.

.

¿Misión imposible de Palmeiras?

Hernán Barcos, la última esperanza de Palmeiras
Este domingo uno de los clubes más grandes de Brasil, el que acumula más títulos nacionales entre campeonatos de liga y copa, puede descender... o mantener la pelea con su destino contra viento y marea. Se trata de Palmeiras, cuya pésima campaña le ha complicado hasta tal punto que podría consumar su descenso de categoría con tres jornadas de antelación. 

El drama no sería algo nuevo para el Verdão, que ya bajó a la B hace exactamente una década, pocos años después de vivir una gran época en la que Roberto Carlos, Edmundo, Rivaldo o Mazinho llegaron a vestir los colores e incluso lograron la Copa Libertadores en 1999. Pero tras las vacas gordas tocaron fondo, y si bien aquel mal trago posterior se tomó como un accidente, esta vez la trayectoria irregular del equipo los últimos años no hacía sospechar que volverían a incidir en los mismos errores del pasado.

Curiosamente, Palmeiras se adjudicó la Copa el pasado mes de julio, si bien desde entonces el equipo se dejó llevar hasta acabar con la dimisión de Scolari, que se marchó pidiendo perdón a la torcida palmeirense. La relajación de los jugadores ha llevado de nuevo al Palmeiras a una situación crítica, ya que se encuentran a 7 puntos de la salvación a tan solo cuatro encuentros de la conclusión del campeonato. 

Para empezar, mañana recibirán a Fluminense, con el agravante de que una derrota podría suponer el título de forma matemática para los capitalinos además del descenso del propio Verdão ante su hinchada. En caso de sobrevivir a esta jornada aún les quedarán tres finales por delante. La primera de ellas sería una visita a Flamengo, para recibir posteriormente al ya relegado Atlético Goianiense y finalizar visitando a otro de sus clásicos rivales, el Santos de Neymar. Un camino muy áspero, en el que no dependen de sí mismos pero para el que necesitarán mucha determinación, un recorrido perfecto y bastantes dosis de fortuna.

No hay comentarios: