.

.

Santos-Botafogo: mucho más que un partido para el Fogão

Leyendas del balompié
La noche de hoy (madrugada europea) Botafogo comienza una serie de encuentros a domicilio que decidirán si su campaña queda el algo espléndido o solo en otra ocasión desperdiciada de hacer historia. Para empezar visita al que a mi juicio es el equipo más peligroso del campeonato: el talentoso Santos de Neymar ... y de Ganso, Elano, Danilo, Arouca y compañía. Si, ellos también merecían ser nombrados por su gran categoría y porque sin su aportación el joven Neymar no hubiera ganado la Copa Libertadores ni posiblemente hubiera alcanzado las cotas de fama internacional que tiene a día de hoy.

Si bien su campaña a nivel local es mala pese a llevarse el torneo Paulista, no hay que olvidar que ha venido condicionada en parte por la disputa de la Copa Libertadores. Pero la máxima competición sudamericana finalizó ya hace meses, aunque su trayectoria no ha mejorado. Colocados en la 13ª posición y con cuatro derrotas en los cinco últimos encuentros, en Vila Belmiro miran con recelo a la zona baja que se ha llevado a varios grandes los últimos años. De hecho se encuentran más cerca de ella que de las posiciones de honor que se le presuponen a un equipo de su categoría, que se deja llevar en los partidos sabedor que disputará de nuevo la Libertadores en 2012 y con todas sus fuerzas centradas en obtener el Mundial de Clubes de Japón en Diciembre.

Pero aún así en Botafogo no se fían. Pese a todo, el Peixe tiene en sus filas al enrachado Borges (máximo goleador con diferencia del campeonato), aparte de su talentosa batería de atacantes y una historia con el Fogão que podría reproducirse esta noche como factor motivacional. Y es que la última vez que la Estrella Solitaria se llevó el título fue precisamente ante Santos, en la final del ya lejano 1995.

Mientras hay quien habla de venganza, los jugadores campeones de aquel año mandan sus fuerzas a los Jefferson, Abreu, Elkeson, Renato y compañía no solo para imponerse hoy, sino para encaminarse al campeonato tras tantos tragos amargos (descenso incluido).

Tras esta dura prueba el sábado visitan a Avaí, mientras la semana que viene viajan a Santa Fe para disputar contra el conjunto colombiano el pase a la siguiente fase de la Copa Sudamericana. Así comienza una de las semanas más importantes del año para Botafogo, del que uno es humilde seguidor y anhela un par de victorias que nos encaminen a una nueva estrella por tanto tiempo soñada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El Botafogo no va a Santa Fe, juega contra el club Santa Fe en la ciudad de Bogotá, Santa Fe es el club del cual soy hincha, sería bonito que le dedicaran unas paginas de fútbol colombiano a su blog un abrazo y espero que corrijan, gracias!!!

rafael botafoguense dijo...

perdimos contra el Santos, contra el Avaí (de forma increíble!) y vamos con la equipo de suplentes ante el Santa Fé.

pq tene q ser así, Botafogo?