.

.

Un Inter a la deriva


Cuenta la leyenda que cuando aquellos socios rebeldes del AC Milan se reunieron para fundar el FC Internazionale escogieron los colores ‘nero e azzurro’ inspirados en el cielo que los contemplaba. Paradójicamente, como tantas otras veces en la historia del club, podríamos decir que en los momentos convulsos se introduce en las profundidades más oscuras de sus propios colores. Es como si tras los recientes años de gloria (recordemos que todavía son los vigentes campeones mundiales) necesitasen pasar por una especie de catarsis autodestructiva antes de reinventarse, algo costoso tanto por el tiempo que implica como por el dinero que conlleva, algo que bien saben sus encarnizados rivales, aquellos que hoy día disfrutan de proyectos más sólidos que les otorgan mejores frutos.

No os voy a contar nada que no haya hecho ya la reconocida periodista nerazurra Eleonora Giovio. Tampoco de mi tristeza, algo evidente en todo hincha que ve a su gran equipo (el propio siempre es 'grande') hundido en la tabla, perdido, sin rumbo, con su goleador jugando en Rusia y sus vacas sagradas humilladas futbolísticamente por las extrañas carambolas del técnico saliente. Las imágenes que siguen a continuación rompieron una cuerda muy pesada que pendía de un hilo. Véanlas ustedes, yo no he tenido el valor de hacerlo:


szólj hozzá: Na 3-1 Int

Por cierto, llega Claudio Ranieri en sustitución de Gasperini. No va a dar espectáculo pero se supone que sacará las castañas del fuego como más o menos pueda. Aunque nunca fui devoto de su fútbol, espero que reconduzca el barco a buen puerto para con humildad y trabajo realizar una campaña decente. Como interista que soy solo pido eso, ahora que estamos en camino de volver a ser el hazmerreír de nuestros rivales de siempre. No desistiremos, porque entre otras cosas ‘I campioni mondiale siamo ancora noi’. Pues eso.

1 comentario:

Fernando - Ergysport dijo...

Que fichen a Mou y todos saldremos ganando, ellos y sobre todo el Madird