.

.

Resumen 3ª ronda (ida) C.League: los favoritos dan la talla

Ideye Brown culmina la remontada del Dinamo en Kiev
Ante el inminente inicio de las grandes ligas europeas se intensifican las eliminatorias previas de clasificación a la Champions League, iniciadas en su tercera ronda anteayer pero que darán a su fin el próximo miércoles, dejando un lapso desde entonces un lapso de dos semanas antes de iniciar la 4ª y última fase, la antesala a la gran competición de clubes continental. La ida ha sido poco propensa a las sorpresas, con algunas goleadas pero sin ningún resultado que realmente se haya saltado el guión de lo esperado. 

Uno de los más ilustres que entraba en juego era el Celtic, cuya victoria le costó más de lo esperado ante el HJK Helsinki. Los finlandeses tomaron ventaja tras el descanso merced a un tanto del central Schüller. Pronto reaccionaron los escoceses, que en pocos minutos remontaron con sendas dianas de Hooper y Mulgrew, logrando una renta de 2-1 con la que viajarán a la capital finesa. 

En Bielorrusia el BATE Borisov amarró un empate in extremis en el90+3 ante el Debrecen húngaro, que se había adelantado gracias a un gol de Sidibé, autor desgraciado de la igualada en propia meta. Quien sí supo ganar fuera fue el Basilea suizo con un tanto de Zoua aprovechando un error del arquero Pettersen, en un partido muy complicado para los noruegos del Molde, que tuvieron que remar cuesta arriba desde la expulsión de Angan a la media hora de juego. 

El Ironi Kiryat Shmona de Israel acribilló por 4-0 al Neftçi azerí, que solo aguantó hasta los últimos instantes de la primera parte, cuando encajó el primer tanto tras un penalti transformado por Badash. Tras el descanso llegó la debacle o la gran alegría de la tarde, según el prisma desde el que se vea, ya que el concluyente marcador deja al cuadro israelí con el pase a la siguiente ronda prácticamente finiquitado. 

Otros que golearon fueron el Anderlecht belga al Ekranas lituano (5-0) y el Maribor esloveno al F91 Dudelange luxemburgués (4-1), cuyo sueño parece tocar a su fin salvo gesta inesperada. Eso sí, por si acaso Aurélien Joachim se encargó en el último minuto de anotar un tanto que puede ser anecdótico… o abrir una puerta a la esperanza. 

Gran día para los equipos rumanos. El CFR Cluj se impuso por la mínima al Slovan Liberec checo al transformar Ricardo Cadú un penalti. Por su parte el Vaslui vencía en la siempre complicada casa del Fenerbahçe, a quien un tanto de Irtegun en los últimos minutos le permitió equilibrar el resultado, dejándolo en 1-1 final. 

El Dinamo de Zagreb obtuvo buenos réditos de su visita al Sheriff moldavo, al que derrotó 0-1 al batir Bećiraj a Stoyanov en el mano a mano. El gran batacazo se lo pegó el Slask Wroclaw polaco al caer humillado en casa por 0-3 ante el Helsingborg sueco, con Finnbogason, Andersson y Nordmark como autores de la goleada. El choque estuvo más igualado de lo que dice el resultado, con bastantes ocasiones por ambos bandos aunque el desacierto local y su pésima defensa lastran sus opciones de clasificación. 

En Chipre quieren volver a colar a uno de los suyos en la fase de grupos, aunque quien esté delante sea todo un clásico como el Partizan de Belgrado. Los serbios tendrán que remontar el tanto de Vouho para el AEL Limassol, que aprovechó un flagrante error defensivo para anotar el único gol del encuentro. Mientras, en la capital danesa Copenhague y Brujas firmaron las tablas sin estrenar el marcador, dejando la decisión para el choque de vuelta en Bélgica. 

El martes el Dinamo de Kiev-Feyenoord abrió fuego con un partidazo que fue de menos a más y sirvió para comprobar que los ucranios han armado un gran equipo esta campaña (han hecho una de las inversiones más fuertes del verano en Europa) mientras los de Rotterdam dieron la cara pese a la insultante juventud de una plantilla cuya edad media no alcanza los 22 años. El cuadro holandés tomó ventaja al culminar Ruben Schaken una contra, tanto que hizo reaccionar a los locales, que empataron poco después en una afortunada jugada que concluyó con Lex Immers introduciendo el balón en su propia portería. Ideye Brown culminó la remontada para el Dinamo que déja las espadas por lo alto para el choque de vuelta. 

Por su parte el Panathinaikos demostró su mayor experiencia imponiéndose a domicilio a un Motherwell que jugaba el primer partido de Champions de su historia. Lazaros Christodoulopoulos adelantó a los griegos al transformar un tiro libre, ventaja que Mavros amplió en la segunda mitad hasta el 0-2 definitivo. Entre medias los escoceses tuvieron varias chances para anotar, pero los nervios y el desacierto acabaron poniendo cuesta arriba una eliminatoria con claro signo mediterráneo.

Os dejamos con las mejores imágenes de la mejor llave de esta ronda, el duelo de titanes entre los históricos Dinamo de Kiev y Feyenoord:

2 comentarios:

patricio dijo...

impresionante blog, admiro muchisimo este tipo de blog, me encantaria que intercambiaramos enlaces, un saludo desde, toconesdelmundo.blogspot.com

Noticias Deporte dijo...

Excelente el blog, felicitaciones!
Tiene notas que los medios tradicionales no tienen. Gracias