.

.

Lokeren, nada como la primera vez

El capitán levantando el trofeo, “we are the champions” sonando a todo trapo por la megafonía, los confetis sobrevolando el cielo, la euforia desatada entre los jugadores y afición, toda la parafernalia que rodea a la celebración de cualquier final que se precie, esas cosas que le pasan siempre a otros. Pero esta vez los aficionados del Lokeren no lo estaban presenciando en la tele de sus casas mientras Anderlecht, Brujas o Standard de Lieja celebraban un titulo, no, esta vez eran ellos los que por primera vez en su historia festejaban.

Este sábado el Lokeren se enfrentó al Kortrijk en la final de la Copa belga en el Estadio Rey Balduino de Bruselas, dos equipos que nunca habían ganado ningún titulo por lo que seguro iba a ser una noche muy especial e inolvidable para uno de ellos. La final se puso muy cuesta arriba para el Lokeren que a los 20 minutos veía como era expulsado su delantero De Ceulaer, grave contratiempo pero si nunca has ganado nada tampoco puedes esperar que la final vaya a ser un camino de rosas. El Lokeren supo resistir bien con diez jugadores y su oportunidad llego en el minuto 77, centro desde la banda, precisó pase de cabeza y el delantero tunecino Hamdi Harbaoui se planta ante el portero al que supera con un sutil toque. Gol histórico que a la postre iba a suponer la copa para el Lokeren.

El conjunto de la pequeña ciudad de Flandes de menos de 40.000 habitantes lleva desde 1974 en la primera división belga, excepto en las temporadas 1993/94 y 1995/96 donde militó en Segunda. Su mejor época fue entre finales de los setenta hasta mediados de los ochenta, coincidiendo con la mejor de la historia del fútbol belga. Hasta la copa lograda el sábado su temporada más recordada fue la 80/81 cuando fue subcampeón de liga tras el Anderlecht, subcampeón de copa al perder la final ante el Standard de Lieja y rozó el pase a semifinales de la Copa de la UEFA, cayendo en cuartos ante el AZ Alkmaar tras eliminar a Dinamo Moscú, Dundee United y Real Sociedad en Octavos. En esos años se permitía el lujo de tener en sus filas grandes jugadores como los internacionales belgas Verheyen y Mommens, el islandés Gudjohnsen, el danés Eljkaer-Larsen y los polacos Lubanski y Lato. Ahora su plantilla es mucho más modesta siendo su jugador más conocido el veterano croata Ivan Leko, ex del Málaga.

Temporada ya inolvidable para el Lokeren que volverá a Europa después de bastante tiempo, su última participación fue en la 2003/04 en la Copa UEFA. Igual en el futuro llegan más títulos pero nunca será como la primera vez.

No hay comentarios: