.

.

Así será la Euro 2016

Nantes y Reims, las grandes olvidadas
Aún nos encontramos por la mitad de la fase de grupos de la actual Eurocopa cuando un servidor ya piensa en la siguiente, aunque a decir verdad, es algo a lo que llevo dándole vueltas un tiempo. La próxima será una Euro muy distinta a la actual, para empezar porque será la primera con 24 selecciones, casi la mitad de las que entrarán en juego en las clasificatorias en Septiembre de 2014. Sobre ello debatiremos en otro post que publicaré en breve, ya que éste expondrá el formato de la siguiente edición, a llevarse a cabo en suelo francés. 

POLÉMICA ELECCIÓN 
Francia salió elegida el 28 de Mayo de 2010 en medio de una agria polémica por diferencia de un voto respecto a Turquía. Tras una primera ronda de votaciones en la que la candidatura italiana quedó eliminada, Francia superó por un escaso 7-6 a la opción otomana. Hasta ahí todo bien, aunque cuando los principales implicados debieron pronunciarse comenzó el lío. Platini dijo “cuando Turquía tenga un presidente turco podrán acoger un gran torneo”. No contento con ello, agregó que estaba “feliz” por la victoria francesa. “Soy francés, no lo olviden”. Antes de la votación Platini presentó personalmente a Nicolas Sarkozy (por entonces presidente galo) a los miembros del comité, maniobra que no repitió con su homónimo turco Abdullah Gul. Touché.  

Por aquél entonces el seleccionador del país euroasiático era Guus Hiddink, que no dudó en criticar la actuación del máximo mandatario del fútbol europeo: “esto prueba una vez más que en las altas esferas del fútbol el juego se basa en politiqueos”. Además, el holandés se quejó amargamente por el hecho de que Francia hubiera acogido ya dos Mundiales (1938 y 1998) así como otras tantas Eurocopas (1960 y 1982). “Tengo la sensación que esta elección tuvo que ver con ‘otras cosas’. De otro modo la elección de Francia como organizadora, el país del presidente de la UEFA, no tendría otra explicación”. 

Para rematar la faena, Marc Planus, defensa del Girondins de Burdeos que esos días se encontraba concentrado con la selección de Domenech los días previos al Mundial, dijo que ellos “ya lo sabían”. Y se quedó tan pancho. 

FASE DE CLASIFICACIÓN 
Al igual que para el actual torneo, 9 grupos se conformarán con 6 selecciones en cada uno, a excepción del último en el que estarán 5 (algo que se podría solucionar si FIFA y UEFA desbloqueasen a Kosovo permitiéndoles jugar partidos oficiales). De este modo, los dos primeros de cada grupo obtendrán el billete directo a Francia 2016, así como el mejor tercero de los 9 grupos, para un total de 19 selecciones, veinte si contamos a la anfitriona. Los cuatro cupos restantes serían para los que superasen una eliminatoria entre los terceros de cada grupo. De todas formas, la UEFA aún no ha oficializado del todo este formato. 

Si aplicáramos eso a las últimas eliminatorias sumaríamos a los participantes de la actual Eurocopa a Turquía, Estonia, Bosnia y Montenegro. Pero además cuatro de las selecciones entre Escocia, Noruega, Suiza, Israel, Rumanía, Serbia, Armenia y Bélgica, las terceras clasificadas, se habrían batido por una plaza en el torneo. Hungría se hubiera clasificado como mejor tercera. Por tanto se hará altamente complicado que una selección grande, histórica o incluso mediana (Rumanía, Bulgaria, Escocia…) falte a la cita continental, o al menos no tenga grandes posibilidades de lograr una plaza en Francia 2016. 

FORMATO Y SEDES 
Si algo ha desagradado de la elección de sedes para el gran torneo es la ausencia de dos ciudades capitales para entender la historia del fútbol francés. Por un lado Reims, casa del Stade de Reims por el que pasaron los Kopa, Just Fontaine y compañía, mejor conjunto nacional en los años 50 en los que fueron dos veces subcampeones de Europa ante el Real Madrid de Di Stéfano. Este año, además, han logrado el retorno a la máxima categoría tras décadas enterrados en las divisiones inferiores. 

