.

.

Arriba y abajo

El 29 de mayo de 2009 se enfrentaron en el estadio de la Mosson el Montpellier y el Estrasburgo, era un partido decisivo por el ascenso a la Ligue 1, al equipo local solo le valía la victoria mientras a los visitantes le bastaba el empate, tras un emocionante partido el Montpellier lograba la victoria por 2-1 y el ascenso, mientras el Estrasburgo terminaba cuarto y se quedaba a las puertas de retornar a la primera división, categoría de la que había descendido un año antes.

Con la perspectiva que da el tiempo y viendo donde esta cada club ahora, quizás ese partido significo bastante más que un simple ascenso. Para uno fue el arranque de algo grande mientras para el perdedor el comienzo de un autentico vía crucis. La diferencia fue un solo gol, una vez más la delgada línea roja que separa el éxito y el fracaso en el mundo del fútbol.

Tras el ascenso el Montpellier hizo una gran temporada en su retorno a Ligue 1 acabando en quinto lugar y obteniendo plaza europea. En la siguiente bajo el rendimiento pero pudo asegurarse la permanencia y perdió la final de la Copa de la Liga ante el Marsella, y en esta campaña esta siendo la gran revelación del fútbol francés. Es segundo en liga a solo un punto del poderoso PSG y aparece como la única alternativa real al equipo parisino, los a priori favoritos como Lille, Lyon o Marsella están bastante más descolgados. Lleva cuatro victorias consecutivas sin encajar gol y el próximo domingo visitará el Parque de los Príncipes para pelearle el liderato al PSG, además esta clasificado para los cuartos de final de la Copa francesa.

El conjunto entrenado por Rene Girard es el máximo goleador del campeonato galo, en buena parte por culpa del delantero Olivier Giroud que con 16 goles es el máximo realizador de la Ligue 1, es el delantero de moda en Francia y ya ha debutado con los Bleus. El club de Languedoc-Roussillon vive uno de los mejores momentos de su historia, nunca ha ganado un titulo de liga, y sus mayores éxitos son dos Copas de Francia (1929 y 1990).

Por el contrario para el Racing de Estrasburgo ese ascenso que se le escapó en la última jornada fue el principio del fin, en la temporada 2009/10 descendió a Championnat National tras perder en la última jornada en otro partido a vida o muerte en Chateauroux por 2-1. Ya con graves problemas económicos estuvo a punto de no ser aceptada su participación en la 3ª categoría francesa, finalmente fue admitido y acabó cuarto a solo tres puntos del Guingamp que ocupo la última plaza de ascenso. Al acabar la temporada el club entró en liquidación y fue relegado de la National, a finales de agosto y tras muchas negociaciones, al Estrasburgo se le permite participar en el grupo C de la CFA2, la quinta división francesa.

Y en la CFA2 actualmente se encuentra el ilustre Estrasburgo, una categoría impensable para un club con un titulo de liga (1979), tres Copas francesas (1951,1966 y 2001), y dos Copas de la Liga (1997 y 2005). Tras un comienzo dubitativo marcha líder de su grupo empatado a puntos con el Vesoul que parece su gran rival para el ascenso. Tras empatar con el Vesoul en campo de este, el Estrasburgo ha encadenado cuatro triunfos además con marcadores muy amplios. A ver si este es el punto de inflexión en la vertiginosa caída de un ilustre del fútbol francés.

Montpellier y Estrasburgo, dos clubes con presentes completamente opuestos pero unidos por un partido que marcó el devenir de ambos para bien y para mal.

3 comentarios:

Garrincha dijo...

Me apena el Estrasburgo, recuerdo con mucho cariño una eliminatoria de la UEFA 97-98 en la que derrotaron 2-0 al Inter ... solo que en San Siro cayeron por 3-0.

Una lástima haber caído hasta 5ª, ¡todo por un gol! Al menos les quedará el consuelo de que les haya enterrado uno de los que ahora es de los mejores equipos del país, quién sabe si pronto campeón de Francia.

Saludos!!

cityground dijo...

El Estrasburgo seguramente de haber ascendido, habría saneado sus cuentas y no hubiera acabado en la bancarrota. Espero vayan ascendiendo en los próximos años.

Tengo familia muy cerca de Montpellier y un tío ya fallecido solía ir a ver bastantes partidos del equipo, por allí han jugado Blanc, Valderrama, Roger Milla o Cantona. Ojala pudieran ganar la liga, me alegraría por ellos.

Martín dijo...

Me encantan estas especies de "giros del destino",es el equivalente a lo que puede cambiar la vida de una persona una decisión.

Recuerdo hace unos años una eliminatoria de promoción entre el Zaragoza y el Murcia. El Murcia habia perdido un ascenso cantado que fue al final para el Depor(si,ese Depor que luego fue lo que fue), y luego fue incapaz de ascender. Poco despues llego a descender hasta tercera. Mientras, sus dos rivales, consiguieron en los años siguiente los mayores exitos de su historia. Asi es el fútbol, supongo...