.

.

San Lorenzo, con paso firme a la B

Duro comienzo para San Lorenzo
Aún recuerdo nítidamente algunos partidos memorables de San Lorenzo de los últimos años. Inolvidable aquel campeón del Clausura 2001, un equipo que de la mano de Pellegrini enjugó la diferencia con River para acabar arrasando con 11 victorias consecutivas. Luego vendrían algunos éxitos internacionales como la Mercosur y la Sudamericana, todo casi seguido.

Un lustro después llegó otro Clausura (2007), previo al año del Centenario en el que club e hinchada pusieron todas sus energías e ilusiones, sobre todo en una Copa Libertadores que aún no habían logrado. En octavos, la eliminatoria ante el River de Simeone (y Falcao, Alexis Sánchez, Abreu…) es historia del fútbol contemporáneo, especialmente por la gesta memorable del Cuervo.

Pero todo eso parece hoy muy lejano. Ahora parece repetirse una historia que apesadumbró a la hinchada del Ciclón a finales de los 70, cuando el equipo fue bajando escalonadamente el nivel y la dirigencia fue tomando decisiones cada vez peores que acabaron condenándolo al descenso ya en 1981, siendo el primero de los denominados 5 grandes que sufrió la vergüenza de la B.

La pésima pretemporada entre Mar del Plata y Mendoza solo tuvo como positivo los goles de Carlos Bueno, que ni para dar una alegría a la afición sirvieron. Anoche volvió a marcar, pero el sinsabor fue aún más duro, ya que al Ciclón le clavó Lanús 4 pepas (?) que los deja con el frío del descenso más cerca que nunca, ocupando la antepenúltima posición en la tabla de promedios, una pesadilla que tiene inquieta a una de las aficiones más soberanas del país pero que ve cada día el futuro más oscuro.


Los próximos duelos marcarán el devenir de un club que parece abocado a luchar contra la adversidad este 2012. Por lo pronto, Estudiantes les visitará la semana que viene, de ahí juegan en cancha de Argentinos Juniors y después reciben a Boca, que vive el mejor momento de los últimos años. Empresa complicada, pero nada comparable con un hipotético descenso del que nadie quiere hablar en Boedo pero del que todos son conscientes de su posibilidad.

3 comentarios:

BALAX dijo...

Hola, veo que os preguntais porque "pepas"; pues entiendo que en un principio cuando un equipo sufria una goleada se decia que le habian llenado la canasta, luego que se la habian llenado de pepinos y de pepinos a pepas hay un paso, sobre todo para los argentinos tan acostumbrados como estamos a maltatar el idioma. Saludos

Garrincha dijo...

Buena aclaración ;)
Como apuntaba al final del post, los próximos duelos no serán sencillos para los cuervos. De hecho el calendario desde mediados del torneo será mucho más benévolo, habrá que ver cual es su situación por entonces y si tenemos otro drama como el de River el año pasado.

Saludos!

Fernando dijo...

Un dato: la última ocasión en la que San Lorenzo debutó perdiendo 4-1 fue en 1981... año de su descenso.