.

.

Jordan Ibe, una joven perla para el Wycombe Wanderers

Una nueva perla parece haber hecho eclosión estos días en la Pérfida Albión. Ya a mediados del pasado Julio empezó a llamar la atención de los scouts del Manchester United, a los que llegaban noticias de sus exhibiciones según se sucedían los encuentros. Antes ya había hecho pruebas con el Liverpool, sorprendiendo gratamente a Kenny Dalglish, aunque no cerraron su fichaje para la academia red.

Nacido a finales de 1995 en Southwark y con orígenes nigerianos, debutó profesionalmente a principios de agosto en un partido de la primera ronda de la Carling Cup contra el Colchester United en casa, sustituyendo a Scott Donnelly en la prórroga, con alegría final ya que pese al empate a tres final lograron el pase en los penaltis. Eso sí, el Nottingham Forest les derrotó 1-4 en segunda ronda acabando con su periplo copero.

Pero tras entrar como sustituto en 6 ocasiones de lo que llevamos de campaña liguera, su gran día llegó el pasado sábado también ante su propio público, en el coqueto Adams Park. No solo formó en el once titular sino que a la media hora logró igualar la contienda ante el Sheffield Wednesday. Sin embargo, la expulsión de Ainsworth y el poderío de The Owls fueron demasiado para el recién ascendido Wycombe, que se enfrentaba a uno de los favoritos a ascender a la Championship.



Al término del encuentro (tercera derrota consecutiva, penúltimos en la tabla) su técnico Gary Waddock dijo que “si hubiera sido un jugador sénior, hubiéramos dicho que fue un gol fantástico. Tiene 15 años, por lo que hacer lo que hizo habla de la calidad que tiene”. Tal era el entusiasmo del chaval que festejó el tanto con su familia, que estaba a pie de campo, por lo que el árbitro Chris Sarginson lo amonestó.

Hablamos de Jordan Ibe, el joven que sueña con un gran futuro como futbolista. El chico sobre el que están depositadas las esperanzas de salvación del Wycombe Wanderers. Quien sabe, quizá esta haya sido la primera vez que oímos hablar de él. Ojalá que no sea la última.

No hay comentarios: