.

.

La maldición de San Siro

Lamentos. La pelota no quiere entrar.
Hace dos años el Inter se proclamaba campeón de casi todo, logrando en el mágico 2010 levantar Scudetto, Champions y Mundial de Clubes amén de la Coppa y Supercoppa italianas. Tan solo el Atlético de Madrid evitó en Mónaco que alzasen también la Supercopa de Europa, lo que hubiera permitido a los de Rafa Benítez (y antes Mourinho) igualar el récord del Barça 2009 de Guardiola. La contestación de su vecino, el AC Milan, fue más modesta pero no por ello menos efectiva. Llegó Ibrahimovic desde el Camp Nou como revulsivo para levantar un equipo que tras la salida de Kaká se había venido abajo. Con el sueco reconquistaron el Scudetto tras un lustro de dominio nerazzurro, inaugurando la que parecía una nueva era de éxitos milanistas. 

A día de hoy todo aquello no parece más que una mera ilusión. La aparición de una solidísima Juve y los problemas económicos de los dos gigantes milaneses han obligado a ambas instituciones a desprenderse de muchas de sus figuras (Eto’o, Ibrahimovic, Thiago Silva, Motta, Seedorf, Maicon…), con el Milan como peor parado de los dos. Mientras la legión de veteranos soldados milanistas permaneció junto a Ibra en el club rossonero, consiguieron mantener el pulso por el campeonato además de alcanzar unos meritorios cuartos de final en Champions. Por su parte, un Inter en transición acabó sexto, pero al menos entró en Europa tras un esperanzador sprint final gracias al buen juego y la comunión con el vestuario que logró Stramaccioni, llegado de urgencia para suplir a Ranieri con el aval de sacar campeón de las Next Gen Series a los juveniles del Inter. 

El verano trató mal al Milan. La huída de estrellas ya fuera por tratarse de los últimos compases de sus carreras (Seedorf está en Brasil, Nesta en Canadá) o por no poder mantener sus sueldos, ha dado con un equipo cuyas aspiraciones reales no pueden pasar de hacer una Champions lo más digna posible y pelear por lograr un puesto en Europa League para que el impacto econónimo de cara a la próxima temporada no sea demasiado fuerte. Tal y como están Juventus y Napoli y con la aparente superioridad (aún por demostrar) de Roma, Lazio e Inter, actualmente parece una quimera aspirar a acabar entre los tres primeros lugares del Calcio. 

Por su parte el Inter ha logrado paliar la sangría manteniendo un año más a Wesley Sneijder, quizá el único jugador de talla mundial que viste actualmente la maglia nerazzurra. Compañeros contrastados como Cassano, Diego Milito, Cambiasso o Handanovic tienen la obligación junto a un grupo poco heterogéneo de pelear por un Scudetto en el que parten en clara inferioridad respecto a la Juventus e incluso el Napoli. El objetivo mínimo es regresar a la Champions y que lo de esta temporada haya sido un paréntesis.

Zeman se llevó con su Roma los 3 puntos ante el Inter
Sin embargo, para alcanzar sus metas las dos grandes instituciones milanesas deberán “apretarse los machos” en casa. Hasta el momento tras 7 encuentros oficiales entre ambos ninguno ha sido capaz de lograr la victoria. Dos triunfos a domicilio del Inter lo mantienen arriba en el Calcio, mientras que la victoria milanista en el Renato Dall’Ara contra el Bologna es el único saldo positivo del Milan en la Serie A. Cronológicamente estos son los encuentros que han construido la maldición de San Siro

9 de Agosto: el Inter se presenta ante su público en la vuelta de la penúltima ronda clasificatoria para la Europa League. El choque de ida se impuso 0-3 al Hajduk Split, por lo que la eliminatoria parece resuelta. Aún así los croatas se imponen por 0-2, asustando más por el marcador que por el juego, ya que los interistas crean gran cantidad de ocasiones que desperdician. Primer traspiés. 

26 de Agosto: turno para el Milan ante un clásico recién ascendido. La Sampdoria sorprende arrancando la temporada con una victoria en casa del subcampeón merced a un solitario tanto de Andrea Costa. El Milan juega un mal partido pero crea ocasiones suficientes para darle la vuelta al marcador. Romero y la mala puntería de Boateng, Robinho, Pazzini y El Shaarawy hacen el resto. 

30 de Agosto: última ronda previa de la Europa League. De nuevo choque de vuelta para el Inter tras vencer fuera, en esta ocasión por 0-2. El Vaslui provoca un penalti y expulsión con el que toma ventaja antes del descanso, aunque Palacio iguala ya avanzada la segunda parte. El 1-2 para los rumanos pone patas arriba San Siro, ya que otro gol significaría una vergonzosa eliminación, aunque Guarín logra salvar los muebles en el descuento. 

