.

.

Duelos históricos: River-At.Nacional Copa Libertadores 1995

Estampa habitual en la carrera de Higuita, festejando un gol
Andaba la tarde del sábado perdido en la red echando un vistazo a choques históricos cuando me topé de bruces con una eliminatoria irresistible, tanto que me he tragado parte de ambos choques sintiendo la inevitable tentación de traerlo al Café. Igual los más viejos del lugar se acuerdan, aunque yo era un imberbe chaval pre-adolescente por aquel entonces.

Se trata de la eliminatoria de semifinales de la Copa Libertadores de 1995. En aquellos momentos el formato de la competición era muy diferente al actual, siguiendo un sistema que con sus retoques se mantuvo más o menos estable durante muchísimo tiempo. Eran 5 grupos de 4 equipos, con la particularidad de la división por zonas: esto es, un grupo con peruanos y bolivianos, otro con argentinos y uruguayos, etcétera… estando ya clasificado a octavos Vélez Sarsfield como vigente campeón.

River superó a la U. Católica y posteriormente al plantel de Liniers, aún a las órdenes de Bianchi y con Chilavert guardando el arco. Del otro lado, Atlético Nacional batió en ambos encuentros a Peñarol para después superar a Millonarios en una llave de máxima rivalidad. Así pues, el 9 de Agosto de 1995 se enfrentarían en el Atanasio Girardot de Medellín el cuadro Verdolaga contra los Millonarios, en un abarrotadísimo escenario que soñaba con repetir las hazañas de finales de los 80. El envite se resolvió con un solitario golazo de tiro libre de René Higuita al comienzo del encuentro. Cuando el arquero colombiano se acercó a ejecutar, el narrador de la televisión argentina lo llamó “el imitador de Chilavert”. Sin embargo, yo prefiero quedarme con esa bestial explosión de júbilo del público y del relator cafetero, no tiene desperdicio:



Al partido de vuelta la afición millonaria respondió como de ella se esperaba, colmando el Monumental para envolver el choque en una atmosfera festiva inigualable. Los nombres en ambos equipos auguraban fútbol de altos kilates sobre la mítica cancha bonaerense: el propio Higuita, Aristizábal, Juan Pablo Ángel, Osorio, el Muñeco Gallardo, el Burrito Ortega, el Mono Burgos o G.Amato eran las estrellas más rutilantes de sus respectivas escuadras, regalando a los ojos ese 15 de agosto 90 minutos de altas emociones. Solo faltó Francescoli, que no pudo disputar la revancha.

River, que llevó el peso en todo momento y gozó de ocasiones para golear con estrépito, chocó una y otra vez contra la figura de René Higuita, enorme toda la noche. Las ocasiones se sucedían pero solo Amato en el segundo tiempo lograría igualar la eliminatoria. Sin más goles que ese, fueron a penaltis, donde los colombianos se impusieron por un global de 8-7.


No fue la última gran actuación a nivel internacional de Atlético Nacional, pero si la más brillante. En la final cayeron ante Grêmio (3-1 en Porto Alegre, 1-1 en Medellín), aunque en los años sucesivos se llevaron la Copa Interamericana (1997) y un par de ediciones de la Copa Merconorte (1998 y 2000), torneos ya desaparecidos pero cuyos laureles sirvieron para engrosar las gloriosas vitrinas del cuadro cafetero. En cuanto a River, un año después de esta eliminación se desquitó proclamándose campeón precisamente ante América de Cali, posiblemente el club más desafortunado en lo que a finales se refiere en todo el continente suramericano.

3 comentarios:

futbollium dijo...

Precisamente ahoara mismo estoy viendo el Peñarol - Atlético Nacional , y la verdad recordar a todos aquellos ilustres colombianos que nombras me hace mirar con otros ojos el choque .

U saludo

Garrincha dijo...

Yo también lo ando viendo. Está siendo un partido lindo, mejor por ahora At.Nacional, en ventaja 0-1 y ya ha podido lograr un segundo tanto aunque Peñarol aprieta arriba.

Saludos!!

Juampex dijo...

Joder Domin, no conocía nada de la historia de esta eliminatoria. Gracias por traérnosla!