.

.

La muralla de Düsseldorf


Muchos aficionados del Fortuna Düsseldorf deben frotarse los ojos cuando esta mañana miren la clasificación de la Bundesliga, su equipo marcha cuarto (a expensas de los resultados de hoy) por delante de grandes conjuntos como Borussia Dortrmund, Borussia Monchengladbach, Hamburgo o Bayer Leverkusen. Nueve puntos en cinco jornadas es un gran bagaje para un recién ascendido que hacía quince años no disputaba la máxima categoría alemana, pero hay un dato que llama mucho la atención, en esos cinco partidos el Fortuna no ha encajado ni un solo tanto, lo que le ha valido sacar bastante rentabilidad a los cuatro goles solo marcados hasta ahora.

Ayer logro su segunda victoria de la temporada al imponerse al Greuther Furth por 0-2 con goles del danés Ilso y Fink, y una vez más su guardameta Fabian Giefer se retiró a los vestuarios con su meta a cero. El Fortuna venció en su primer partido de liga por 0-2 al Augsburgo con doblete de Schahin y después encadenó tres empates a cero consecutivos ante Borussia Monchengladbach, Stuttgart y Freiburgo.

Este verano han llegado muchas caras nuevas al Fortuna pero con una inversión económica bastante reducida, bastantes jugadores jóvenes y como fichaje más sonado el delantero internacional ucraniano Voronin. Pero la clave del buen inicio es que siguen manteniendo el bloque de la temporada pasada, ayer en Furth ocho de los titulares ya estaban el año del ascenso, y de los nuevos solo jugaron el portero Giefer, el defensa griego Malezas y el delantero Schahin. Un equipo solidario y bien organizado que va a depender mucho de su gran solidez defensiva porque en ataque no tiene goleadores de garantías ni grandes individualidades.

Capitulo especial para dos instituciones dentro del Fortuna, el defensa central Jens Langeneke que lleva en el club desde 2006 y que con 35 años ha visto realidad su sueño de debutar en la Bundesliga, titular indiscutible en la inexpugnable línea defensiva junto al lateral derecho Levels, el central Malezas y el lateral izquierdo Van den Bergh. Y otro el centrocampista y capitán Andreas Lambertz que debutó en la temporada 2003/04 cuando el Fortuna penaba por los campos de la Oberliga (4ª División alemana) y desde entonces ha sido fundamental en la progresión del club hasta llegar a Bundesliga.

Este viernes reciben al poderoso Schalke 04, una dura prueba para mantener nuevamente su portería imbatida y lograr su primer gol en el ESPRIT Arena, su asignatura pendiente hasta ahora.