.

.

La venganza es un plato que se sirve frío


Los derbis son partidos muy especiales, hay mucho más que tres puntos en juego, y si además los equipos llegan tan necesitados como Sampdoria y Genoa ayer, pues el partido recobra mayor trascendencia. Los dos llegaban con una racha horrible de resultados y en la zona baja de la tabla. La Samp tras un ilusionante arranque de temporada había caído en picado, acumulando hasta siete derrotas seguidas y con su entrenador Ferrara muy cuestionado. No mucho mejor estaba el Genoa con cinco derrotas seguidas (y ocho partidos sin ganar), y que ya había cambiando de entrenador, con Luigi Delneri en el banquillo, el hombre que clasificó a la Samp a la previa de Champion solo hace dos años.

En el recuerdo imposible de olvidar el último derbi de mayo de 2011, un gol de Boselli en el minuto 96 daba la victoria al Genoa por 2-1 y casi condenaba al descenso a la Samp, fiesta para Il Grifone y exagerada celebración del presidente Preziosi en un partido que su equipo no se jugaba nada en la clasificación, salvo ganar a su eterno rival. Triste para un dirigente celebrar el posible descenso de un equipo rival.

La Sampdoria llegaba con muchas bajas sobre todo en la delantera, sin Maxi López, ni Pozzi, ni Eder, el único atacante disponible era el joven argentino Mauro Icardi que seria protagonista en el choque. Un jugador que parece bendecido, ya que en su debut la temporada pasada anoto un gol decisivo contra la Juve Stabia que aseguró el play-off a la Samp, donde finalmente logro el ascenso tras superar en la final al Varese.

Con los resultados del resto de la jornada del domingo, el que saliera derrotado en el derby della Lanterna seria el colista de la Serie A, por si le faltaban alicientes al partido. Como siempre ambientazo en el Luigi Ferraris con mucha pasión y colorido en la grada.

El partido comenzó de maravilla para la Sampdoria ya que a los 16 minutos Andrea Poli aprovechaba un balón en el área para marcar, y veinte minutos después un disparo de Icardi es despejado por  Frey pero el balón rebota en el defensa Bovo introduciéndose en la portería, 2-0 y alegría en la afición Blucerchiati. Al descanso al Samp puedo irse al descanso con 3 o 4 goles a favor pero la buena labor de Frey lo evitó. Delneri da entrada a Vargas y Bertolacci, y el Genoa empieza a dominar en la segunda parte con una Sampdoria bastante metida atrás. A la salida de un corner Immobile establece el 2-1 con casi veinte minutos por delante. La Samp logra controlar más o menos las embestidas del Genoa, y en el 88 saca una contra con un buen pase de Tissone que deja a Icardi mano a mano con Frey y lo bate, 3-1 y jubilo total para los locales. Icardi primer partido titular en Serie A y primer gol, además en el derby della Lanterna, imposible pedir más. La Sampdoria coge algo de aire y el Genoa cae al último puesto, se presenta temporada dura para ambos.

Para todo aficionado de la Samp ayer fue una victoria muy especial, esperemos que sea el punto de inflexión para ir hacia arriba en la tabla.