.

.

Baño de autoestima colchonero

Volvió a rugir el Tigre
De todas partes del país llegaban fieles a la religión rojiblanca a la capital, cuya mañana gris auguraba día de difícil faena. El Vicente Calderón ¿a reventar?. No recibían al odiado vecino, ni al imponente Barça. Tampoco era un duelo vital de la Champions League, sino 14º contra 18º, un duelo más propio de clubes humildes que de Atlético de Madrid y Villarreal, más acostumbrados a lares mucho más lustrosos.

Empero, era la presentación de Simeone en su casa, en la de toda la vida, donde más le han querido y venerado, donde dio sus mejores tardes de corto y sus bemoles supusieron un importante porcentaje en aquel anhelado Atleti del Doblete. El empate sin goles de Málaga dejó algunos visos para la esperanza, más carácter pero un dibujo dubitativo por las ausencias de Adrián y Arda Turan.

Pero lo de hoy ha sido otra cosa. Con una moral desconocida en el grupo desde la gloriosa campaña copera 2009-2010 (2 títulos y un subcampeonato ante el Sevilla), los colchoneros han salido a devorar a un timorato Villarreal cual manada de lobos hambrientos. Falcao ha vuelto a ser el temido Tigre, gracias a un enorme Adrián cuya calidad y predisposición ‘obligan’ al Cholo a hacerlo titularísimo desde ya si de veras pretenden remontar en la tabla. Diego ha vuelto a ser ese fantástico 10 con visión de juego, llegada pujante y deliciosos pases con los que deleitaba constantemente en Santos y Wolfsburg (en su primera época) pero que apenas mostraba con cuentagotas a su llegada a la Ribera del Manzanares.

Si, ha sido otro Atleti, uno de verdad, uno con el que ahora sus hinchas pueden sentirse identificados, con el que sus jugadores pueden volver a mirar a la grada sin miedo a la reprobación. Lo de hoy ha sido todo un baño de autoestima, una demostración de que si quieren pueden, ya que tienen calidad de sobra para estar mucho más arriba.

10º en la tabla tras esta victoria, a 2 puntos de Europa pero a 7 de Champions, con un Athletic-Levante y los duelos de Osasuna y Málaga aún por jugar. Pero tras lo de hoy ya no parece tan lejos, ni tan imposible, sobre todo porque esta vez las ganas y la calidad han ido de la mano. ¿Cuánto le durará la magia a Simeone? Por lo pronto el aficionado colchonero regresa a casa ilusionado, con una sonrisa de oreja a oreja tras vivir un sueño del que no quiere despertar. En el debe del Cholo y sus chicos queda.


Atletico Madrid 3-0 Villarreal por goalsarena2012

Pd: Tal vez si los castellonenses jugasen como solían hacerlo hubieran forzado esos errores a su favor, pero ni eso es excusa ante el lamentable partido que han realizado los pupilos de Molina. Hablo del fuera de juego por centímetros del 1-0 y del inexistente penalti del 2-0 (falta fuera del área). Ánimos a Villarreal, materia prima para salir del pozo tienen de sobra.

2 comentarios:

Garrincha dijo...

Creo que el Atleti de hoy será 'el de casa'. El Cholo quiere divertir a su gente pero por lo que he visto de sus equipos creo que fuera será algo más conservador, parecido a lo de Málaga, aunque sería un crimen no contar con Adrián.

Hoy jugó con Juanfran como carrilero de largo recorrido, bandas largas, abiertas y solidarias, libertad para Diego ... en definitiva, ambición y contundencia.

Tiene materia prima para pelear por los puestos 4º al 6º, la Champions está lejos pero tiene por delante toda la 2ª vuelta, y no es para nada imposible. Tengo expectación por ver su próximo encuentro.

Saludos

Juampex dijo...

Complicado siempre de analizar el Atlético. Ayer no pude ver el partido completo pero mi sensación fue que enfrente tuvo a un rival que dio una de sus peores versiones desde que llegó a primera división y que eso distorsiona mucho la realidad de los acontecimientos, el gol de Diego es el mejor ejemplo, con la defensa mirando en primera fila en gol. Eso en el sentido negativo.

En el sentido favorable, destacar a Adrián, otra vez más, y a cierto cambio de actitud por parte de los jugadores. Y cierto proteccionismo de la prensa, por qué no decirlo, con el propio Simeone. Y eso no lo veo mal, la verdad, cualquier profesional en cualquier ramo precisa de un periodo de adaptación, y si no es machacado desde el primer día, mejor.

Pero la fiabilidad del proyecto aún está por demostrar. Espero que no se acabe, como me temo, juzgando al Cholo por sus resultados frente al Madrid (sobre todo) y Barcelona sino por construir algo con visos de duradero. Y si lo consigue (como lo consiguió Quique, en mi opinión) que no se lo desmonten en dos días (como si le ocurrió a Quique).

Y mención aparte para Falcao. Qué hombre-gol, por Dios. Once dianas lleva en un equipo que lleva la temporada "de aquella manera". Números que en otras épocas, sin Messis y Ronaldos de por medio, serían para liderar el pichichi.