martes, 11 de diciembre de 2012

Una alternativa mundial


El pasado Jueves dio comienzo una nueva edición del Mundial de Clubes, la cita anual a la que acuden los campeones de cada una de las seis confederaciones además del ganador de la liga japonesa, lo que siempre muestra un cuadro atípico con una eliminatoria previa que enfrenta a los dos conjuntos más débiles del campeonato.

Despachado por la vía rápida el Auckland City (1-0 les derrotó el Sanfrecce Hiroshima japonés), los verdugos de los oceánicos no pudieron hacer nada ante el poderío de Al Ahly en cuartos de final, si bien a los africanos les costó más de lo esperado superar a su rival, algo que tan solo pudieron hacer cuando el mítico Mohamed Aboutreika entró al terreno de juego para resolver a la hora de partido.

Del otro lado el Monterrey mexicano tenía que solventar una papeleta menos clara de lo que parecía. El Ulsan Hyundai, campeón asiático, es un muy buen equipo del que se esperaba bastante mayor resistencia pero que acabó hincando la rodilla ante un contrincante mucho más experimentado. Los goles de Corona y el 'Chelo' Delgado -2- pesaron más que el tanto anotado por Keun-Ho Lee, que al menos salvó el honor de los suyos en su primera presentación a ojos del mundo.

Sin pretender desmerecer a los caídos, lo interesante de verdad comienza mañana. A las 11:30 (horario central europeo) Al Ahly se medirá a un Corinthians que ya ganó este torneo hace 12 años en aquel experimento raro de la FIFA en Brasil. El Timão llega a la cita japonesa con el objetivo de convertirse en el primer club de su país que logra dos veces el trofeo en su nuevo formato, si bien el São Paulo es la única institución brasileña que se ha proclamado tres veces campeón mundial entre éste torneo y la extinta Copa Intercontinental.

Ya el jueves y en el mismo horario, Monterrey y Chelsea pelearán por la otra plaza para la final. Los mexicanos, que ya participaron el año pasado -cayendo en cuartos ante el Kashiwa Reysol- buscan la gloria ante el poderoso campeón europeo, que llega con la baja de Oriol Romeu pero en pleno proceso de recuperación, como manifiesta un Fernando Torres enrachado que ha marcado 4 tantos en sus dos últimos encuentros.

El pronóstico es incierto. Si bien europeos y sudamericanos parten como favoritos, sus rivales tienen jugadores y experiencia suficientes como para ponerles en más de un aprieto, con el aliciente de una buena actuación que les abra las puertas no solo de la gloria a nivel global, si no también del reconocimiento y quizá incluso de un gran contrato en las grandes ligas de sus rivales. El balón ya echó a rodar, pero desde mañana sabremos quiénes pugnarán por la corona de campeón mundial de 2012. ¿Serán capaces esta vez Al Ahly y Monterrey de mostrarse como alternativas serias a sus poderosos rivales?

1 comentario:

nicolas161 dijo...

De todas formas, el campeón -como siempre- será el equipo europeo.

Vota al mejor jugador del mundo en: aquivotastu.blogspot.com