.

.

Fiorentina y Eintracht piden paso

Bamba cabeceando el definitivo 3-3
30 de Mayo de 1957 en el Santiago Bernabéu y 18 de Mayo de 1960 en Hampden Park, son dos fechas y lugares que jamás han olvidado los hinchas más veteranos de Florencia y Frankfurt. Por aquel entonces sus clubes se encontraban indudablemente entre los más fuertes de sus respectivos países, peleando en Europa con una categoría que les permitió disputar la segunda y la quinta final de la recién nacida Copa de Europa. Tan solo un Real Madrid imperial comandado por Di Stéfano con comandantes de alto rango como Puskas o Gento les impidieron inscribir su nombre en el lujoso palmarés de una competición que pocas oportunidades más les ha dado. 

Aquellas derrotas son aún muestra de un orgullo que nunca les abandonó, por más que los Bayern, Borussia o Hamburgo o Juve, Inter y Milan hayan hecho crecer su leyenda tanto en casa como fuera que parezca que aquello jamás sucedió. Y vaya si lo hizo. Pero justo tal día como hoy, más de medio siglo después, los añejos seguidores de ambos clubes pueden salir a la calle henchidos de orgullo por lo que están llevando a cabo sus equipos. Seguramente ni Fiorentina ni Eintracht acaben conquistando sus campeonatos nacionales, pero nadie les va a robar el placer de estos días en que vuelven a codearse con los grandes y a tutearlos directamente cuando se enfrentan a ellos. 

La caprichosa casualidad ha querido que justo ayer, casi a la misma hora, Frankfurt recibiera al Borussia Dortmund (vigente bicampeón alemán) y Florencia a la Juventus (portadora del Scudetto en su ‘maglia’). Lo que pudimos disfrutar de ambos partidos es hoy un maravilloso recuerdo que nuestras retinas reproducen fielmente pese al paso de las horas. 

Vayamos por orden cronológico. Ayer comenzaba la quinta jornada de la Bundesliga, donde tan solo Eintracht y Bayern habían logrado pleno de victorias si bien los bávaros eran líderes por mejor diferencia de goles. El Eintracht, recién ascendido esta temporada y posiblemente la mejor y más agradable sorpresa por ahora de las ligas europeas, se enfrentaba a un Borussia Dortmund herido en su orgullo tras la derrota en Hamburgo del pasado sábado. 

El choque fue vibrante, con los de Jürgen Klopp 0-2 arriba al descanso. La lógica parecía imponerse hasta que al regreso de vestuarios dos fulgurantes acciones igualaban el marcador. La respuesta borusser no se hizo esperar, adelantando nuevamente Mario Götze a los suyos tras una gran maniobra. Pero ello no frenó las ansias de Las Águilas, que siguieron apretando hasta que Bamba equilibró nuevamente el resultado con el definitivo empate a tres, un resultado que se explica desde el entusiasmo local y la desastrosa defensa del campeón en este inicio de campaña, donde ha encajado seis tantos entre los dos últimos encuentros a domicilio.
 
szólj hozzá: Frankfurt vs Dortmund 3:3 GOALS HIGHLIGHTS

De entre todo lo bueno de este Eintracht que dirige Armin Veh (campeón con el Stuttgart en la 2006-07) destaca el japonés Takashi Inui, extremo o interior zurdo de gran recorrido que ya suma tres tantos en lo que va de temporada, quizás la aparición más feliz de la recién iniciada Bundesliga. 

Un poco más tarde que la jornada alemana daba inicio en Italia un Fiorentina-Juventus con muchísimos ingredientes para no decepcionar. ¡Y vaya si no lo hizo! Por momentos parecía que nos habíamos retrotraído a los años 80, con ambos equipos atacando con un fútbol fulgurante que entusiasmaba, especialmente por parte local. 

La Fiore dominó, se gustó y gozó de las mejores ocasiones pero perdonó a una Juventus que no le perdió nunca la cara al encuentro pese al baño que recibió en ciertos tramos del mismo. El empate a cero final desmiente un partido fabuloso que no hace justicia a un conjunto viola que puso toda la carne en el asador para derrotar a su más encarnizado rival. Con Pizarro al mando desde la retaguardia, Jovetic se desplazaba con libertad por todo el frente de ataque mientras Borja Valero y Rômulo hacían lo propio en los interiores. Pasqual y Cuadrado llegaban a la línea de fondo e incluso penetraban al área, y por momentos llegó a verse a Roncaglia ocupando la línea ofensiva de ¾ de la Fiorentina, lanzada con todo por una victoria que mereció de largo. 

En la Juventus Pirlo gozó de un buen lanzamiento de falta, Giovinco dejó algunos destellos, Quagliarella desapareció respecto al héroe de los dos anteriores encuentros y tanto Vidal como Giaccherini sostuvieron un centro del campo que lo dio todo por aguantar el aluvión local, haciendo bueno un punto que los mantiene líderes e invictos hasta el momento.
 

Y si se han quedado con ganas de más esta tarde-noche el menú ofrece Betis-At.Madrid, Roma-Sampdoria, Nápoles-Lazio, Manchester United-Newcastle, WBA-Liverpool o B.Mönchengladbach-Hamburgo como platos apetecibles, con el Flamengo-Atlético Mineiro de madrugada para cerrar una jornada que promete mucho. Yo no me los perdería.