.

.

Camino a Brasil 2014: mucha sorpresa y varios avisos

Qataríes y uzbekos se 'batieron el cobre' en Doha
Una jornada que duró casi 21 horas entre el comienzo de la misma en Oceanía y el final en Sudamérica da para mucho. Infinidad de partidos repartidos por todo el mundo, algunos tropiezos sorprendentes y cantidad de detalles maravillosos que vamos a repasar en las siguientes líneas sin dejarnos atrás ninguna de las cinco confederaciones que entraron en juego. 

Vamos por orden. En la OFC la favorita Nueva Zelanda prosigue su paseo militar, goleando a Tahití y esperando a decidir definitivamente el vencedor de la zona en el duelo ante Nueva Caledonia (¡la tierra de Karembeu!), únicos que mantienen el paso con dignidad y alguna opción. Un puñado de kilómetros más arriba la AFC comenzó con una Uzbekistán que recuperó fortuna, sensaciones y la victoria en su visita a Qatar. En su mismo grupo Irán sorprendió derrotando con 10 hombres a Korea, a la que iguala en el liderato. Del otro lado Japón descansó en su cómoda poltrona viendo como Australia daba la vuelta a su choque en Irak mientras Omán cortaba las alas a Jordania. Del último lugar a los puestos clasificatorios hay tan solo tres puntos en ambos grupos, por lo que la igualdad es palpable. 

Ya en la zona UEFA sorprende que tres de las cuatro semifinalistas de la pasada Eurocopa empatasen en casa, especialmente por cómo se produjeron tales igualadas. Alemania arrasó con un juego fantasioso de tiralíneas hasta colocarse 4-0 ante Suecia poco antes de la hora de juego. Normalmente, más aún contra los germanos, se acabó. Pero los nórdicos se levantaron, tiraron de épica y alcanzaron el increíble empate a cuatro en el tiempo de descuento. Portugal, que venía de caer en Rusia, tenía que vencer en casa a Irlanda del Norte, pero tan solo arañó un empate gracias a un tanto en el tramo final del encuentro obra de Hélder Postiga. Por su parte, España realizó un buen primer tiempo, se adelantó con gol de Ramos y perdonó un penalti (Cesc, gran Lloris) antes del descanso. Tras el mismo Francia reaccionó con entereza, acorralando al campeón en casa y haciéndose acreedor de largo de un empate merecidísimo, con tramos de bochorno para La Roja

El resto de la jornada siguió más o menos los parámetros normales. Italia derrotó 3-1 a una Dinamarca que no levanta cabeza, Rusia sufrió para imponerse a Azerbaiyán en Moscú, Croacia y Bélgica mantienen su pulso tras sendas victorias sencillas en casa, Bosnia sigue goleando, Holanda esfumó con cuatro chicharros en Bucarest las ilusiones rumanas, Hungría dio otro bofetón a una Turquía que suma tres caídas en cuatro presentaciones y Montenegro alcanzó el liderato de su grupo con su inesperada victoria en Kiev, descolgando a Ucrania a expensas de lo que suceda en el Polonia-Inglaterra de esta tarde, suspendido ayer por las fuertes lluvias que asolaron Varsovia. A excepción de dos choques menores que se disputarán dentro de un mes para equilibrar el calendario, Europa no volverá a entrar en juego hasta el próximo mes de marzo de 2013. Eso si los Mayas no dicen lo contrario. 

La CONMEBOL dio comienzo con un nuevo tropiezo sonado de una Uruguay irreconocible los últimos partidos. Tras la solidez mostrada los últimos dos años que le permitieron lograr el cuarto puesto en el anterior Mundial así como la Copa América 2011, la selección charrúa parece haberse venido abajo en las últimas citas (4-1 le encajó Bolivia), ya que apenas suma un punto de doce desde que en junio derrotase a Perú, habiendo caído del liderato al alambre de la peligrosa quinta plaza. 

Ecuador logró un buen empate en Venezuela, remontando el golazo inicial de Arango (otro más) con un tanto de Castillo. Ambas estarían clasificadas a Brasil por el momento. Por su parte si bien Colombia descansó, Paraguay volvió a dar señales de vida con su escueto pero suficiente 1-0 sobre Perú. Finalmente, Argentina volvió a demostrar su gran estado de forma tras llevarse los tres puntos de Santiago de Chile, donde venció a los locales 1-2 con sendos golazos de Messi e Higuaín. 

Concluimos con la CONCACAF, donde salvo la demostración de México todo son dudas. USA palideció cuando Guatemala se adelantó en suelo yanqui, pero Bocanegra y un doblete de Dempsey pusieron las cosas en su sitio antes del descanso. Ellos junto a los aztecas deben pelear la victoria del Hexagonal, aunque los norteamericanos han estado lejos de su mejor estado no solo en cuanto a resultados, también con un juego bastante más pobre de lo que se podía esperar de ellos. 

Honduras se quitó dudas y miedos machacando por 8-1 a Canadá, que llegó a Centroamérica buscando la clasificación pero encontró un saco de goles humillante. Panamá acompaña a los catrachos tras su empate en Cuba, que sumó su único punto en esta fase. Jamaica y Costa Rica completan las seis selecciones que pelearán por tres cupos directos y un puesto en el repechaje a partir del próximo mes de febrero. Esperemos que los Mayas no nos hayan fastidiado el invento, para entonces, sino México no ganará nunca un Mundial (?).