.

.

Invictos fuera

Ibra se marchó expulsado
La de ayer no fue la mejor tarde para tres de las aficiones que mayor acopio de disfrute estaban teniendo esta temporada 2012/13. Tres rivales clásicos dejaron a At.Madrid, PSG y Juventus sin sus impolutas rachas, en algún caso en el día más inesperado, en algún otro contra el peor rival que podía truncarla. 

En París pocos apostaban por otra cosa que no fuera otra goleada del PSG a cuenta del St.Étienne, pero Les Verts sorprendieron en su propio feudo a un líder atónito que buscaba comenzar a abrir brecha respecto a OL, OM y Toulouse pero que ahora ve comprometida su posición de nuevo. Hasta el descanso el histórico St.Étienne aguantó bien, pero tras el mismo una jugada por el costado derecho acabó con un afortunado tanto en propia meta de Sakho. El PSG hizo de todo para empatar, pero en una jugada de ataque Ibrahimovic clavó los tacos en el pecho de Ruffer al intentar bajar un balón de las nubes, lo que le costó la roja directa. Instantes después Aubameyang, que no había sido titular, anotó el segundo a la contra tras una asistencia de Alonso. El postrero tanto de Houarau en la recta final no pudo evitar el asalto al Parque de los Príncipes, en una seria advertencia de que pese a su evidente superioridad los de Ancelotti tendrán que ganarse el pan de cada día para salir campeones. 

La Juventus llevaba un mes extraño. Tres empates consecutivos en Champions en toda clase de circunstancias. Un partido resuelto con escasa solvencia y demasiada polémica en Catania, una victoria sobre la hora en casa ante el Bologna… y sin embargo nadie pensaba seriamente que fueran a perder 49 partidos (de liga) después en su propio hogar ante el Inter, más aún tras derrotar con solvencia al Napoli recientemente. Pero sucedió. Ni el gol controvertido gol a los 18 segundos fue suficiente para abatir a su encarnizado rival, aunque lo tuvo a merced durante un tramo del envite. El Inter supo reponerse bien, bregó, llegó a gozar de ciertos pasajes con el balón y creó peligro sin fortuna durante el primer tiempo. Luego, un extraño penalti sobre Diego Milito permitió a éste empatar. La Juve quedó ‘grogui’, el incorporado Guarín lanzó una impresionante cabalgada que valió el segundo del Inter, nuevamente de Milito. Ya en los últimos minutos, Palacio culminaba una gran contra de Nagatomo, convirtiéndose el Inter en el primer equipo que logra asaltar el Juventus Stadium, y quedando a un punto tan solo de la Vecchia Signora en la clasificación. 

Por último, el At.Madrid más enrachado que se recuerda cedió su primera derrota en Mestalla. El Valencia, que ha sumado casi todos sus puntos en casa (aunque su racha fuera es pésima) logró derrotar al once de Simeone, que como es costumbre lo dio todo aunque no pudo superar a un rival que supo cortocircuitar sus geniales transiciones en ataque. Soldado, que pudo ver la roja por un pisotón (parece involuntario) sobre Falcao, adelantó al cuadro ché a los 20 de juego. Quedaba mucho, pero anoche el colombiano no mojó (como tampoco Messi ni Cristiano Ronaldo), el Atleti no carburó como siempre y Valdéz sentenció con un golazo que corta de sopetón la racha de los colchoneros, ahora segundos en la tabla a tres puntos del Barcelona.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un buen blog

Anónimo dijo...

"Extraño", no, era fantasma, inexistente. Es el problema de la "compensación" en el calcio, pero evidentemente la culpa no es del AIA...