2 de Septiembre: partidazo Inter-Roma. Florenzi adelanta de cabeza a los visitantes pero un afortunado gol de Cassano equilibra el marcador. A la contra los de Zeman anotan dos tantos más que otorgan una prestigiosa victoria por 1-3 al conjunto capitalino. 

15 de Septiembre: el Milan encara un choque fácil en teoría para resarcirse. El Atalanta se presenta como rival sencillo a priori, pero un gol de Cigarini en el segundo tiempo les da la victoria. Sintomático que el delantero centro, Pazzini, realice su primer disparo a los 72 minutos de partido. Otro triste 0-1. 

18 de Septiembre: la capital lombarda no falta a su cita anual con la Champions, recibiendo al Anderlecht para tal ocasión. El Milan quiere empezar la máxima competición continental con una victoria que rebaje tensiones, pero los belgas juegan mejor aunque el resultado no se altera. 0-0 y enfado de la hinchada rossonera al finalizar el encuentro

20 de Septiembre: en el primer partido de la liguilla de grupos de la Europa League el Inter recibe al Футбольный клуб Рубин Казань (?), es decir al Rubin Kazan ruso. Ryazantsev adelanta a los visitantes tras recoger el rechace de un penalti que había desaprovechado Natcho, aunque el joven Livaja empata antes del descanso. En el tramo final del encuentro Rondón realiza una gran maniobra que vale el 1-2, aunque Nagatomo firma las tablas definitivas con una volea en el descuento. 

Hasta aquí el recorrido por los pésimos partidos de los anfitriones de San Siro, o Giuseppe Meazza si usted lo prefiere. Curiosamente, Milan e Inter han vencido todos los encuentros (cinco en total entre ambos) que han disputado fuera de casa en lo que va de temporada. La última victoria en partido oficial para uno de los locales de San Siro se produjo el pasado 13 de Mayo, hace más de cuatro meses, cuando los hombres de Allegri derrotaron al ya descendido Novara por 2-1 en la última jornada de la Serie A. 

El próximo domingo el Inter recibirá al Siena en la cuarta jornada de la 2012-13, colista, en muchos problemas por comenzar el campeonato con -6 tras sanción y con solo dos empates en su haber. Debería ser el final de la maldición, pero a estas alturas pocos se atreven a pronosticar lo que puede suceder en San Siro.

3 comentarios:

Juampex dijo...

Muy bien sintetizado Domin.

El giro que ha dado el panorama para el Inter desde esa (bendita) Champions es brutal. Pero claro, es que el rendimiento que dio aquel equipo fue igual de brutal teniendo en cuenta los jugadores (salvó Sneijder, Milito y Maicon, y el último gran Etoo, ninguno de talla mundial -para mi-) y las edades de los mismos. No se si es espejismo es la metáfora apropiada,creo que simplemente coincidió la gente apropiada en el momento justo, pero de milagro.

Y lo del Milan, creo que la presencia de Thiago Silva, Seedorf y los goles de Ibra, no dejaban ver el bosque. Por cierto, muy llamativo lo que he leido hoy de Berlusconi sobre "Qué vergüenza de Milan, si pudiera lo vendía"

Tiene huevos que el responsable último de su gestión diga eso.

Garrincha dijo...

También he leído lo de Berlusconi y no me queda claro si es solo calentón o verdadero hartazgo. De todos modos no le han faltado compradores, ya que Taçi Oil, la misma que se decía que quería comprar el Málaga este verano, ha pujado recientemente por el club.

Creo que el Inter se va a acabar arreglando aunque tiene problemas muy graves a la hora de construir. Arriba va muy sobrado con Milito, Palacio, Cassano, Coutinho, R.Alvárez y Sneijder, pero precisamente éste último se ve obligado a retrasar mucho su posición ya que Stankovic no está (y es ya muy veterano) y no se puede esperar que Cambiasso, Gargano y Guarín hagan esa labor.

Un jugador del corte de Granero le hubiera venido muy bien a este equipo, pero Stramaccioni creo que no ha llegado a plantearse un perfil así en todo el verano. Lástima.

Respecto al Milan... campaña muy difícil la que tienen por delante. Sería un exitazo acabar 3º, pero igualmente creo que pueden darse con un canto en los dientes si sacan plaza en Europa League. Tienen un plantel bastante limitado, ojo que Fiore, los equipos romanos y Udinese (ojalá también la Samp) le pueden comer la tostada perfectamente.

kipzy dijo...

Futbol Club Rubin Kazan, que no era tan dificil domin ;)