.

.

Volver a empezar en Salerno

De rozar el ascenso a la Serie B a dar con tus huesos en la inhóspita Serie D, esto es lo que le ocurrió al final de la temporada pasada a la Salernitana. Tras perder la final del play-off de ascenso ante el Hellas Verona (que ahora brilla en la Serie B) vio como era excluida de la Lega Pro debido a sus graves problemas económico-financieros, desgraciadamente algo bastante habitual en el fútbol italiano.

El club tuvo que ser refundado en la Serie D, perdiendo su nombre histórico de Salernitana, pasando a su nueva denominación de Salerno Calcio. Un palo muy duro para un club de 92 años de historia que nunca había militado por debajo de la tercera categoría, y que ya tuvo que ser refundado en 2005 cuando fue descendido de la Serie B a la C1 por su mala situación económica. No solo ha cambiado de nombre si no también su uniforme habitual, pasando del granate al azulgrana.

No es que el historial deportivo de la Salernitana fuera muy brillante con solo dos participaciones en la Serie A (1947/48 y 1998/99), la última vez se quedaron a solo un punto de la permanencia, en un equipo entrenado por Delio Rossi en el que destacaban Fresi, Tedesco, un joven Gattuso, Di Vaio y Di Michele. Sobre todo en casa lograron grandes victorias con el apoyo incondicional de su hinchada que llenaba el estadio Arechi, en Salerno cayeron Juventus, Lazio, Roma e Inter por ejemplo. Casi siempre ha estado a caballo entre la Serie B y la C1, su última temporada en la Serie B fue en la 2009/10 cuando acabó colista.

Para esta temporada el Salerno a pesar de las premuras de tiempo ha formado un buena escuadra, con bastantes jugadores veteranos con mucha experiencia en categorías superiores. Los propietarios de la nueva sociedad son Marzo Mezzaroma y el presidente de la Lazio Claudio Lotito, lo que parece asegurar una cierta estabilidad económica. El Salerno es líder en el grupo G de la Serie D con seis puntos de ventaja sobre el Marino que es segundo, a falta de siete jornadas para finalizar la liga. Si finalmente queda primero ascenderá a la Lega Pro 2, si no deberá jugar el play-off de ascenso. El buen rendimiento de jugadores como Biancolino, Mounard o Caputo hace pensar que su estancia en la Serie D va a ser bastante breve.

Mención especial a la afición de Salerno, como todas las del sur de Italia muy apasionada y que siempre ha acudido en gran número al Arechi, un gran estadio con capacidad para más de 30.000 espectadores. A pesar de estar en una categoría tan baja suelen acudir de unos 3.000 a 4.000 aficionados cada partido de local, cantidad que ya les gustaría tener a muchos equipos italianos de superior categoría.

1 comentario:

Garrincha dijo...

Inolvidable aquella Salernitana, aùn recuerdo ver los resùmenes de la Serie A en plena adolescencia con su largo pero exòtico nombre de fondo.

A ver si es cierto que poco a poco vuelven arriba, fìjate lo que ha hecho el Napoli, lo que puede hacer el Hellas Verona ... quien sabe ;)