La misma suerte ha corrido Nantes, que si fue escogida sede para el Mundial’98, donde Los Canarios (actualmente en segunda) se lamentan pese a haber sido durante muchos años uno de los mejores clubes del país. Montpellier, también parte del último Mundial galo, y Estrasburgo, por razones económicas, tampoco serán sede. 

Respecto al formato del torneo, se especula con 6 grupos de 4, en los que los dos primeros clasificarían para octavos de final así como los cuatro mejores terceros, descendiendo el nivel de exigencia alarmantemente y prácticamente eliminándose la posibilidad de ver un batacazo de una gran selección hasta los cruces. 

EL FUTURO 
Parece que la decisión de cara al futuro es mantener un formato con el que Platini busca ganarse las simpatías de las federaciones medianas-pequeñas para asegurar un fútbol más democrático a la vez que perpetuarse en el poder como sus predecesores. 

Para 2020 tres son las candidaturas que superaron el corte el pasado 16 de Mayo para hospedar la gran cita continental. Por un lado, Turquía vuelve a la batalla para intentar lograr aquello que se le negó recientemente. Cuanto menos exótica es la candidatura entre Azerbaiyán y Georgia, dos ex repúblicas soviéticas que quieren poner en el mapa futbolístico de una vez por todas aunque tengan que llevarse el torneo al Cáucaso. Por último destaca la propuesta romántica de Escocia, Irlanda y Gales, una candidatura celta que suena muy bien, y por otro lado parece la única forma de ver a los galeses jugar de una vez una competición seria (?). 

No nos queda otra que esperar unos años para aclarar definitivamente la situación. Esperemos que al final del camino, democratizaciones, politiqueos y negocios aparte, gane el fútbol.

5 comentarios:

Gontxo dijo...

La Eurocopa está bien con el número de equipos actuales. Las clasificaciones de mejores terceros son desvirtuar el fútbol. Aquí pasan los 2 primeros y fuera. Quizá si hicieran 4 grupos de 5, como la Europa League, y siguieran pasando 8 equipos a cuartos vale, y aumentaría en 4 los participantes, pero esto ya empieza a ser una chuminada. Pronto habrá eurocopas de 60 equipos que durarán mes y medio. Y todo, para que las pequeñas puedan jugar y las grandes eviten sonrojantes batacazos.

Lo de las sedes, siempre levanta polémica. Pero bueno... Ahi supongo que influyen más factores, inversiones, etc...

Y para 2020... pues queda muchisimo, no sé cuando se anuncia la designación, imagino que 2014 o así... pero bueno, son 3 candidaturas curiosas e interesantes.

Garrincha dijo...

@Gontxo
De acuerdo contigo, de hecho en breve publicaré otro post debatiendo la idea, para mi equivocada más en la elaboración que en la idea. Me gusta que se 'democratrice' el fútbol, al estilo de como se hace en la Champions para que entren más campeones nacionales, pero no a costa de regalar los pases.

Y si, las 3 candidaturas molan. Creo que claramente se queda fuera Azerbaiyán-Georgia, pero Turquía lo merece ya... eso si, me fliparía la celta, vivi en Irlanda y sé lo que sería eso, además de quedarme con las ganas de visitar tanto Escocia como Gales.

Saludos!

Chema dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de Gontxo.
16 equipos es un número perfecto para este tipo de torneo. No hay nivel para acoger a más. Y los que no se clasifiquen... pues mala suerte. Y si tiene que haber batacazos, pues me parece lo más justo, lo más normal, y de lo más bonito que puede pasar.
Al final, entre Platini y Blatter, se cargan el fútbol.

Gran blog!! Saludos!!

Anónimo dijo...

eso es, que se desbloquee a kosovo para que salgan las cuentas redondas y queden todos los grupos con 6... un argumento de peso, sí señor. Brillante

kosovo no es un país, sino una broma cruel, macabra, mafiosa y genocida... que los albano-kosovares jueguen con albania si lo desean (aunque parece que se inclinan más bien por Suiza, qué cosas) y los serbio-kosovares con serbia. Para una cosa buena que hace la UEFA (no reconocer a ese engendro)...

Ramón Flores dijo...

La democratización del fútbol, deseable, es una cosa. Convertir un torneo sensacional en una basura, otra muy distinta. Se cargan un formato perfecto. Son gilipollas.