo. Técnico, buen rematador y gran conocedor del área rival, aparece siempre para perforar la red rival con la diestra que tan bien afilada tiene o de implacable testarazo, cualidad en la que también destaca. Su permanencia junto al retorno de su compatriota Giovanni Moreno (otro crack que apunta muy alto) se antojan fundamentales para mantener las esperanzas académicas de conquistar un título tras una década de sequía y desencanto.

El otro es el brasileño Elkeson de Oliveira Cardoso, o simplemente Elkeson, segundo punta del Botafogo de Río de Janeiro, a donde llegó del Vitória apenas en Junio. Pero en tan poco tiempo su ascendencia en el equipo ha alcanzado cotas insospechadas pese a su juventud (22 años). En apenas 18 encuentros con la zamarra del Fogão ha anotado 8 goles, aparte de repartir asistencias y regar el césped con su talento. Él es uno de los máximos responsables del sorprendente 5º puesto de la Estrella Solitaria una vez alcanzado el ecuador del Brasileirao, aunque el Benfica posee desde 2008 el 50% de sus derechos, y ya por entonces cuando aún pertenecía al Vitória declaró que algún día le gustaría dar el salto a Europa. Es por ello que el futuro parece claro, la cuestión es el cuándo.


El contrapunto a nuestras figuras lo ponen Lugüercio y Abreu, ligados a sus clubes desde 2008 y 2009 respectivamente, son ídolos de sus respectivas hinchadas por el compromiso y la pasión con la que entrenan, declaran, incluso tribunean, pero van con su camiseta hasta las últimas. Por eso los quieren, más allá de que el argentino nunca haya pasado de ser un mediocre delantero que ha saltado de La Plata (Estudiantes) a otros destinos más humildes o de que el uruguayo haya recorrido medio mundo (literalmente) destilando su locura y sus goles a partes casi equitativas.

Ellos permanecerán, pero nuestros protagonistas tarde o temprano acabarán marchándose. Por eso lo peor para aquellos que disfrutamos de sus andanzas es que sabemos que estas tienen fecha irremisible de caducidad. En cuanto algún club europeo (o chino o qatarí, quien sabe) ponga sobre la mesa los billetes que reclaman los dueños de sus derechos (en Sudamérica habitualmente esto se reparte en cierto porcentaje para algún grupo empresarial, representantes y los propios clubes), harán las maletas en busca de nuevas aventuras junto a un buen montón de billetes que asegure el futuro de los suyos a largo plazo. Es por ello que les tomamos cariño e incluso seguimos sus trayectorias a largo plazo, como nos ha pasado a tantos con Diego Milito, Lisandro López, Maicosuel (retornado del Hoffenheim), Franco Zuculini, Renato Cajá y compañía. Solo espero que el día que den el salto esté lo más lejano posible en el tiempo, o que al menos puedan hacer historia con los colores que defienden.

4 comentarios:

Jesús Santos Cárdenas dijo...

Un buen artículo si señor. Pasate por mi blog recientemente abierto. Gracias

http://www.tuterrenodejuego.blogspot.com

rafael botafoguense dijo...

Abreu llego acá em 2010.

nomá, muy bueno post(me gusta racing en Argentina, hehe). El Botafogo es la equipo que viene jugando mejor en Brasil (en engenhão estamos invictos: 11 juegos, 9 vitórias y 2 empates). Estamos felices pero nunca és bueno creer mucho, la mufa és pesada conosco.

perdon por el portuñol y muy bueno su nickname, hehe!

rafael botafoguense dijo...

otro destaque del time és Cortês. Lo mejor lateral esquierdo del campeonato y unas de las revelaciones.

Renato, és un crack. gracias, Sevilla!

Abreu y Jefferson son ídolos. y Maicossuel, finalmente, empienzó a jugar bien.

no me gusta Herrera, pero está haciendo goles. Alex, un joven muy talentoso, és mejor que ello.

Garrincha dijo...

@Rafael botafoguense

Gracias por tus comentarios. No está mal tu portuñol, ya quisiera yo darme a entender así en portugués.

Lo del equipo a estas alturas es tan bueno como inesperado. Si se gana el choque pendiente alcanzan la punta, pero realmente como dices ahuyéntemos la 'mufa' ;)

Saludos!!